Noticias

[30/08/2020] Actualidad NBA
Nate McMillan: "Soy el responsable por no conseguir pasar de 1ª ronda en los últimos años"
Por Alberto Mora Snchez @ultimatenba | @dennis_mora91

Nate McMillan ya es pasado en Indiana Pacers pero después de la extraña manera de terminar era interesante escuchar lo que tenía que decir al respecto y en una entrevista para J. Michael de un medio local, Indystar, dejó muchas citas interesantes.

Con un balance de 3-16 en playoffs en sus cuatro temporadas como entrenador jefe y cayendo por la vía rápida ante Miami no podía echar balones fuera y ha tomado la responsabilidad de lo ocurrido, no pasar de primera ronda, siendo barridos en 3 de las 4 eliminatorias. Eso sí, sabe que las circunstancias en alguna de esas series fueron atenuantes, como el caso de la lesión de Victor Oladipo la pasada temporada ante Boston Celtics o la de Domantas Sabonis y Jeremy Lamb en ésta junto con multitud de lesiones de otros jugadores que no le permitieron tener una continuidad.  

"Es mi responsabilidad, independientemente del número de lesiones que hayamos tenido. La organización quería cambiar de rumbo y lo entiendo". 

Cuando el equipo comenzó a entrenar, antes de ir a Orlando, Nate se encontró con la difícil situación en la que se puso Victor Oladipo cuando declaró que no sabía con seguridad si estaría en el renicio. Se estaba entrenando con el equipo y fue a Orlando pero le surgieron dudas de si estaría en las condiciones adecuadas para jugar.

"Había hablado con Víctor y sabía que iba a ir a Orlando. Eso es todo lo que sabía. Eso es lo único en lo que me centré. Se estaba ejercitando tan duro como cualquiera de nuestro equipo en lo que respecta a su entrenamiento. Cuando lo vi entrenar, no había nada que me dijera o mostrara que no iba a jugar. No hubo ningún contratiempo. No se me ocurre por qué dijo eso. Tal vez estaba un poco nervioso por el reinicio de la temporada. Estoy seguro de que estaba nervioso por el parón, el reinicio y lo importante que sería".

Éste sería el primer contratiempo, después llegaria la lesión de Domantas, una fascitis plantar que lo dejaría fuera, e incluso se tuvo que marchar de la burbuja en busca de una segunda opinión médica. El tercer contratiempo llegaría antes del inicio de los playoffs cuando salieron algunos rumores de que su puesto estaba en peligro. Para acallar estos rumores llegó la polémica extensión de contrato. Realmente lo que ocurrió fue que desde la gerencia se optó por confirmar el contrato de la temporada 2020/21 el cual no estaba garantizado, ofreciéndole un año más opcional. Las aguas volvieron a su cauce y con ello cierta seguridad sobre su continuidad en el banquillo. 

Y llegó la serie ante Miami Heat. En los últimos 8 partidos de la temporada en la burbuja de Orlando se enfrentarían dos veces con una victoria para cada equipo, con la victoria de Indiana Pacers irrelevante al tratarse de un partido donde jugaron los suplentes de ambos equipos. Prácticamente desde que se reinició la temporada todo hacía indicar que el enfrentamiento de primera ronda sería contra Miami Heat, como finalmente fue. Esto, aunque parezca un hecho sin importancia, ha sido un factor crucial en la decisión final de terminar la relación con Nate pues durante la serie se vio un equipo sin respuesta a todo lo que planteaba Erik Spoelstra sobre la pista pese a haber tenido tiempo suficiente para preparar mejor los partidos y mostrar al menos una mejor cara pues en ninguno de los cuatro partidos los Pacers dieron la sensación de poder ganar al menos uno. En todos los partidos faltó mucha imaginación en el ataque de Indiana, la única solución que planteaba Nate McMillan era jugar con aclarados para Malcolm Brogdon, Victor Oladipo y TJ Warren, pero eso, ante una defensa tan bien montada como la de Miami era casi una muerte anunciada. Sin ataque estático, la otra vía para conseguir canastas era defender fuerte y salir en trancisión pero nuevamente se encontró con un ataque bien llevado por Miami, con Goran Dragic rejuvenecido y siendo una verdadera pesadilla. Esa falta de imaginación fue lo que colmó el vaso de la paciencia del propietario Herb Simon que quería cambiar el rumbo y Kevin Pritchard actuó pese a la "extensión" de semanas atrás, comunicándole un par de días después de la eliminación que no continuaría como entrenador jefe. 

"A veces es momento de cambiar y lo entiendo. Yo mismo era conciente al principio de esta temporada y durante la misma que si no superaba la primera ronda, otro tenía que tener la oportunidad de hacerlo y esto mismo se lo dije a la organización. Cuando a principios de Julio me ofrecieron prórroga del contrato, la única razón por la que firmé fue porque pensé que íbamos a pasar de la primera ronda. En ese momento tenía a mi equipo sano".

 Ésta es la historia de Nate McMillan en Indianapolis donde ha pasado los últimos 7 años de su vida ganándose el respeto de todos pero con un punto de mala suerto que no le ha ayudado a conseguir ciertos objetivos para sobrevivir en un mundo donde los resultados lo son todo. Ahora parece que se tomará un descanso para disfrutar de su nieto al que aún no conoce y también tiene pensado centrarse en las próximas elecciones de Estados Unidos, donde, con todo lo acontecido, se juegan mucho.