Noticias

[07/01/2014] Mercado NBA
Los Cavs se hacen con Luol Deng y se libran de Bynum
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

El equipo de Cleveland Cavaliers tenía claro que Andrew Bynum tenía que salir sí o sí. Le firmaron un contrato de 12 millones por un año, con opción a otro más, pero sólo tenía 6 millones garantizados hasta el 7 de enero. Las dudas sobre el estado de su rodilla permitieron ese contrato. Aunque Bynum ha tenido algunas actuaciones destacables, los Cavs decidieron que no iba a ser el pívot estrella que podría ser y era una pérdida de tiempo seguir la relación con el jugador con un sueldo tan alto. Tan mal fueron las cosas al final que hasta lo suspendieron por un partido y dejaron caer que a Bynum ya no le gusta el baloncesto, acusándole de mala actitud.

Desde entonces, han estado vendiéndolo a toda franquicia que se preste. Después de todo, Bynum es un buen pívot que puede aportar en un momento dado. Sin embargo, el negocio no estaba en su aportación deportiva, sino en que podía ser cortado y ahorrarse 6 millones de dólares.

Los Lakers estuvieron negociando duramente pero quisieron algo más que un rendimiento económico, puesto que el atractivo central se trataba de envíar a Pau Gasol y sus 19 millones de dólares a Cleveland a cambio de Bynum y sus 6 millones. Por el estado de la franquicia con respecto al impuesto de lujo, se podrían ahorrar hasta 20 millones de dólares en multa. No obstante, querían más, algún jugador joven o una buena ronda para renunciar a Gasol. Y los Cavs no transigieron por ahí.

Por ello, los Cavs tenían que seguir negociando con otras franquicias igual que Lakers lo estaban haciendo. Y por ahí aparecieron los Chicago Bulls. Luol Deng y los Bulls estaban en negociaciones desde hace muchas semanas para una extensión de contrato. Deng vio como Josh Smith conseguía el pasado verano un contrato de 14 millones anuales en Detroit y él quería algo similar pero los Bulls sólo le ofrecieron 3 años a 10 millones anuales, bastante menos de lo que cobra ahora. Con los problemas de futuro respecto al estado de Derrick Rose, los Bulls no estaban dispuestos a hipotecarse por un jugador titular de gran nivel pero no líder.

Por ello, para Chicago, entrar en la negociación con los Cavs era fundamental para dar un cambio de rumbo. Ya que no pueden mantener la estructura con un sistema económico controlado, mejor que se vaya el activo antes de que pierda por nada. Aun así, aseguran que el movimiento, aunque fundamentalmente económico, no significa que tiren la temporada.

El acuerdo ha sido así: los Bulls envían a Luol Deng a Cleveland a cambio de Andrew Bynum, 2ª futuras segundas rondas originales de los Blazers de 2015 y 2016, una 1ª ronda original de los Kings (protegida top 12 en 2014 y top 10 hasta 2017) y el derecho de intercambio de la 1ª ronda de 2015 (protegida top 14)

Los Bulls consiguen rondas futuras y además, rebajan en 8 millones su Salary Cap, dejando de tener que pagar el impuesto de lujo, objetivo económico fundamental del movimiento. A Bynum lo cortarán antes de las 4 pm (hora USA) para que no tengan que pagarle el contrato íntegro.

Los Cavs, por su parte, consiguen un alero de 1º nivel, con el que subirán la calidad del equipo. Dentro de la Conferencia Este, el nivel tan bajo hace que hasta el penúltimo esté teniendo opciones de entrar en playoff. Los Cavs se encuentran sólo a 3 partidos del 8º puesto y quieren luchar. Ahora les quedará un quinteto así: Kyrie Irving - Dion Waiters - Luol Deng - Tristan Thompson - Anderson Varejao. Desde el punto de vista económico, con sus estrellas jóvenes aún en contrato rookie, están todavía lejos del impuesto de lujo, por lo que pueden absorber el contrato de Deng e incluso ofrecerle una extensión de contrato.