Noticias

[06/06/2012] Mercado NBA
Los Knicks intentarán retener como sea a Jeremy Lin
Por Juan Luis Ocampos @ultimatenba | @enletrabordada

Jeremy Lin tiene un futuro cuanto menos confuso. Se convertirá en agente libre el próximo 30 de junio y los pretendientes se le acumulan en la puerta. Incluso se ha especulado con la posibilidad de que sea el propio Lin quien prefiera abandonar New York, con el objetivo de ser la auténtica estrella en otro equipo donde no esté eclipsado por Carmelo Anthony o Amaré Stoudemire

Ante este panorama, los Knicks ya han empezado a moverse, y el recién renovado Mike Woodson quiere contar con el jugador de origen asiático de la manera que sea. Ahora mismo es nuestro base titular para la temporada que viene. No hay duda alguna sobre eso. Siempre he pensado que cuando un jugador titular se lesiona, no tiene por qué perder su lugar. Lo mejor es darle la bienvenida cuando se recupere y hacerle entrar rápidamente en la dinámica de grupo”, matizaba Woodson para ESPN Radio.

El problema de fondo radica en la renovación del contrato. Es cierto que los Knicks son el equipo que tiene ganado el primer lugar para quedarse con el base, y ése es el resquicio que van a aprovechar para retener a Lin, tal y como señaló Woodson: “Le haremos ponerse el uniforme de los Knicks, le daremos la bola y tendrá la confianza que necesite”.

El entrenador de New York tiene claro que Lin es esencial para mantener una solidez en la configuración del núcleo del equipo, dándole la manija del juego. Sin embargo, el que no parece tenerlo tan decidido es el propio Lin.

Sin embargo, hay un problema mayor. El nuevo convenio cambió las especificaciones por las que los jugadores cuyos contratos fueron rescatados tras ser cortados, ya no podían mantener las condiciones anteriores de cara a una posible renovación. En el anterior convenio, El contrato de Lin supondría que dispondría de los Early Bird Rights, como jugador de 2º año, y los Knicks podrían intentar renovarlo, sin usar las excepciones salariales. El nuevo convenio invalida esa prebenda. Pretende que las condiciones del contrato rescatado sean diferentes a las del contrato original.

Tanto el contrato de Lin como el de Steve Novak fue rescatado dentro del plazo de 48 horas por los Knicks tras ser cortados por sus anteriores equipos, los Rockets y los Spurs, respectivamente. Eso significa que, en el caso de Lin, siendo jugador de 2º año, los Knicks pueden tenderle una Qualifying Offer y retener sus derechos, al tiempo que el máximo salario que podría recibir es de 5 millones y nadie podría ofrecerle más, ya que la "Gilbert Arenas Provision" fue creada para impedir que los equipos con jugadores de menos de tres años en la liga, no drafteados o elegidos en 2ª ronda del draft, no puedan competir salarialmente para renovarlos al no estar todavía disponible los Bird Rights, que se generan tras tres años de un mismo contrato. Esta situación no varía en ningún caso. Lo que sí varía es el método de renovación, que es la obligación del uso de las excepciones salariales para esta renovación.

Para los Knicks no es cosa sencilla. Una Comisión de Arbitraje, tras presión de la Asociación de Jugadores, decidirá el 13 de junio si esas condiciones vuelven a cómo eran en el anterior convenio o se mantienen en el modo actual. Esta disyuntiva no había ocurrido hasta ahora porque no era esperable que se diese una situación de explosión deportiva inesperada de un jugador como Lin y pone de manifiesto la injusticia por la dificultad para el equipo que lo tiene de poder tener armas competitivas para renovarlo. Se considera el mismo tipo de injusticia por la que se crearon los derechos Bird, que permiten que los equipos tengan las mejores opciones de renovar a sus jugadores y evitar la fuga de estrellas por una competitividad salarial mayor momentánea de otros equipos cuando un jugador termina contrato.

Si la decisión es continuar con el actual sistema, entonces los Knicks, al estar por encima del Límite Salarial tendrían que usar la mid-level exception de 5 millones para intentar renovarlo gastando una excepción que podría usarse con otros jugadores. Con Novak, por su veteranía, la situación sería ligeramente diferente porque no pueden retener sus derechos, pero el caso sería igual. Tendrían que ofrecer alguna de sus excepciones salariales para renovarlo en lugar de un ofrecimiento progresivo del 175% de su último salario (992 mil dólares cobró), sin usar dichas excepciones.


Los Knicks, de cara al año que viene, tienen garantizados casi 60 millones en salarios de sólo 6 jugadores. Eso supone estar, como mínimo 2 millones por encima del Límite Salarial del curso que termina. A principios de julio se determinarán las nuevas cifras del Límite Salarial que afectará la temporada que viene.