Noticias

[14/02/2017] Mercado NBA
Los Raptors consiguen a Ibaka para aspirar a todo en el Este
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

En la tarde del día 14 de febrero, Toronto Raptors y Serge Ibaka han iniciado una relación que esperan fructifique más allá del resto de la temporada.

Orlando Magic, que había adquirido en la noche del draft 2016 a Ibaka a cambio de ofrecer a Victor Oladipo, el pick 11 que fue posteriormente Domantas Sabonis, y Ersan Ilyasova (que acabó en los Sixers al poco de comenzar la temporada), esperaban mucho más de esta temporada pero están penúltimos de Conferencia Este. Aún están en la lucha por los playoff por la igualdad existente en esa conferencia, con 8 equipos en un abanico de 6 partidos de diferencia para dos puestos pero no parece probable que a la larga se vayan a mantener ahí si no hay un cambio de ritmo claro en el equipo de Frank Vogel.

Por ello, y con la mala expectativa de tener que renovar a Serge Ibaka el próximo verano, han decidido terminar el experimento de juntar tanto talento interior cuanto antes. Según informó primero, cómo no, Wojnaroroski, mandan a Ibaka a Toronto a cambio del alero Terrence Ross y una 1ª ronda de 2017. Toronto disponía de dos rondas, la propia y la de los Clippers. Orlando se quedará con la peor de las dos. Ambas están proyectadas que serán primeras rondas bajas puesto que ambas franquicias están 4ª y 5ª en sus respectivas conferencias, así que dará un poco igual cuál caiga ya que rondará el puesto 20-25.
 

Los Magic habían desplazado a Aaron Gordon al puesto de alero para hacer hueco a Ibaka. Jeff Green, Nikola Vucevic y Bismack Biyombo eran otros jugadores con vitola de titulares para dos puestos. Con este movimiento, recuperan un cierto equilibrio con Gordon volviendo a su puesto natural, Green manteniéndose como combo-forward y el nuevo añadido Ross dando profundidad al puesto de escolta-alero, con Vucevic y Biyombo repartiéndose las tareas de pívot.

Económicamente, se quitan este año 2'25 millones, alejándose un poco más del impuesto de lujo, que dejan a 10 millones de distancia, cargándose de cara a los años siguientes con los 21 millones restantes del contrato de Ross. No obstante, Ibaka hubiera pedido el doble de sueldo anual y por más años. Con Green y Jodie Meeks terminando contrato y liberando 21 millones, tendrán margen en el mercado para trabajar. Podrían liberar 4 millones más si cortan al veterano CJ Watson, cuyo contrato sólo está garantizado en un millón.

Ross, de 26 años, es un anotador, ágil, buen matador, buen tiro de tres, nº 8 del draft 2012 elegido por los Raptors, se ha convertido en el 6º hombre por excelencia del equipo, que lo premió con una extensión de contrato por tres años hace dos veranos, a falta de un año para terminar su 1º contrato. Ross nunca ha conseguido el puesto de titular en los Raptors, al tener a DeMarr DeRozan delante en el puesto de escolta y a DeMarre Carroll en el de alero. En los Magic, tendrá una oportunidad de oro de intentar ser alero titular. Puesto por el que peleará con Jeff Green y Mario Hezonja, y tomar minutos del puesto de escolta tras Evan Fournier. En los tres últimos años ha promediado 10 puntos por partido en 25 minutos por encuentro.

 

Los Raptors, por su parte, reciben en Ibaka un ala-pívot titular indiscutible, que puede ayudar a Valanciunas en defensa así como abrir el campo en ataque. Ibaka ha progresado mucho en el tiro exterior, habiendo metido este año 83 triples con un 38'8%, mejorando sus registros en su etapa Thunder. También está igualando su mejor temporada anotadora de su carrera, con 15 puntos por partido, acompañado de 6'8 rebotes y 1'61 tapones.

Con Ibaka, de 27 años, pretenden disputarle el reinado del Este a los Cavs, aunque Wizards, Celtics y Hawks no se lo pondrán fácil.

El nuevo quinteto quedará en Lowry-DeRozan-Carroll-Ibaka-Valanciunas. Con la marcha de Ross, la rotación se queda algo desnuda, con exceso de bases y jugadores interiores. No sería de extrañar que Patterson o Sullinger, que terminan contrato, puedan entrar en el mercado en la búsqueda de un sustituto para Ross. Sin embargo, algo que no sea caro, puesto que, si todo sale bien e Ibaka encaja, los Raptors podrán ofrecerle un gran contrato, aprovechando que tendrán cerca de 20 millones de espacio salarial. Podrán hacerlo porque tienen los derechos Bird y podrán superar el límite salarial, pero hay que contar con que Kyle Lowry, que cobra casi lo mismo que él ahora mismo, 12 millones de dólares, puede salirse de su contrato y lo va a hacer casi seguro, por lo que ambos pueden renovar al alza pensando en el rango de 20 millones de sueldo por temporada. Los Raptors, por mantener el proyecto, se van a acercar mucho al impuesto de lujo, algo que merecerá la pena si se convierten en aspirantes claros y no sólo animadores de playoff. Ibaka trae experiencia en rondas avanzadas que Brett Brown espera que ayuden mucho al equipo.