Noticias

[28/06/2014] Actualidad NBA
Miami se queda sin jugadores. El Big Three se sale del contrato
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

Tiempos modernos en la NBA. Los grandes jugadores han entendido que si quieren ganar, tienen que ceder a nivel económico para ganar a nivel colectivo.

LeBron James jugó a nivel de MVP en las finales pero su equipo no pudo hacer nada. Habló con sus compañeros del Big Three, Dwyane Wade y Chris Bosh sobre sus intenciones así como con Pat Riley para ver las posibilidades de la franquicia de cara al mercado del año que viene.

Los tres jugadores tenían hasta el 30 de junio para decidir sobre sus dos próximos años de contrato, de 20 y 22 millones de dólares en sueldo. LeBron tomó las riendas y fue el primero en dar la oportunidad al equipo al salirse de su contrato para liberar salario y ofrecer flexibilidad de negociación.

Wade y Bosh tardaron un par de días en recapacitar pero, en la tarde del sábado, han anunciado que secundarán a LeBron y también se saldrán del contrato, dándole plena libertad a Riley para trabajar este verano en atraer jugadores que mantengan el nivel alto de la franquicia.

El que ha sorprendido es Udonis Haslem, con un año casi marginal y otro año de contrato de 4'6 millones por delante, se ha salido también del contrato ayudando a que sólo quede Norris Cole, y su bajo contrato rookie, como jugador con sueldo en vigor para el año que viene. Haslem quiere ser recompensado con un contrato multianual que supere, en total, el sueldo al que renuncia pero rebajándose el monto anual. Se calcula que 3 años y alrededor de 8-9 millones, dándole a los Heat casi 2 millones más de margen con respecto al sueldo que renuncia.

Ahora le toca a Riley, que va a tener una situación aún mejor que la que tuvo en 2010 pero lo hecho por el trío estrella era impensable en la NBA hace 10 años. Algo está cambiando, no porque sean los primeros, que no lo son, pero sí destaca el hecho por la reacción ante la derrota, la asunción clara y pública de que necesitan algo más para ganar, de humildad ante ese hecho y de que la ambición deportiva sea superar a la económica.