Noticias

[09/05/2012] Actualidad NBA
Los Bobcats buscan entrenador mientras esperan la lotería del Draft
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte
Charlotte Bobcats es el peor equipo de la historia NBA.

Tiene su razón de ser porque su propietario, Michael Jordan, en un intento de abaratar costes y comenzar de nuevo, se ha cargado todo el grupo que llevó a la franquicia a su mayor cota en su corta historia, la 1ª ronda de play off de hace dos años.

Pero esa cota parecía el techo de este equipo. Altos salarios, cambio de convenio, jugadores maduros... todo se traduce en pérdidas. Hora de volver a empezar.

Tras la despedida de Paul Silas, poco después de casi llegar a las manos con un candidato a ser despedido mediante la cláusula de amnistía, Tyrus Thomas, comienza la búsqueda de un nuevo entrenador para un nuevo proyecto. Todo dependerá de la lotería del draft, que se celebrará el 30 de mayo.

Los Bobcats tienen un 25% de probabilidad de llevarse el nº 1, y se espera que sea Anthony Davis, el interior de Kentucky, el elegido. Pero para eso les tiene que tocar la lotería y, aunque sea el equipo con más probabilidad, no es algo que ocurra tan a menudo como cabría esperar.

Por ello, la búsqueda del nuevo entrenador no se terminará hasta después de la lotería del draft, sabiendo qué proyecto se tiene entre manos. Más allá del nº 4 no pueden tener puesto que el sorteo es para los tres primeros números y el resto se ordena en base a la clasificación inversa.

Según las informaciones de los últimos días, estos nombres han salido a la palestra para ser entrevistados en las próximas semanas:

Mike Malone. Es el primer entrevistado (ayer martes) y un candidato claro a ascender a entrenador jefe tras varios años como asistente principal. Actualmente es asistente defensivo de Mark Jackson en Golden State Warriors. El año anterior estuvo en New Orleans Hornets como asistente defensivo de Monty Williams y también presume de 5 años en Cleveland Cavaliers, en la etapa más exitosa de la franquicia, llegando a la final en 2007. Una prueba de su prestigio es que su sueldo anual, 750 mil dólares, es el más alto de todos los asistentes de la liga.

Brian Shaw. Actual asistente de Frank Vogel en Indiana Pacers, no podrá ser entrevistado hasta que los Pacers acaben su participación en la liga. Anoche culminaron la eliminación en 1ª ronda de Orlando Magic por lo que la entrevista a Shaw deberá esperar un tiempo. Shaw fue asistente mucho tiempo de Phil Jackson en Los Angeles Lakers pero, tras la retirada de éste, Shaw no fue elegido como sucesor para mantener el estilo del triángulo ofensivo y la directiva apostó por un cambio de método con Mike Brown, antiguo entrenador de Cleveland Cavaliers.

Patrick Ewing. Muy amigo de Michael Jordan. Jugador de la misma generación, laureado pívot de New York Knicks entre los 80 y los 90. Lleva siendo asistente en Orlando Magic desde 2007 y no oculta su interés por ser entrenador jefe desde hace bastante tiempo. Los Bobcats podrían ser su primera oportunidad. No hay fecha para su entrevista pero los Magic fueron eliminados anoche, con lo que es cuestión de tiempo que se fije una fecha.

Stephen Silas. El hijo del último entrenador  es otro candidato a suceder a su padre. Para su padre trabajó en los Hornets cuando estaban en Charlotte y en los Cavs en los comienzos de LeBron James. También fue ojeador para Washington Wizards. En los últimos 4 años era asistente en los Warriors antes de desembarcar en los Bobcats. Carrera muy similar a Mike Malone que lo sustituyó tanto en los Cavs como en los Warriors.

Steve Clifford. Compañero de Ewing como asistente en Orlando, lleva también desde 2007 en la franquicia. Anteriormente fue asistente en Houston Rockets del hermano de Stan Van Gundy, Jeff Van Gundy, entre 2003 y 2007. Comenzó su carrera como asistente a principios de la década pasada, en New York Knicks. Como Ewing, ya está libre para fijar su fecha de entrevista. Fue uno de los candidatos finales a ser entrenador jefe de los Hornets, antes de ser elegido Monty.

Mike Dunlap. El actual asistente del Saint's John University, con un largo historial NCAA, y dos años como asistente de George Karl en Denver Nuggets entre 2006 y 2008 es otro candidato para entrenar a un equipo joven. Es uno de los últimos en ser incorporados a la lista de futuros entrevistados.

Nate McMillan. Tras un largo periplo de bastante éxito con Portland Trail Blazers, fue despedido a mitad de temporada. Ahora espera una nueva oportunidad tras terminar un ciclo accidentado, en el que la plaga de lesiones que asoló a sus jugadores fue más importante todavía que su fama de excesiva rigidez con sus esquemas. Él mismo ha dejado caer que los Bobcats serían un buen lugar para recomenzar. En la relación edad-experiencia, es el entrenador con más renombre del grupo.

Nate Tibbetts. Actual asistente de los Cavs, con Byron Scott, se ha fogueado en la D-League en los últimos años, con un exitoso periplo en Tulsa 66ers, filial de los Cavs y, anteriormente, en Sioux Falls Skyforce, también de la D-League tras llegar de un comienzo de carrera de entrenador en la NCAA.

Jerry Sloan. Hemos dicho que McMillan es el de más renombre en relación edad-experiencia. Evidentemente, Sloan no cuenta en esa relación ya que es el que más edad tiene y el que más experiencia tiene. Se dice que está aburrido de no entrenar y lleva desde el verano pasado dejándose querer. La pregunta es: ¿Es el más adecuado, con 70 años de edad, para iniciar un nuevo proyecto, tan joven, cuando él sólo ha entrenado a un equipo durante 23 años, Utah Jazz, tras iniciar su carrera de entrenador con los Bulls, a principios de los 80?


Con respecto a la plantilla, teniendo pendiente la posibilidad de usar la cláusula de amnistía en algún jugador, éstos son los jugadores con contrato:

Corey Maggette, 32 años, un año más de contrato. 10'9 millones
Tyrus Thomas, 25 años, 3 años más de contrato. 8'5 millones de media.
DeSagana Diop, 30 años, opción del jugador por un año más y 7'3 millones.
Matt Carroll, 31 años, opción del jugador por un año más y 3'5 millones.
Bismack Biyombo, 19 años, 2º año en la liga. 3 años más de contrato a 3 millones de media.
Reggie Williams, 25 años, 2º año en el equipo, 1 año más de contrato. 2'6 millones.
Kemba Walker, 22 años, 2º año en la liga, 3 años más de contrato a menos de 3 millones de media.
Gerald Henderson, 24 años, un año más de contrato a 3 millones. Elegible para extensión este verano.
Byron Mullens, 23 años, un año más de contrato a 2'2 millones. Elegible para extensión este verano.
Cory Higgins, 22 años, un año más no garantizado a 0'7 millones.
Jamario Moon, 31 años, un año más no garantizado a 0'9 millones.

Terminan contrato DJ Augustin y DJ White. A ambos pueden serle extendidas las Qualifying Offers para convertirlos en agentes libres restringidos. Estas QO ocuparán, mientras no se decida el futuro del jugador, unos 8 millones en el espacio salarial del equipo.
Otros que terminan contrato son Derrick Brown y Eduardo Nájera. El primero tendría opciones de renovación. El 2º, tras su última lesión, es más probable que haya sido su último contrato NBA.

En suma, tienen 43+8 de las QO millones comprometidos para el año que viene, sin contar con la 1ª ronda del draft, que ocupará otros 4 millones el primer año. Redondeando, 48+8 millones. Esta cifra puede ser rebajada con la cláusula de amnistía. El contrato más largo es el de Tyrus Thomas y supone ahorrarse 27 millones en 3 años y 8 el año que viene, lo que pondría al equipo en 40+8 millones para afrontar el verano. Otras opciones son Diop o Maggette, pero al ser jugadores en último año de contrato, pueden ser utilizados en otras opciones.

En definitiva, que estarán por debajo del Límite Salarial y apenas tendrán espacio para fichaje de renombre. Tienen un bloque joven que deben mantener y será la 1ª ronda del draft en quien asienten el proyecto, sobre todo si éste es Anthony Davis.
En función del draft, decidirán sobre la cláusula de amnistía y las renovaciones, así como el interés de traspasar a los expirings por jugadores jóvenes.

Cualquier cosa que no sea tener el nº 1 del draft será un gran jarro de agua fría para sus aspiraciones de mejora.