Noticias

[23/01/2019] Mercado NBA
Carmelo Anthony cambia de sala de espera. Ahora en Chicago
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

10 partidos duró el periplo de Carmelo Anthony en Houston Rockets antes de que, por mutuo acuerdo, se quedase fuera esperando un traspaso o un corte. Finalmente, el traspaso llegó el 22 de enero. Los Rockets necesitaban librarse de su contrato para rebajar más multa como ya hicieron en traspasos anteriores. Chicago Bulls ha vuelto a ser el equipo que le hace el favor al poder absorber el contrato sin problemas por estar muy lejos del impuesto de lujo.

El movimiento ya es oficial. Generó una controversia previa porque los Rockets, con la lesión de Clint Capela para varias semanas, querían hacerse con el ala-pívot Kenneth Faried, que también estaba en estado marginal en Brooklyn Nets. Los Nets aceptaron la situación y cortaron al jugador para que pudiera fichar por Houston. Lo malo es que Houston también tenía que despedir a alguien para poder hacer sitio a Faried. La idea era conseguir traspasar a Carmelo para no tener que cortar a otro jugador. Pero el lunes 21, el día que tenía que cuadrar todo, era festivo en USA por ser el día de Martin Luther King. Las oficinas NBA están cerradas para poder aprobar un traspaso. Para otros menesteres sí pero un traspaso no. Debido a ello, Faried ya estaba disponible para ser fichado a las 5 pm del lunes pero los Rockets no pudieron hacer el traspaso ese día así que se vieron obligados a cortar a James Nunnally, en su 5º día de su contrato de 10 días. No le hizo gracia ni a la franquicia ni al jugador.

Sea como fuere, ya el martes, con Kenneth Faried ya debutando en la noche del lunes con Houston, el traspaso con Chicago pudo cerrarse quedando así:

Houston envía a Carmelo Anthony, los derechos de Jon Diebler y 1,56 millones de dólares a Chicago a cambio de una trade exception de 1'5 millones a usar en traspasos durante un año y los derechos de Tadija Dragicevic.

Los Rockets, una vez que están sin Carmelo, tienen un hueco libre para fichajes. Habrá que ver si Nunnally tendrá la oportunidad de volver. Tiene ofertas de Europa.

A nivel económico, los Rockets rebajan en 2'6 millones la multa a pagar a final de temporada correspondiente al impuesto de lujo.

La anécdota del movimiento fue la negociación de los derechos de jugadores traspasados. La primera información que surgió, errónea, fue que los retirados Roberto Dueñas y Marcelo Nicola sería los jugadores incluídos. Es habitual que esto ocurra por gracioso que parezca. No obstante, aunque los Bulls y los Rockets poseyeron sus derechos en su momento, no es así actualmente. Los derechos sobre Dueñas son de Miami y los de Nicola pertenecen a Portland. Los Bulls negociaron más nivel en los jugadores traspasados y finalmente son dos jugadores activos los incluídos: Jon Diebler y Tadija Dragicevic. Esto no quiere decir que vayan a ir a la NBA.

Dragicevic tiene 32 años con una larga carrera por muchos equipos europeos. Actualmente está en el Breogán Lugo de la ACB. Fue elegido por Utah en 2008 y sus derechos fueron traspasados a Dallas y posteriormente a Chicago. A partir de ahora, los Rockets tendrán sus derechos.

Diebler tiene 30 años y su carrera ha transcurrido entre Grecia y Turquía. Elegido en 2011 por Portland, sus derechos han pertenecido a los Rockets desde 2012. Ahora serán de Chicago.

Volviendo a la situación de Carmelo Anthony, ahora se quedará en Chicago Bulls sin jugar hasta que termine el período de traspasos el día 7 de febrero. Si entra en algún traspaso, tendrá que ser uno simple de jugador por jugador o por ronda. No podrá entrar en traspaso múltiple. Si no hubo interés hasta ahora, no parece probable que surja la necesidad salvo sorpresa, lesión o similar. Los equipos que se dicen interesados, esperarán a que sea agente libre, algo que ocurrirá, lo más seguro, el mismo día 7 de febrero. El día 9 estaría disponible para ser fichado por el mínimo salarial prorrateado. Se dice que Los Angeles Lakers están interesados.

A sus 34 años, el caché del jugador está por los suelos debido a que ya no es considerado un jugador franquicia pero tampoco el jugador ha adaptado su juego para ser secundario. Aunque su nivel siga aparentemente intacto. Pero la experiencia dice que Carmelo Anthony de referencia ya no hace ganar a nadie. Veremos si puede resurgir.