Noticias

[16/06/2014] Actualidad NBA
El futuro de Miami Heat. ¿Qué pueden hacer?
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

Severo varapalo el que se ha llevado Miami Heat este año. En su cuarta final consecutiva y dos anillos en su haber, un equipo veterano, el mejor equipo de baloncesto de este siglo, San Antonio Spurs, con su Big Three intacto desde 2003, les ha ganado la partida cuando parecía que los Heat iban directos hacia una dinastía. Pues no, de momento, les han parado con dos anillos. A punto estuvieron el año pasado pero esta vez, ajustaron, ficharon bien, formaron mejor y llegaron con los deberes aprendidos, mientras que los Heat, a pesar de los intentos de ajuste, siguieron dependiendo de sus principales jugadores y éstos, salvo LeBron, bajaron el nivel al final, cuando todo se decide.

Es indiscutible que el nivel actual de la Conferencia Este es menor. Miami, con 54 victorias en temporada regular fueron los segundos mejores del Este, con toda la confianza para dominar la conferencia, como así hicieron, y no les importó no tener factor cancha a favor porque se sentían seguros y superaron a los Pacers, líderes con 56. Sin embargo, el Oeste era otro mundo. San Antonio fue líder absoluto con 62 victorias y se enfrentó a Dallas (49), Portland (54) y Oklahoma City (59), mientras Miami tenía a Charlotte (43 victorias), Brooklyn (44) e Indiana (56).

Miami ya no puede pensar en clave Este. Tiene que pensar en clave Oeste. Los Spurs, si mantienen el bloque, cosa que, salvo retirada de Tim Duncan, no tendrán problemas para conseguir, seguirán siendo aspirantes y, a pesar de su madurez, disfrutan de un juego de memoria, un banquillo de gran nivel y más joven y un Big Three con un carisma brutal. Los Heat han perdido todo eso. Dwyane Wade no ha estado a la altura. En sus mejores momentos de esta final, era un mero buen anotador. Viven de las individualidades, la intensidad defensiva y del contraataque. Nada de eso sirve contra San Antonio y su juego que se asemeja al Balonmano y al Waterpolo, mover el balón hasta encontrar el desajuste defensivo provocado por el movimiento continuado. ¿Podría servir para el resto? Su balance de temporada regular no lo indica así. No ganan tan fácil. Tendrían que haber arrasado en el Este pero también demostrar en el Oeste: 1-1 contra los Thunder, 1-1 contra Memphis, 2-0 contra Clippers, Mavs y Portland, sí, pero fueron 6 partidos bastante ajustados. (consultar enfrentamientos: aquí)

Realmente, se puede decir que el Oeste todavía está en auge o en progresión. ¿Qué esperanza tiene Miami, cuando el Este todavía está lejos, aunque haya conjuntos como los Wizards que miran hacia arriba, de tener competencia que les obligue a ser mejores?

 

La gerencia tiene mucho que hacer y sus estrellas tienen mucho que decidir. Cuando montaron este equipo, lo hicieron a base de agencia libre en un movimiento sin precedentes en la era moderna. Dejaron el equipo vacío, salvo Wade y algún sueldo pequeño, consensuaron su renovación y ficharon a LeBron James y Chris Bosh. Después, contratos menores que no superasen los 5 millones de dólares. Iban sobrados con su terceto estrella y una recua de veteranos con poco sueldo y ganas de añadir palmarés. Funcionó. Durante dos años. Pero se ha acabado. Si el Big Three da muestras de cansancio, los veteranos no pueden coger ya las riendas. Ejemplo: Ray Allen. Sigue con calidad, se le ha visto bien físicamente, como ese costa a costa que se marcó terminando en un mate en carrera como hacía años que no practicaba. Puede seguir aportando. Parece que quiere seguir jugando. No obstante, no esperen que juegue como hace 10 años y anoche lo necesitaron así. No pudo.

Spoelstra ha gestionado bien este grupo durante estos años pero el sistema simple de intensidad defensiva, contraataque y genialidad de sus estrellas ya no es suficiente. Wade, a sus 32 años, tiene problemas físicos constantes y LeBron, desde siempre, ha demostrado una vez más que sólo no puede (nadie puede solo. El límite demostrado es llegar a la final. LeBron en 2007 con Cleveland, Howard en 2009 con Orlando, o ya más lejos, Iverson en 2001 con Philadelphia. Entiéndase estar solo como "no estar acompañado de otras superestrellas, por buenos jugadores que sean"). El concepto de jugador franquicia ha variado mucho. Referencia, sí, liderazgo, sí, pero que tenga excesiva diferencia de calidad entre el 1º jugador y el 2º, y ya no digamos el resto, es un lastre difícil de superar. Bosh, que aparentemente está sano, está muy lejos de jugar con el nivel que exhibía cuando aún era un proyecto de jugador franquicia en Toronto. Con sólo 30 años, ha pasado sus últimos cuatro años promediando 17-7, cuando en Toronto era más que un 20-10.

Es sabido, por las experiencias Big Three de los últimos años, que cuando se juntan todos bajan estadísticas para lograr objetivo. Pero Bosh, de todos los Big Three habidos, es el más flojo teniendo en cuenta su posición clave en la pintura. Y da la sensación de que ha sido un "se dejaba llevar" cuando no ha tenido lesiones graves y ha podido aportar más de lo que lo ha hecho. ¿Responsabilidad de Spoelstra? Bosh tenía que ser un baluarte en la pintura contra las torres del Oeste. Pero en el Este se vive muy bien y no hay torres así, salvo Roy Hibbert, y todavía está inmaduro, visto lo visto este año en Indiana. Cierto es que el estilo de Miami, basado en el contragolpe y la intensidad defensiva, limita mucho el tiempo real de importancia de Bosh en ataque. Si cuando contraatacan, Bosh no puede ser el primero en llegar, y cuando lo hacen en estático, se reparten el trabajo, siendo generosos, los tres, Bosh se queda en menos aportación total con respecto a sus dos compañeros, que nos han acostumbrado estos años a electrizantes carreras juntos y por separado, aprovechando su potencia y calidad.

 

Así está la situación, por lo que vamos a ver qué podemos desarrollar de cara al año que viene:

Miami tiene 68 millones comprometidos para 2015 en sólo 7 jugadores. Eso significa que sólo disponen de la mid-level de 5 millones para fichar y jugadores por el mínimo salarial. Sin embargo, de esos 68 millones, 61 son en sueldos para el terceto estrella. Los tres firmaron un contrato casi gemelo al mismo tiempo, Wade vía renovación y Bosh y LeBron vía sign-and-trade con Toronto y Cleveland, que aceptaron con resignación la salida de sus estrellas, cobrando medio millón más.

No perdonaron tanto dinero como se dijo en su momento, realzando lo de "perdonar". El tope salarial para su veteranía de entonces difería poco de los 16 millones y pico que cobraron su primer año de contrato juntos. Pero ahora tienen opción para dos años más por 20 y 22 millones. Demasiado dinero, sobre todo tras el fracaso de este año. Imposibilita crear un nuevo grupo alrededor de ellos.

La clave es: ¿seguirán juntos? y si lo hacen: ¿cuánto dinero perdonarán para atraer a otros jugadores que les ayuden? Debe perdonar más uno que otro? ¿Aceptará Wade que, con su rendimiento y sus perspectivas de futuro, no debe cobrar 20 millones de dólares? Porque se puede argumentar que LeBron sí puede seguir cobrando merecidamente su sueldo. ¿Pero Wade y sus problemas físicos? ¿y Bosh y su rol de estrella secundaria, de tercero claro?

Aunque el modelo Spurs se esté exportando, vista la cantidad de exasistentes de Popovich que se están extendiendo por la liga (Atlanta, Philadelphia), montar un equilibrio como el alcanzado por San Antonio no es nada fácil, como se puede comprobar viendo los 7 años que han pasado desde el último anillo Spur hasta este nuevo triunfo. Así que Miami va a tener que ir a la agencia libre a fichar lo mejor que haya y Spoelstra tendrá que ampliar su libreto de juego para luchar contra la calidad del Oeste.

¿Hay agencia libre de nivel este verano? Sí. Una gran lista comandada por Carmelo Anthony. Kyle Lowry, Eric Bledsoe, Luol Deng, Pau Gasol, Lance Stephenson, Rudy Gay, incluso Dirk Nowitzki y Zach Randolph... pero nos centraremos en Melo como paradigma, ya que parece que Carmelo Anthony se saldrá de su contrato para ir a la agencia libre y abandona el barco de New York, justo ahora que tiene al nuevo comandante. Nada más y nada menos que Phil Jackson. Su renuncia a 23 millones de dólares obedece a la necesidad de ganar y a su aceptación de que solo no puede. Si LeBron no pudo, él tampoco, claro. Los rumores hablan de un Big Four pero... ¿Se puede?

Otra de las claves de los Spurs ha sido la progresiva disminución de sueldo de las estrellas para dar paso a un banquillo mejor y más equilibrado. Sin embargo, haciendo números, y quedándose los tres de Miami, para fichar a Melo, los 4 tendrían que cobrar, como mucho 10 millones cada uno para tener margen para fichar más jugadores y tener un equipo competitivo. Con 15 millones cada uno ya bordearían el Límite Salarial y hay que tener en cuenta que Udonis Haslem tiene otro año más de contrato por 4'6 millones a los que no va a renunciar. Por eso, con 10 millones cada uno, más el sueldo de Haslem, tendrían 44'6 y cerca de 15 millones de margen para fichar 3 ó 4 jugadores de sueldo medio, más la Room Exception de 2'5 millones (ya no tendrían mid-level de 5 millones) por estar por debajo del Límite Salarial. Pero claro, otra comparación odiosa: El Big Three de los Spurs se fue bajando el sueldo a medida que iban progresando en la treintena, a excepción de Tony Parker. Pero ¿alguien se cree que el supuesto futuro Big Four de Miami se va a bajar el sueldo a 10 millones cuando Wade es el más viejo con sólo 32 años?

Obviamente, cualquier ruptura de unidad abre un sinfín de posibilidades pero, ajustando, todo depende de si LeBron se va o se queda. No se concibe otro proyecto aspirante sin LeBron. Y Melo no iría a Miami si LeBron no está, porque para eso hay múltiples equipos que le acogerían. Sin Wade podrían seguir pero se hace raro pensar en Miami sin Wade y está por ver que acepte su bajón. Sin Bosh podrían seguir pero está por ver que renuncie a su gran sueldo a los 30 años. Sin LeBron no hay proyecto de anillo. Este concepto parece claro. ¿Habrá un nuevo espectáculo como el de "The Decisión"? Las especulaciones se van a disparar estos días y LeBron despejará la duda dentro de muy poco.

Antes del draft del jueves 26 de junio se sabrán muchas cosas porque Miami Heat va a tener que estar muy activo desde ese mismo momento. La estrategia no será la misma si su Big Three se sale del contrato que si no lo hace. Si no lo hace, la gerencia podría tomar decisiones drásticas si realmente quiere cambiar de estilo y método y Bosh, a pesar de su contrato, puede ser un gran activo con el que traspasar. Si se salen de su contrato, entonces, la agencia libre será la opción más clara, previo consenso con sus estrellas de una rebaja de sueldos, para poder intentar fichar y aspirar a otro anillo.