Noticias

[01/11/2016] Mercado NBA
Renovaciones de última hora de miembros del Draft 2013. Jazz, Hornets, Thunder y Wolves se aseguran sus jóvenes.
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

El último día de plazo para firmar extensiones de contratos a miembros del draft 2013 que entran en último año de contrato resultó propicia para cinco jugadores que se añaden a Dennis Schroder, CJ McCollum y Giannis Antetokounmpo, los cuales habían renovado previamente.

Los dos primeros pertenecen a Oklahoma City Thunder, que no ha querido esperar a especular con el próximo mercado de verano, y han conseguido llegar a un acuerdo con dos titulares, Victor Oladipo y Steven Adams, para extender el contrato por 4 a ambos, aunque no lo hará con otro titular, de corte defensivo, Andre Roberson, que tendrá que ganarse la renovación en el próximo mes de julio.

Oladipo, 24 años y nº 2 del draft 2013, es el jugador elegido más alto que consigue esta extensión. 4 años y 84 millones a contar a partir de la próxima temporada. Llegado de Orlando Magic en la noche del draft junto a Ersan Ilyasova y los derechos sobre Domantas Sabonis a cambio de Serge Ibaka, se encontró pocas semanas después con la decisión de Kevin Durant de irse de la franquicia. Oladipo parte ahora como segundo de a bordo detrás de Russell Westbrook.

Curiosamente, es Steven Adams, de 23 años y nº 12 del draft, el que se lleva el mejor contrato de los dos, gracias a su buen papel en los pasados playoff como baluarte defensivo y fuerte personalidad que le llevó a promediar casi un doble-doble en 18 partidos. No obstante, sus 3 años en la franquicia ya le habían dado el puesto de pívot titular a pesar de su juventud en un equipo que lucha por ganar la Conferencia. Por todo ello, y porque va a ser el pívot del equipo en este nuevo ciclo sin Durant, se ha llevado 100 millones por los próximos 4 años. La franquicia se ahorra unos 10 millones en total por hacerlo ahora y Adams se quita el trasiego de tener que negociar el próximo verano por asegurar su futuro ya.

Con este movimiento, los Thunder se aseguran mantener el núcleo fundamental de la plantilla bien atada a la espera de cómo se desempeñe Andre Roberson en el año en el que se tiene que consolidar como titular.

 

Otra franquicia que ha asegurado la continuidad de un titular indiscutible es Utah Jazz, que ha llegado a un acuerdo con el pívot francés Rudy Gobert para extender su contrato por 4 años y 102 millones. Es la primera de la nueva época de renovaciones por las que los Jazz van a pasar ya que casi todos los jugadores importantes del equipo acaban su contrato este año o el siguiente.

Gobert, de 24 años, fue el nº 27 del draft y promedió el año pasado 9 puntos, 11 rebotes y 2 tapones por partido, aunque no ha conseguido todavía jugar playoff con su equipo.

 

Le llega el turno a Minnesota Timberwolves, que extienden el contrato a su actual ala-pívot titular, Gorgui Dieng, por 4 años y 64 millones. Dieng, senegalés de 26 años, es el mayor del grupo, elegido nº 21 del draft en una etapa convulsa del equipo, con muchos problemas de salud, donde este jugador ha emergido como un valor seguro que siempre está disponible. Este último año se ha visto obligado a jugar como ala-pívot para acompañar a Karl-Anthony Towns y su buen resultado ha conllevado el premio de esta renovación, que asegura a la franquicia mantener su bloque joven bajo contrato los próximos dos años.

 

Por último, y con el contrato más modesto de esta camada, llega el turno del pívot Cody Zeller, de Charlotte Hornets, nº 4 del draft. Los Hornets han conseguido retener a este joven pívot por 4 años más y 56 millones. La franquicia aún está en pleno progreso y Zeller aún no tiene su puesto de titular asegurado, ya que este año están intentando resucitar a Roy Hibbert. Zeller, que lleva dos años promediando 24 minutos por partido, ha mejorado hasta 8 puntos y 6 rebotes por encuentro, con un 50 % en tiros de campo.

Zeller, de 24 años, ha preferido asegurar su futuro con un decente contrato en un equipo de proyección a confiarlo todo a explotar durante este año en una plantilla muy coral con mucha competencia.

 

El resto de la hornada de 2013 tendrá que esperar hasta julio de 2017 para negociar renovaciones aunque ya se sabe que algunos han perdido ese tren, como Anthony Bennett, nº 1, que no superó los dos primeros años y ahora intenta ganarse contratos año a año en equipos en reconstrucción. Otros como Otto Porter, con los Wizards, Nerlens Noel, con los Sixers, Mason Plumlee, con los Blazers, o Alex Len con los Suns, no tendrán problema en conseguir nuevo contrato, sea allí o en otra franquicia.

Ben McLemore, Kentavious Caldwell-Pope, Michael Carter-Williams, Andre Roberson o Shabazz Muhammad también tienen posibilidades.

En un tercer grupo podemos incluir a Tiimothy Hardaway, Kelly Olynyk, Tony Snell y Trey Burke, como suplentes de cierta calidad que todavía tienen mucho que decir.

Y después ,hay casos como los de Solomon Hill, que tras tres fluctuantes años, vio como no le ejercían la opción por el 4º año de contrato, teniendo que reivindicarse en playoff con los Pacers, lo que le permitió ganarse antes que ninguno de su promoción, un largo contrato de 4 años con los Pelicans, que ya disfruta.

No obstante, también podemos contar casos de jugadores de esta promoción que ya están en la NBA, como Shane Larkin, que prueba este año en la ACB con el Barcelona, Sergey Karasev, que está en San Petersburgo, Nemanja Nedovic, en el Unicaja Málaga o Livio Jean-Charles, que tras esperar 3 años para dar el salto a la NBA, se ha encontrado con que los Spurs le han regalado dos años de contrato garantizado que podrá disfrutar en su casa, ya que no se ha ganado el puesto.

 

De los elegidos en 2ª ronda, cabe destacar a la primera elección, Allen Crabbe, que se acaba de ganar un millonario contrato con los Blazers y el puesto de alero titular. Alex Abrines, 2ª elección, ha retrasado su entrada hasta este año, y comienza su andadura NBA con tres años garantizados. Del resto superviviente en la NBA, ninguno tiene garantizado más allá de este año.