Noticias

[28/06/2017] Mercado NBA
Los Knicks se quitan de encima a Phil Jackson
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

Se acabó. La historia ha llegado a su fin. El esperpento que estaba ocurriendo en la gerencia de New York Knicks tenía que romper por algún lado y, como suele ocurrir, se ha roto por el eslabón más débil, en este caso, el lado de Phil Jackson.

El pulso que Jackson estaba llevando contra su propio equipo rozaba ya lo absurdo. La franquicia de la Gran Manzana se veía ya como un lugar sin gobierno, sin dirección, sin objetivo pero, sobre todo, sin solución.

Por ello, James Dolan está sopesando, y parece que se publicará a lo largo de la mañana del miércoles, según informan los medios más influyentes, la salida de Phil Jackson como única solución a este embrollo.

Se podía entender que Jackson tuviera sus más y sus menos con Carmelo Anthony. Después de todo, el veterano alero tiene bastantes detractores por muy bueno que sea. El hecho de que Melo tuviera en vigor una cláusula para no ser traspasado si no quiere, hacía la situación insostenible. Lo que no se entendía ya es el problema creado con la nueva estrella Kristaps Porzingis. Que estuviese evaluando opciones de traspaso por el jugador letón ya no hacía ninguna gracia. Ahora bien, la gota que colmó el vaso para el dueño es que, si Melo no quiere ser traspasado y Jackson no lo quiere, la opción más radical es recibir un despido íntegro. 53 millones por pagarle, sin sacar nada a cambio de una estrella consolidada. Era demasiado. Era un Phil Jackson o Melo. Y se han quedado con Melo, claro. Y Porzingis.

Y es que tito Phil, después de todo, no tenía intención de seguir cuando se acabase su contrato dentro de 2 años. Así que la decisión se ha hecho perfectamente lógica. Puede que Jackson tuviese razón y todo pero ¿cómo vas a dejar que tome una decisión tan radical si no va a estar aquí para comandar el cambio a largo plazo que va a suponer?

De hecho, tanto Dolan como Jackson tenían la mutua opción de salirse del contrato al final de esta temporada. Llegado este punto, Dolan lo va a ejercer y evitar un abismo que sólo puede perjudicar más aún a la franquicia.

Los tiempos de Jackson se han terminado. Siempre será el entrenador de Michael Jordan y Kobe Bryant, con los que ganó 11 anillos. Pero esta mancha en su expediente se tardará en olvidar. El personaje le terminó devorando. Aunque pudiera tener razón en el fondo.