Noticias

[30/03/2017] Mercado NBA
El hijo pródigo vuelve a casa: Los Pacers recuperan a Lance Stephenson
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

En un movimiento sorpresa para esta época de la liga, atiborrada de contratos de 10 días y opciones no garantizadas para el año siguiente que suceden durante la recta final de la temporada regular, Indiana Pacers, enfrascada en la lucha por entrar en playoff, ha rescatado a un polémico pero talentoso jugador con pasado importante en la franquicia y que se encontraba sin equipo: Lance Stephenson.

Stephenson, de 26 años, ha llegado a un inusual acuerdo al fichar por 2 años con opción del jugador a un tercero por valor de 12 millones de dólares. Inusual por estar a punto de entrar en abril y cobrar 4 millones por lo que queda de temporada más playoff, tener garantizado el 2º año y opcional para el jugador el tercero. En este punto todavía hay discordancia en las informaciones ya que se indicó inicialmente que el 3º año era el equipo el que tenía la opción. No obstante, tiene sentido que sea opcional del jugador ya que 4 millones es un sueldo bajo para los estándares de la liga y Stephenson viene a asumir un rol suficientemente importante.

¿Por qué ahora? Porque los Pacers se están jugando los playoff y están teniendo problemas de lesiones. En la última semana, tres jugadores importantes de la rotación han caído para varias semanas y se da una circunstancia contractual muy afortunada, o muy bien pensada, según se mire, que permite este movimiento.

Glenn Robinson III, Rodney Stuckey y Al Jefferson, están fuera por distintas dolencias. Resulta que Rodney Stuckey tiene una cláusula contractual habitual en la que es opcional para el jugador el próximo año, pero el equipo tenía la opción de eliminar esa cláusula dos días antes de la fecha última para terminar la temporada, convirtiendo la opción del jugador en opción para el equipo, para poder cortarlo. 10 de abril en caso de no hacer playoff, 29 de junio en caso de sí entrar. Parece que el jugador tenía intención de salir al mercado para buscar un mejor contrato de todas maneras, así que, con una lesión de un mes por delante, los Pacers han hecho hueco para Stephenson cortándolo. A Stephenson le pueden pagar 4 millones el resto de temporada porque los Pacers se encuentran justo 4 millones por debajo del límite salarial. Por añadir un dato adicional, CJ Miles tiene la misma cláusula que Stuckey.

 

Stephenson tuvo un pasado en Indiana Pacers, que lo eligió en el draft 2010 en 2ª ronda. Estuvo marginal los primeros dos años, explotó en el 3º y comenzó a ser uno de los jugadores más importantes en el 4º año. Pero hubo discrepancias en su renovación y el jugador rechazó 44 millones por 5 años, aceptando en 2014 una oferta más corta con Charlotte Hornets por 2 años y opción del equipo a otro por 27 millones, con mayor sueldo anual.

Pero su estancia en los Hornets no fue buena, no encajó, y tras una temporada fue traspasado a los Clippers. Allí cumplió pero era secundario e innecesario y terminó siendo traspasado a Memphis a mitad de temporada. En Memphis tenían necesidad de un jugador como él, con lo que pudo destacar y jugar playoff volviendo a ser el de Indiana pero la franquicia decidió no pagarle los 9 millones del último año y lo dejó libre en verano de 2016.

Curiosamente, el pasado verano, con la ampliación del límite salarial y los contratos millonarios ofrecidos, nada hubo para Stephenson, marcado por su carácter y volatilidad. Fueron los Pelicans los que le ofrecieron un contrato parcialmente garantizado. Comenzó muy bien la temporada pero a las dos semanas sufrió una lesión en la ingle que lo iba a tener 2 meses fuera y los Pelicans decidieron cortarle para no garantizarle el contrato con la idea de repescarlo más adelante. Pero fue Minnesota Timberwolves quien se adelantó ofreciéndole un contrato de 10 días antes del All Star. Lo hizo bien pero sufrió un esguince que retrasó el 2º contrato de 10 días para cuando estuviera sano. A principios de marzo tuvo esa oportunidad pero recayó de la lesión y no pudo aprovecharlo.

Ya recuperado, tenía opciones para fichar por otros equipos con contrato de 10 días pero Indiana le ha hecho una oferta irrechazable que le da la tranquilidad necesaria para demostrar su verdadero nivel, en un lugar del que quizá nunca debió salir.

En su mano está demostrar que puede ser un jugador sólido de esta liga, porque el talento lo tiene. La experiencia puede haberlo atemperado pero le hace falta estar en un ambiente estable para demostrarlo. Ahora puede hacerlo. Quizá sea su última oportunidad.