Noticias

[05/08/2008] USA Basketball
Una Australia sin Bogut le planta cara a EEUU
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte
USA Basketball 87 - 76 Australia

En este último partido de preparación antes de los JJ. OO. de Pekín, la selección norteamericana se ha encontrado un serio rival que ha demostrado que con una defensa seria se puede plantar cara al favorito más claro para la medalla de oro con permiso de España y Argentina.

A pesar de no contar con Andrew Bogut, lesionado en un tobillo, Australia estuvo muy atento en la defensa evitando los temidos contraataques de EEUU. Incluso estuvieron por delante en el marcador cerca del final del primer cuarto. La buena mano de sus tiradores, CJ Bruton, y la estrella del Panionios griego, Brad Newley, e incluso la del ex-NBA Chris Anstey, veterano pívot de 33 años, pusieron en aprietos buena parte del partido a los jugadores estadounidenses, que sólo pudieron despegarse en el marcador en el 2º y en el último cuarto en dos pequeñas rachas en las que desarbolaron a los australianos a base de contraataques.

Anstey finalizó con 13 puntos y 6 rebotes, Newley con 11 y Bruton, nativo estadounidese nacionalizado, también con 11. David Barlow encestó 2 triples para meter 12 puntos, y Patrick Mills, base suplente, de 19 años, descendiente de aborígenes australianos y enrolado en el equipo de una universidad norteamericana, otros 13 puntos.

Por parte de USA, tiraron bastante más de lo habitual del quinteto debido a la oposición de Australia. Dwyane Wade fue el máximo anotador del equipo con 22 puntos, LeBron James fue el que más jugó de todos y anotó 16. Carmelo Anthony luchó como ala-pívot anotando 13 puntos y capturando 10 rebotes. Kobe Bryant encestó 13 con 2 triples y Dwight Howard tuvo una menor actuación con 8 puntos sin fallo, 5 rebotes y 6 tiros libres fallados.

Del banquillo sólo Chris Bosh destacó con 9 puntos sin fallo en 10 minutos.

Las defensas zonales de Australia obligaron a USA a abusar del triple, lo que provocó un paupérrimo porcentaje, 3 de 18 en contraposición con el interesante 8 de 20 de los australianos. Tampoco los NBA destacaron en el tiro libre con un desastroso 60% (20 de 33)

Siendo el último partido de preparación, resulta que Estados Unidos, con toda su potencia, que es mucha, tampoco es para tanto. Esto significa simplemente que son candidatos para ganar, y no se les puede dejar un metro de espacio porque la pueden liar muy gorda, pero no van a arrasar.