Noticias

[12/05/2007] Playoffs NBA
Lección de fantasía de Baron Davis
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte
Golden State Warriors 125 - 105 Utah Jazz

Apenas hay palabras para describir el modo en el que Baron Davis dominó el partido. Provocó él solito las faltas que sacaron del partido a Deron Williams y Derek Fisher en el primer cuarto, dejando sin bases a los Jazz y obligando a Andrei Kirilenko a ejercer de base prácticamente durante 15 minutos. Alguna de las faltas fueron rigurosas y quizá excesivamente caseras, de la mano del veterano Dick Vavetta y pudieron condicionar más de lo previsto el encuentro.

Ya el Oracle Arena de Oakland presentaba un aspecto intimidador, lleno hasta la bandera de camisetas amarillas que la franquicia regaló a todos y cada uno de los asistentes. El griterío era ensordecedor, rozando los 90 decibelios de forma permanente y llegando a los 110 después de cada triple del equipo o hazaña de Baron Davis .

Empezaron enchufados los Warriors y  les costó a los Jazz rehacerse. Se pusieron las pilas y se acercaron en el marcador. Baron Davis sentó a los bases de Utah y Sloan sorprendió a todos poniendo al jugador más versátil que tiene a jugar de base, Andrei Kirilenko . No lo hizo mal y aguantaron el envite durante un rato pero la cosa no pintaba bien. Carlos Boozer no recibía balones o si los recibía no conseguía tirar. Aún así, con la sorprendente dirección del ruso, Utah llegaba al final del primer cuarto 2 abajo después de haber ido perdiendo de 15 puntos.

Sin embargo, el experimento ya no salió bien en el segundo cuarto. Jason Richardson y Al Harrington anotaron la mayoría de sus triples, 5 uno y 4 el otro, despegándose en el marcador de tal manera que ya resultó definitivo para la suerte del encuentro y dando tales alas a los Warriors que el partido ya se convirtió en un auténtico espectáculo de jugadas para enmarcar. Se llegó al descanso con una ventaja de más de 20 puntos depués de un parcial impresionante en el segundo cuarto para los Warriors de 40-22.

Aunque estaba sentenciado el partido, Utah no quiso perder la cara al encuentro. Salió a intentar remontar y se ordenó un poco. No hizo mal cuarto, pero a cada intento, apareció un Baron Davis dispuesto a liarla, por ejemplo realizando un magnífico reverso que dejó boquiabierto al personal. Los chicos de Don Nelson se pusieron casi 30 puntos arriba y puso a su base a descansar. Carlos Boozer comenzó por fin a tener algo de protagonismo, aunque demasiado tarde. Anotó con facilidad pero ya sin posibilidad de arrastrar a sus compañeros en el intento. Acabó el cuarto con 36-34 a favor de Utah, y fue lo mejor que hizo.

En el último cuarto ya fue la apoteosis. Utah quiso quemar su último cartucho. Se pusieron serios. Derek Fisher forzó faltas y su veteranía puso en fila a sus compañeros. Redujeron los puntos hasta estar 15 abajo y soñar. Pero entonces vimos al Baron Davis en su estado más puro, el descontrolado. Salió a evitar esa remontada. Avisó a sus compañeros para que estuvieran atentos, pero se la jugó él solo de forma alocada. Dos jugadas, cuatro puntos pero la segunda jugada fue desde la izquierda, un 360º driblando a Fisher, primero, en falta no pitada y, descontrolado, saltando, para en el choque con Okur, girar completamente y dejar el balón a tabla. El pabellón se cayó abajo. Utah no podía parar a Davis.

Pero la cosa no quedó ahí. Con el partido sentenciado y Baron Davis enloquecido, inició otra penetración que acabó con un pedazo de mate a una mano en la cara de Kirilenko, que esta vez no hizo caer el pabellón, lo hizo volar, recordando gestas de otros tiempos.

Después de eso, la toalla estaba totalmente tirada. Baron fue a descansar y se pasó a los minutos de la basura, ya pensando en el partido siguiente, que también se jugará en San Francisco. Los Warriors deberán aprovechar su energía para empatar la serie. Utah tendrá que reponerse rápidamente y buscar respuestas ante tanto dinamismo. El acierto en el tiro exterior fue excesivo: 15 de 32 en tiros de tres para los Warriors. Si siguen con ese acierto, Sloan tendrá que hacer algo que no le gusta, defender el perímetro.

Baron Davis firmó 32 puntos, 9 asistencias y 6 robos.
Jason Richardson 25 puntos y 5 triples
Al Harrington , 15 puntos y 4 triples, sus únicas 4 canastas en juego.
Andris Biedrins , 13 puntos y 13 rebotes
Matt Barnes , 8 puntos y 2 triples
Mickael Pietrus , 14 puntos, 2 triples y 8 tiros libres.

En Utah:

Deron Williams 14 puntos, 6 asistencias y 7 pérdidas
Derek Fisher , 9 puntos
Andrei Kirilenko 15 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias y 3 tapones
Carlos Boozer , 19 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias
Mehmet Okur , 15 puntos, 6 rebotes
Matt Harpring , 12 puntos