Noticias

[04/02/2014] Rumores NBA
Pau Gasol no jugará hasta después del All Star. Los Suns se plantean pujar por él.
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

La franquicia angelina tiene muchos frentes abiertos.

Por un lado, está el hecho de que, al estar plagados de bajas, aunque Pau Gasol está cogiendo la forma y su último mes ya parece otro jugador distinto al de los últimos dos años, han encontrado su límite, que es luchar para morir en la orilla. No consiguen ganar y el objetivo de mantenerse lo más cerca de puestos de playoff esperando tener a Kobe Bryant listo para aportar es cada día más sentido como imposible.

Además, Pau Gasol, que lleva 10 partidos arrastrando un problema en la ingle, tiene que parar para evitar males mayores, por lo que se ha sometido a una inyección de plasma en la zona afectada para acelerar la recuperación. Tampoco Kobe Bryant estará listo para antes del All Star. Quienes sí parece que estarán por fin son los tres bases del equipo, Steve Nash, Jordan Farmar y Steve Blake. Nash parece que ya consigue entrenar con normalidad, sin dolores, tras su intenso tratamiento para paliar el pinzamiento nervioso en su zona lumbar. Es un hecho que no hay manera de juntar durante un tiempo seguido un grupo suficientemente potente para cambiar el curso de los acontencimientos.

Debido a ello, y con la temporada ya en su segunda parte, a punto de llegar el All Star, Los Angeles Lakers se están haciendo conscientes de que, sin el objetivo primario manisfiestamente inviable, toca cambiar la estrategia. Pagar lujo, sí, mantener bloque, sí, pero sólo si los playoff son viables. Si no lo son, es tontería mantener el bloque.

Así pues, la fecha límite del 20 de febrero vuelve a ser un objetivo en sí mismo. Traspasar a su mejor activo sano, liberar salario, rebajar multa y conseguir rondas o jugadores de futuro, gana presencia como estrategia a seguir por parte de la gerencia laker.

Esta nueva línea va a depender muy mucho del interés de otras franquicias y aunque varios equipos están pendientes de lo que pueda ocurrir para sacar tajada, ya hay un equipo que ha dejado caer su interés: Phoenix Suns.

La franquicia de Arizona, una de las revelaciones de la temporada junto con su primerizo entrenador Jeff Hornacek, está bien situado en puestos de playoff del Oeste pero parece que les interesa ganar una pieza para intentar, al menos, luchar por el factor cancha en primera ronda. Su zona más débil es la pintura y ahí es donde Gasol entra en escena.

Los Suns mucho margen salarial para asumir el contrato de Gasol, incluido su 15% de plus por traspaso que recibiría el jugador, poniéndole en más de 20 millones de salario. Para los Suns es un movimiento a corto plazo, aunque, en función de los resultados a final de temporada, no sería raro que le ofrecieran una renovación en caso de obtener sus servicios.

¿Qué pueden ofrecer los Suns en contrapartida? Aunque haya margen salarial, no pueden asumir los 19'7 millones (+ el 15%) sin más, porque superarían el Límite Salarial. Están unos 10 millones por debajo. Sin embargo, gozan de un activo económico, que no deportivo, para negociar traspasos: Emeka Okafor, que llegó vía traspaso a los Suns pocos días antes del comienzo de la temporada. El pívot, lesionado en la zona cervical, no jugará en toda la temporada pero su sueldo es de 14'5 millones, lo que supone una base muy interesante para un intercambio.

No es probable que pueda hacerse un cambio directo. Los Lakers quieren reivindicar el valor deportivo de Gasol y no están dispuestos a que el traspaso se vea como algo meramente económico y de futuro, renunciando a todo presente. Los Suns tienen que ver qué están dispuestos a dar a nivel de jóvenes o rondas, para que un traspaso pueda cuadrar.

Para los Lakers, un intercambio podría suponer, si se ajusta bien, que llegaran a no tener que pagar el impuesto de lujo por primera vez en mucho tiempo. De todas maneras, este obligado parón de Gasol complica las negociaciones, debido a que los Suns no quieren avanzar hasta asegurarse de que el español está sano. Con suerte, podría volver el día 19 de febrero contra los Rockets, un día antes del deadline.

En conclusión, los próximos 15 días van a ser una fuente de rumores incesante y hay fuentes de la liga que indican que se espera un "epic trade" para este final de periodo de traspasos. Tener exceso de expectativas no es bueno. No será la primera vez que decepcione un mercado del que se esperaba mucho pero es bastante posible que haya opciones de varios acuerdos entre equipos que hacen ajustes para mejorar en playoff como de equipos que deciden reconstruir o ya están en esa fase y tienen jugadores válidos que no encajan en ese proceso.

Por otro lado, lo difícil puede ser hacer el primer traspaso grande. Es una decisión difícil de tomar. Pero si llega a ocurrir, no sería nada raro que pudiera haber una reacción en cadena por parte de otras franquicias para adaptarse al primer movimiento. Curiosamente, esta situación retrotrae al que fue el anterior traspaso de Gasol, en 2008, del que se acaban de cumplir 6 años hace 3 días. Tras aquel traspaso, llegó el de Shaq, curiosamente, a Phoenix, por aquel entonces aspirante al título en la era D'Antoni, para ganar presencia interior en el Oeste. Y siguió con la marcha de Jason Kidd a Dallas desde New Jersey, otro movimiento de Este a Oeste, muy polémico por haber regalado dinero a un jugador retirado como Keith Van Horn para cuadrar el traspaso, lo que supondría un cambio futuro en la norma para evitar estos casos. También hubo de Oeste a Este, con un Mike Bibby todavía importante, yéndose a Atlanta para llevarlos a playoff por primera vez en mucho tiempo.

La cosa no acabó ahí, los entonces campeones, los Spurs, del Oeste, obtuvieron a Kurt Thomas, y el día del deadline, hubo un traspaso de hasta 11 jugadores entre Cavs, Bulls y Sonics. Todo en 20 días.

Otra reflexión de ello es que, en estos traspasos, estuvieron implicados jugadores que influyeron en futuras consecuciones de campeonatos: Lakers (anillos en 2009 y 2010) y Dallas (anillo en 2011) pero también Miami, (anillo en 2012 y 2013, algo que les quedaba lejos aún pero ese traspaso fue el comienzo de la liberación de contratos de cara al futuro fichaje de Lebron y Bosh), lo que indica que los grandes traspasos suelen tener consecuencias directas, a corto o a medio plazo.

En la NBA, lo deportivo prima, sobre todo en las finales, pero un deadline es también uno de los mayores atractivos de esta competición. A ver cuánto juego da este año.