Noticias

[27/05/2007] Mercado NBA
Olajuwon convece a Mutombo para seguir jugando
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte
Dikembe Mutombo , jugador de Houston Rockets, acabó muy decepcionado por el rol que tuvo en los play off después de haber demostrado a todos que podía seguir siendo un jugador muy válido como pívot defensivo cuando durante la temporada tuvo que salir 33 partidos como titular debido a la lesión en el pié de Yao Ming .

Mutombo, de 40 años, consiguió unas medias de 3'1 puntos, 6'5 rebotes y 1 tapón en 17 minutos por partido durante los 75 juegos que participó en la Regular Season. Sin embargo, como titular, durante los 33 patidos, se elevó a 4'9 puntos, 10'4 rebotes y 1'45 tapones en 27 minutos de media. Esta situación le animó a continuar un año más y así lo dejó caer a los medios de comunicación poco antes de los play off.

A pesar de su trabajo, sólo disfrutó de unos míseros 5 minutos por partido durante la primera ronda contra los Jazz, absorbiendo Yao Ming toda la responsabilidad.  Por ello, se planteó que era mejor dejarlo. Ya había demostrado que podía pero no le iban a dar cancha.

Entonces, Jeff Van Gundy fue despedido de los Rockets, y llegó Rick Adelman en su lugar. Entonces, vino una cena del congoleño con Hakeem Olajuwon . Éste le animó a seguir jugando y le valoró su trabajo. Mutombo se alegró por este reconfortamiento y, después de hablar con su esposa e hijos, y su hermano, éstos le animaron también a seguir. Por tanto, decidió hablar con el dueño del equipo y le hizo saber que, a pesar de ser agente libre, por su cabeza sólo pasa continuar si es en Houston. En esta misma línea, Adelman, que está empezando a valorar la plantilla y las posibilidades que tiene, comentó que el trabajo de Mutombo en defensa el año pasado es algo que es obligado evaluar.

Así pues, es probable que Mutombo regrese como escudero de Ming un año más, que sería el cuarto. Incombustible, el africano. Seguiremos viéndole jugar y disfrutando de ese meneo del dedo índice de su mano derecha después de poner un tapón diciendo al público "not in my house".