Noticias

[05/06/2020] Actualidad NBA
¿Qué pasa con los que se van de vacaciones?
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

Con la NBA ya con una agenda para la reanudación, vamos a hacer un balance de la situación de los equipos que se quedan fuera. En lo que se refiere a actualidad, empieza a haber movimiento entre estos equipos porque consideran que puede ser contraproducente estar 10 meses parados y buscan algún tipo de concentraciones y torneos durante el verano para progresar y prepararse para la siguiente temporada. Habrá que ver qué se concreta. Mientras tanto, los análisis:

Conferencia Oeste:

Minnesota Timberwolves:

Venían de un traspaso importante y tenían mucho que practicar y preparar en este truncado final de competición pero así están actualmente:

Bases: D'Angelo Russell, Josh Okogie.
Escoltas: Jarrett Culver, Jarred Vanderbilt (TO), Jaylen Nowell (TO).
Aleros: Jacob Evans.
Ala-pívots: James Johnson (PO), Jake Layman.
Pívots: Karl-Anthony Towns, Omari Spellman, Naz Reid (TO)

CD: Contrato dual, con posibilidad de tender la Qualifying Offer.
PO: Opción de jugador para seguir un año más.
TO: Opción del equipo por un año más.

Terminan contrato: Malik Beasley (RFA), Evan Turner (FA), Juancho Hernangomez (RFA), Jordan McLaughlin (CD), Kelan Martin (CD).
FA: Termina contrato
RFA: posibilidad de tender la Qualifying Offer.
 

Es un nuevo e interesante equipo, preparado para progresar... ¿será con el mismo entrenador Ryan Saunders? Es un largo verano para decidirlo. Mientras tanto, el nuevo tándem Russell-Towns está encantado de haberse juntado rodeado de juventud como Culver, Okogie y Reid, dos jugadores emergentes en este final llegados de Denver, Beasley y Hernangomez, un veterano que también estaba destacando desde su llegada, James Johnson, y fondo de banquillo con contrato en vigor que bien pueden ser útiles si se recuperan de sus lesiones o convencen de su utilidad, Layman, Evans y Spellman.

Dejando marchar a Evan Turner y liberando el contrato de Allen Crabbe, recientemente cortado, los Wolves afrontan este mercado con 75 millones en contratos para el año que viene, 91 suponiendo que Johnson ejecute su opción por otro año más por 16 millones, con margen para renovar a Beasley y Hernangomez, en contratos que estarían entre los 10 y los 15 millones anuales, lo que les pone por encima del Límite Salarial. Tras eso, tendrían la mid-level exception de 8'5 millones para fichajes más el draft. Saneados y lejos del impuesto de lujo, tienen un equipo joven para ver su progresión durante varios años. Veremos si los años acumulados sin playoff, meten demasiada prisa y presión a este proyecto.


Golden State Warriors:

Involucrados en el traspaso anteriormente mencionado con los Wolves, los Warriors son como los Spurs de 1997, se lesiona tu jugador franquicia, se van al fondo, consiguen una buena ronda y entra Tim Duncan, que lleva al anillo junto al jugador franquicia ya sano (David Robinson) en 1999. Sólo que esta vez, todo más rápido. Los Warriors son equipo de anillo pero no fue un jugador sino hasta 3 lesionados, Stephen Curry, Klay Thompson y Kevin Durant, los que han condicionado esta temporada. Pero Durant se fue a los Nets estando de baja así que no cuenta. La otra pata, Draymond Green, es un jugador pegamento que por sí solo no aguanta la franquicia y, por eso, este año han estado de probaturas. La ronda buena está por elegir este verano (o este otoño, mejor dicho) y la llegada de Russell ha derivado en ser intercambiado por Andrew Wiggins, con lo que, cuando este invierno entren en acción Curry y Thompson, el equipo bueno, aunque renovado, volverá a ser aspirante.

Este equipo aspirante:

Bases: Stephen Curry, Ky Bowman (NG).
Escoltas: Klay Thompson, Jordan Poole, Damion Lee (NG), Mychal Mulder (NG).
Aleros: Andrew Wiggins, Juan Toscano-Anderson (NG).
Ala-pívots: Draymond Green, Eric Paschall, Alen Smailagic.
Pívots: Marquese Chriss (NG), Kevon Looney.

TO: No garantizado u opción del equipo.
 

149 millones en contratos para el año que viene, otra vez rozando el hard cap que tendrán que bajar como han hecho este año a base de traspasos (consultar aquí para ver sus movimientos). 8-9 millones son opcionales pero se quedarían con una plantilla muy corta de 8 jugadores. Alguno será descartado debido a que la ronda del draft que llegue tendrá un sueldo demasiado alto. Toscano, Mulder y Bowman parecen los más probables. Son los actuales colistas y se perfila un nº 1 del draft, o un top 3 como mínimo. ¿Querrán un exterior tipo Anthony Edwards o LaMelo Ball, estando Curry y Thompson por delante, o irán a por un interior móvil tipo Obi Toppin o más interior puro como James Wiseman? Bendito problema.

Recuerden el equipo del año que viene: Curry-Thompson-Wiggins-Green-Chriss más top 3 del draft teniendo por detrás a los currados de este año Poole, Lee y Paschall, muy intercambiables, más el conocido Looney.

Conferencia Este:

Cleveland Cavaliers:

Justo antes del parón, habían renovado al entrenador jefe JB Bickerstaff, tras la renuncia del anterior John Beilein, que prefirió dar un paso atrás y pasar a labores técnicas. Bickerstaff, entrenador asociado hasta ese momento, convenció a la directiva en un mes tras ascender y recibió 4 años de extensión de contrato.

Bickerstaff, de 41 años, se formó a la sombra de su padre, Bernie Bickerstaff. Ambos son entrenadores de carrera tras salir de la universidad. Bernie ha entrenado a 4 franquicias diferentes, Seattle, Denver, Washington y Charlotte entre 1985 y 2007, además de ser interino durante 5 partidos en la 2012-2013 en los Lakers. Como asistente, llegó a los Cavs en 2014 y pasó a la gerencia al año siguiente, ganando el anillo en 2016 como asesor. Actualmente sigue en su puesto a sus 74 años.

Por su parte, JB, comenzó como asistente en los Bobcats en 2004, con su padre, siendo el asistente más joven de la historia, con 25 años. 4 años en los Wolves y en los Rockets como asistente le valieron para ser entrenador interino en 2015 tras la destitución de Kevin McHale tras sólo 11 partidos en aquella temporada. El equipo era de playoff y Bickerstaff pudo aguantar el nivel, con un balance positivo de 37-34, perdiendo en 1ª ronda contra los Warriors por 4-1 en los playoff de 2016. En la búsqueda de nuevo entrenador, JB se autodescartó y fichó por Memphis Grizzlies como entrenador asociado de David Fizdale, en el intento de recobrar el nivel de años anteriores tras una racha de lesiones y readaptaciones pero, una temporada después, Fizdale fue despedido y JB se hizo cargo del equipo, ganando 15 partidos el 1º año y 33 el 2º, en un año marcado por la esperanza de mejorar con la recuperación de Mike Conley pero frustrado por la decisión de renunciar al objetivo al traspasar a Marc Gasol al equipo que terminó ganando el campeonato, Toronto Raptors, y la posterior de Conley a Utah durante el verano.

Aunque había planteamiento para continuar, ambas partes decidieron renunciar a renovar y Memphis inició una reconstrucción total del cuerpo técnico y directivo para iniciar esta temporada, como bien han demostrado estando actualmente 8º de la dura Conferencia Oeste. Bickerstaff entró dos meses después en los Cavs como entrenador asociado de John Beilein, de 67 años, entrenador novato en la NBA pero con larga carrera en la NCAA entre 1975 y 2019, y, tras la renuncia de éste en febrero al darse cuenta de que, entre otras cosas, era demasiado mayor para adaptarse a este nivel de exigencia tras 44 años en la NCAA, JB se hizo con el cargo desde la interinidad por tercera vez en su carrera, pero esta vez, con plan a largo plazo. ¿A la tercera va la vencida?

¿Qué se encuentra en los Cavs? Un equipo en reconstrucción desde la marcha en 2018 de LeBron James pero con un proceso de depuración de viejos y altos contratos no fáciles de traspasar. Sin embargo, su mercado reciente está influido por la llegada de Drummond vía traspaso, casi regalado pero con el condicionante de poder perderlo si no convencen al jugador de continuar. Ahora bien, por fin se libran de muchos sueldos o han reestructurado ciertos despidos para que no influyan demasiado, como el de JR Smith, cuyos 4'4 millones pasan a repartirse durante 3 años más a razón de 1'45 anuales.

El día 29, Wojnarowski avanza que los Cavs convierten el contrato dual de Dean Wade a uno multianual, que será hasta final de temporada, por un muy generoso 375 mil dólares, con opción no garantizada a tres más por el mínimo salarial. El último año es opcional del equipo. También acuerdan contrato con el pívot Jordan Bell, que firmará por lo que queda de temporada y otra más, según adelanta Charania. Los detalles del contrato de Bell están por venir pero es posible que el año que viene sea por el mínimo totalmente garantizado. Con esto, los Cavs cumplen con el máximo de contratos y se quedan con un hueco para el dual que no podrán rellenar al no ir a Orlando. Bell de 25 años, campeón con los Warriors, ha jugado esta temporada con Minnesota y Memphis antes de ser cortado por éstos para hacer hueco a Anthony Tolliver, que ha terminado yendo a Orlando con el equipo. El día 30 se hace oficial el movimiento.

El equipo está así a la espera del top 3 del draft que entrará:

PG: Collin Sexton, Dante Exum, Matt Mooney (CD).
SG: Darius Garland, Kevin Porter Jr..
SF: Cedi Osman, Alfonzo McKinnie (NG), Dylan Windler (L).
PF: Kevin Love, Larry Nance Jr., Dean Wade (NG), Jordan Bell.
C: Andre Drummond.

NG: No garantizado u opción del equipo.
L: Lesionado toda la temporada.
CD: Contrato dual por otro año más.

Terminan contrato: Matt Dellavedova (FA), Tristan Thompson (FA), Ante Zizic (FA) (según Chema de Lucas, lo tiene hecho con el Real Madrid).

FA: Agente libre a partir del 18 de octubre.

Con 78 millones apalabrados para el año que viene, Andre Drummond ha anunciado el día 23 de junio que se queda un año más, por lo que estarán en los 106 millones de presupuesto, a los que hay que añadir al top 3 del draft. No sería raro que hubiera traspasos de adaptación ya que no deja margen para fichajes. Kevin Love, Larry Nance Jr. y Cedi Osman es el pilar del equipo con Colin Sexton y Darius Garland como proyectos recientes del draft. La veteranía de Love más la continuidad de Drummond darían un empaque al equipo que estaría encantado de poder elegir a un escolta como Anthony Edwards. Garland o Sexton podrían ser moneda de cambio muy interesante para ajustar plantilla.

Para fichajes sólo tendrán las excepciones salariales correspondientes. Tristan Thompson termina contrato. ¿Tendrá opción de renovar y su época en los Cavs se ha terminado? Con Drummond no parece haber sitio y si los Cavs eligen a, por ejemplo, James Wiseman, tampoco. Otra cosa es que Kevin Love sea traspasado. Todo el mundo sabe que rinde pero muy bien se tiene que dar la necesidad en otro equipo para encajar sus 30 millones de sueldo durante 4 años más a sus 31 años y que lo que reciban los Cavs merezca la pena.


Atlanta Hawks:

Los Hawks hicieron movimientos importantes para afrontar el final de temporada, no tanto por intentar llegar a playoff sino por progresar y acabar fuerte de cara al año que viene. Ese plan se ha truncado y es uno de los más damnificados por el plan propuesto, a pesar de haberlo apoyado. El multitraspaso por Clint Capela, la explosión de Trae Young y la prematura retirada de Vince Carter, que no ha podido terminar bien su anunciada última temporada a sus 43 años, jugando el 11 de marzo su último partido, han dejado un sabor agridulce de cómo podría haber sido la antesala de lo que quieren mostrar el año que viene.

La plantilla está así:

Bases: Trae Young, Brandon Goodwin (NG).
Escoltas: Kevin Huerter.
Aleros: DeAndre Hunter, Cam Reddish.
Ala-pívots: John Collins, Bruno Fernando.
Pívots: Clint Capela, Dewayne Dedmon.

NG: No garantizado u opción del equipo.

Terminan contrato: Jeff Teague (FA), DeAndre Bembry (RFA), Vince Carter (R y FA), Treveon Graham (FA), Charlie Brown (CD), Chandler Parsons (R y FA), Skal Labissiere (RFA), Damian Jones (RFA).

CD: contrato dual con opción de tender la Qualifying Offer para retener derechos.
FA: Termina contrato.
R: Se retira. En el caso de Parsons, obligado por su accidente.
RFA: Agente libre con opción de tender la Qualifying Offer para retener derechos.
 

Con el bloque Young-Huerter-Hunter-Collins-Capela más los complementos de Reddish y Dedmon, principalmente, los Hawks llegan al verano con mucho margen salarial al tener casi todos bajo contrato rookie salvo Capela y Dedmon, los cuales ninguno llega a 20 millones y la suma de ambos no llega a 30. Muy aseados económicamente, están a la espera de la lotería del draft para ver en qué puesto quedan una vez que parten como 4º por la cola con su elección. Con apenas 57 millones en contratos, pueden afrontar la inclusión del rookie y la posible renovación de gente como Bembry, Labissiere y Jones y estar, todavía, 25-30 millones por debajo del límite salarial para fichar si quieren.

Con ese margen salarial, tendrán que gastar un poco para llegar al mínimo obligado pero sí podrán gastar en algún buen jugador que pueda ofrecer un salto cualitativo en la ambición que tienen de progresar rápidamente en un Este asequible para aspirar a playoff. La falta de grandes nombres en el mercado 2020, sobre todo porque el gran mercado fue en 2019, no quita que haya una cierta lista, aunque la mayoría son con opciones de continuación y hombres altos, que no tendrían por qué interesar a los Hawks, en principio, al estar bien cubiertos. Gente como Joe Harris, Josh Jackson, Jae Crowder o Davis Bertans, son algunos de los jugadores complemento aspirantes a titulares, o con muchos minutos, que les pueden interesar, así como una larga lista de veteranos interesantes, para cubrir suplencias, del tipo Wilson Chandler, a bajo precio. Los Hawks tienen la opción de pagar por encima de los demás con su gran margen y puede ser la gran oportunidad de contrato para los Harris, Bertans o similares, de cobrar 15 millones anuales, en su intento de dar un paso adelante.

Un movimiento a explorar es la renovación de Jeff Teague, base titular en su carrera que llegó vía traspaso en enero y termina contrato. Una renovación supone explorar un tándem Young-Teague al estilo Lowry-VanVleet en Toronto. La mayor parte del margen se iría en el nuevo contrato. Otra opción es una renovación y traspaso, que permitiría a los Hawks cubrir la 2ª unidad por lo menos. Veremos qué cartel tiene Teague, de 31 años, para la estrategia a seguir. Una renovación a la baja (cobra 19 millones ahora), podría ser lo más interesante para los Hawks, con la opción de hacer tándem y asegurarse suplencia de nivel en caso de lesiones.

 

Detroit Pistons:

La lesión de Griffin y la pérdida paulatina de opciones de playoff supuso la decisión de traspasar a Drummond, culminada con la interrupción de la temporada, que ha convertido esto en un quiero y no puedo de los Pistons. Aunque parece que la directiva técnica con Dwane Casey está asegurada, sí parece que va a haber cambios en la gerencia y están a la búsqueda de nuevo General Manager una vez que Malik Rose deja su puesto para ser vicepresidente en la NBA. (Actualización el 18 de junio) Troy Weaver, asistente del General Manager en los Thunder, es el elegido por los Pistons para ejercer el puesto de General Manager por los próximos 4 años. Ya hace 2 años pidieron permiso a los Thunder para sondearle pero entonces no les dejaron negociar. Llevaba 12 años en la franquicia y ha sido parte responsable de las elecciones de Russell Westbrook, James Harden y Serge Ibaka.

Su primer movimento es fichar a Justin Patton hasta final de temporada con opción no garantizada para la siguiente. Weaver conoce a Patton al haberlo tenido en los Thunder esta misma temporada. Patton lleva tres temporadas como profesional y fue 16º del draft 2017, pero las lesiones sólo le han dejado participar en 9 partidos. Parece que ese proceso ha ido quedando atrás y está listo para demostrar. El hecho de que tanto Henson como Maker terminen contrato favorece el que puedan tener a Patton en la recámara y formarlo, o incluso tenerlo como moneda de cambio para traspasos. En teoría, el resto del año supondrían 183 mil dólares para el jugador pero los Pistons tenían disponible 1 millones para fichajes y no está claro si le han ofrecido más. El año que viene es no garantizado por el mínimo, aproximadamente 1'5 millones.

Bases: Derrick Rose.
Escoltas: Luke Kennard, Sviatoslav Mykhailiuk (NG).
Aleros: Bruce Brown (NG), Tony Snell (PO), Khyri Thomas (NG), Sekou Doumbouya.
Ala-pívots: Blake Griffin.
Pívots: Justin Patton (NG).

NG: contrato no garantizado u opción del equipo.
PO: Opción del jugador.

Terminan contrato: Langston Galloway (FA), Brandon Knight (FA), Jordan Bone (CD), Jordan McRae (FA), Louis King (CD), Christian Wood (FA), John Henson (FA), Thon Maker (RFA).

FA: Agente libre.
CD: Contrato dual con opción de tender la Qualifying Offer para retener derechos.
RFA: Agente libre con opción de tender la Qualiyfing Offer para retener derechos.
 

El equipo está en cuadro para el verano pero con mucho margen. Toca rehacer. Bajo contrato y pieza importante es el trío Rose-Kennard-Griffin, con Snell con probable ejecución de su opción para continuar y ejercer como baluarte defensivo con buen tiro exterior, más la progresión de los jóvenes Doumbouya, Mykhailiuk y Brown, baratos y con futuro. Los aproximadamente 70-75 millones en contrato que van a tener dependerán de si hay renovaciones o no. Galloway y Wood tienen opciones. No hacerlo les da un gran margen para ir al mercado y competir con Atlanta ofreciendo buenos contratos a algún jugador, como hemos dicho, no de primer nivel pero sí posible titular. A diferencia de los Hawks, quizá los Pistons estén interesados en algún interior de la lista que pueda intentar estar en el mercado o salir del mismo renunciando a su opción de continuación. Tristan Thompson, Hassan Whiteside, Mason Plumlee o Marc Gasol son algunos de los que terminan contrato. ¿Cuál acompañante de Griffin encaja mejor? una cosa sí es cierta, no parece haber renovación en juventud ahí. Veremos cómo trata a los Pistons la lotería del draft, donde parten con el 5º puesto, para ver si pueden aspirar a un buen proyecto. El entrenador Casey ha comentado que necesitan un base titular vía draft o vía agencia libre, con el que el equipo pueda progresar a la vez que progresa el director de juego.

New York Knicks:

Los Knicks, esa franquicia tan valiosa y tan tumultuosa en los últimos tiempos. Desde 2013 que no están en playoff, lugar que sólo han visitado 4 veces desde 2002. Indigno para una franquicia activa desde 1946. Y aquí están, en enésima reconstrucción, con Leon Rose recién elegido Presidente y con un entrenador interino, Miller, Mike, no el exjugador. El proceso más importante será elegir nuevo entrenador por donde han pasado últimamente, David Fizdale, Jeff Hornacek, Derek Fisher, Kurt Rambis y Mike Woodson. Con este último llegaron a playoff y están pensando en llamarle otra vez pero Tom Thibodeau parece el candidato más claro.

ACTUALIZACIÓN: (A 26 de julio).

Finalmente, tras 11 entrevistas, con Kenny Atkinson y Jason Kidd siendo entrevistados dos veces, no hubo sorpresa. Tom Thibodeau ha sido el elegido. Al menos, se puede decir que se lo han pensado mucho aunque hayan terminado eligiendo la opción más deseada en el primer impulso, lo que indica un fuerte grado de análisis y evaluación. Tendrá 5 años de contrato. Se generan muchas dudas. ¿Elegir a Thibodeau supone pretender resultados ya o van a tener paciencia para no cometer el mismo error de exigir resultados a una plantilla que no está preparada? El entrenador tiene ahora, por su pasado reciente en Minnesota, mala fama de desarrollador de jóvenes. Y tienen mucho margen salarial con el que jugar que influirá en la confección de la plantilla.

Thibodeau, va a recibir una plantilla que, a pesar de los malos resultados, la temporada pasada ya había sido planificada como transicional, pues tenían mucho espacio salarial que rellenar pero pocos agentes libres de postín quisieron ir a una franquicia tan desnortada como ésta, por lo que ficharon a corto plazo con sueldos altos y muchas opciones del equipo para continuar.

Los movimientos previos durante el parón de la competición fueron:

El día 23 de junio nombraron a William Wesley vicepresidente ejecutivo y asesor baloncestístico. Wesley, muy cercano a Rose desde hace 40 años, es apodado World Wide Wes o Uncle Wes por su gran influencia en el mundo baloncestístico. Rose ha nombrado a Dennis Smith, RJ Barrett, Kevin Knox y Mitchell Robinson como los proyectos a seguir. También fue el agente de Thibodeau.

El día 25 de junio decidieron reclamar el contrato dual del base Jared Harper, recien cortado por los Suns. Para ello, han tenido que cortar a Kadeem Allen, que también estaba en contrato dual. Renuncian a Allen y se aseguran poder tenderle la Qualifying Offer a Harper. Allen, de 27 años, llevaba dos temporadas completas con contrato dual y destacó al final de la temporada pasada pero este año no ha tenido más continuidad y han decidido renunciar.

El día 26 junio decidieron cortar a Allonzo Trier, por el que apostaron muy fuerte tras salir de contratos duales pero este año han marginado totalmente y terminaba contrato. Lo cortan porque han decidido reclamar el contrato de Theo Pinson, recientemente cortado por Brooklyn y que tiene contrato no garantizado para el año que viene, lo que les da flexibilidad.

Thibodeau se encuentra con esta plantilla:

Bases: Elfrid Payton (TO), Dennis Smith, Frank Ntilikina.
Escoltas: RJ Barrett,, Wayne Ellington (TO), Theo Pinson (TO).
Aleros: Reggie Bullock (TO), Kevin Knox, Ignas Brazdeikis.
Ala-pívots: Julius Randle, Bobby Portis (TO), Kenny Wooten (CD).
Pívots: Taj Gibson (TO), Mitchell Robinson (TO).

TO: Opción del equipo o no garantizado.

Terminan contrato: Damyean Dotson (RFA), Allonzo Trier (ya jugador libre), Kadeem Allen (ya jugador libre), Jared Harper (CD), Moe Harkless (FA).
RFA: Agente libre con restricciones. Pueden tender la Qualifying Offer para retener derechos.
CD: Contrato dual. Pueden tender la Qualifying Offer para retener derechos. Wooten tiene otro año más firmado.

Liberando a todos, están saneadísimos y repetirán la misma historia del verano pasado. Era un mercado suculento y no tuvieron mucho éxito llamando a grandes. Ahora queda un mercado más pequeño y menos donde elegir. Sin embargo, hay que pensar en hacer equipo de alguna manera y construir a partir de ahí. El único equipo bajo contrato que tienen, realmente, es un Smith o Ntilikina-Barrett-Knox-Randle-Robinson. Este último es no garantizado pero es una ganga tan buena que aprovecharán su contrato mínimo hasta el final dentro de dos años.

Todos tienen un contrato rookie menos Julius Randle, al que le dieron un 2+1 el verano pasado a 18 millones por temporada. El mejor del equipo en estadística pero, sin embargo, el que más interés tienen en traspasar. Randle es un jugador interior más a la antigua, más lento, menos versátil, muy estadístico. El resto de agentes libres que firmaron el verano pasado podrían seguir un año más pero es opcional para el equipo. Los Portis, Ellington, Gibson, Payton... irán al mercado salvo que hayan convencido en su tiempo aquí para estar un año más porque, total, en algo tienen que rellenar el espacio salarial y no siempre van a conseguir lo que quieren. Gibson tiene pasado con Thibodeau.

Entre los jugadores con posibilidad de renovación están Harkless y Dotson, que tienen un perfil defensivo muy vertebrador y por un precio razonable podrían ser renovados.

Parten con 55 millones más el posible 6 del draft. Después, ver cuántos retienen del grupo a liberar... si es que retienen a alguien. Lo normal es que, mínimo, entren en mercado con 40-45 millones para fichajes, en el que apenas hay nadie por el que apostar a cambiar el rumbo de la franquicia y volverán a fichar a veteranos con sueldo alto pero a corto plazo para no comprometer el futuro, salvo que encuentren algún jugador útil con ganas de compromiso en la eterna reconstrucción. Un futuro que pasa por la evolución de RJ Barrett... de momento.

 

Chicago Bulls:

Otro equipo en reconstrucción pendiente de tomar decisiones. Lo primero que han hecho en este parón es cambiar a toda la directiva. Gar Forman deja la estructura en la que llevaba desde 1998 y John Paxson, héroe local, da un paso a un lado para otros lleven la gerencia. Arturas Karnisovas, proveniente de Denver, pasa a ser el nuevo responsable de operaciones, trayéndose a Pat Connelly consigo y fichan a JJ Polk, proveniente de Pelicans. Esta nueva gerencia intentará llevar a los Bulls a una nueva etapa de gloria. Cuando terminó la de Michael Jordan, en 1998, hasta 2005 no volvieron a playoff, iniciando una decente etapa hasta 2015, truncada en parte por las lesiones de Derrick Rose.

Esta última reconstrucción ya lleva su tiempo y ha completado un 1º ciclo, que es que, económicamente, ya han renovado a sus primeros jugadores formados, están por encima del Límite salarial y, sin embargo, los playoff todavía no están cerca. Siguen siendo un equipo joven, de futuro interesante, con un entrenador formador tipo Jim Boylen, que parece ser la primera decisión a tomar. ¿Siguen con él o lo buscan un perfil más profesional que tire de los jugadores hacia arriba?

Pues tardaron dos meses en decidirse. Finalmente, Jim Boylen ha sido despedido al terminar la temporada regular. Karnisovas se tomó ese tiempo para dilucidar la mejor opción y ahora que ya tienen que pensar en el próximo draft y en la posible burbuja veraniega para los que no han ido a Orlando, así que han preferido un nuevo proyecto de cero, aunque sí ejercieron la opción sobre el asistente Nate Loenser, al que quieren conservar en algún rol, sea con el nuevo entrenador o en otro departamento.

Bases: Tomas Satoransky, Ryan Arcidiacono.
Escoltas: Coby White.
Aleros: Zach LaVine, Chandler Hutchison, Otto Porter (PO).
Ala-pívots: Thaddeus Young, Lauri Markkanen.
Pívots: Luke Kornet, Cristiano Felicio, Daniel Gafford, Wendell Carter.

L: Lesionado.
PO: Opción de jugador.

Terminan contrato: Shaquille Harrison (RFA), Kris Dunn (RFA), Denzel Valentine (RFA), Max Strus (CD, L), Adam Mokoka (CD),

RFA: Agente libre restringido.
CD: contrato dual al que pueden tender la Qualifying Offer para retener derechos.
 

La realidad es que, salvo que Porter renuncie a su contrato de 28 millones, cosa que no hará tras haber pasado parte de la temporada lesionado, los Bulls no tienen espacio salarial para hacer nada y el equipo está hecho. Sólo pueden intentar renovar a algún jugador y fichar con la mid-level de 8'4 millones. Por ello, algún traspaso sería el mejor medio de sanear o cambiar piezas.

Sin embargo, la mejor noticia sería la evolución de alguno de sus jugadores. La planificación actual incluyó renovaciones para LaVine y fichajes como Thaddeus Young o Tomas Satoransky. Semiveteranos vertebradores fudamentalmente. Todavía están pendientes de los Markkanen, White, Carter, porque ellos son el futuro. Dunn y Valentine han tenido su tiempo y necesitan más pero la renovación no resulta sencilla sin acercarse peligrosamente al lujo, porque pronto llegarán renovaciones como la de Markkanen y no será barata. Pagar impuesto de lujo está bien, siempre que haya objetivos claros. Estar en tierra de nadie en el Este no lo es.

 

Charlotte Hornets:

Los Hornets, esa franquicia extraña que nació en 2004 siendo los Bobcats pero heredó la historia de los anteriores Hornets, que se habían ido a New Orleans ese año y allí se convirtieron en Pelicans, pasando a ser ellos finalmente la franquicia nueva aunque heredaran la parte deportiva de los antiguos Hornets. En fin, un lío. La realidad es que estos Hornets crecieron lentamente con entrenadores veteranos como Bickerstaff o Larry Brown, llegaron a playoff 3 veces con baluartes como Emeka Okafor, Gerald Wallace y Raymond Felton, aguantaron un poco con Steve Cliffor de entrenador con Walker-Batum-Williams pero no dieron para más y se embarcaron en una reconstrucción que ya dura varios años. ¿Reconstrucción? bueno, es un decir. La realidad es que Michael Jordan es el dueño de esta franquicia, y eso marca un estilo muy claro. Como bien se deja caer en el documental para su mayor gloria The Last Dance, Michael Jordan no es amigo de reconstrucciones y equipos diseñados para no poder ganar y buscar buenas rondas. Parece que estos Hornets lo llevan marcado a fuego. Sin gente puntera, se pasan los años quedando entre los primeros equipos que no llegan a playoff del Este, es decir, 9º o 10º.

Actualmente, bajo la dirección de James Borrego, el cambio de este año ha tenido algunos buenos síntomas pero hace falta tiempo para avanzar. La salida de Kemba Walker y Jeremy Lamb, cambiando la estructura del equipo, ha permitido que nuevos jóvenes llamen la atención. Sin embargo, a pesar de haber cortado en febrero a gente veterana como Marvin Williams o Michael Kidd-Gilchrist, faltan contratos viejos por expirar, como el caso de Nicolas Batum, venido a menos con 31 años, si bien la renovación económica del equipo ya está terminada. La realidad es que siguen siendo un equipo de 30 victorias al año, nada más. Y no hay demasiados visos de mejorar salvo por la evolución de los jugadores, que es la apuesta de la gerencia, comandada por Mitch Kupchak, que confía en Borrego para conseguirlo.

La plantilla está así:

PG: Devonte Graham (TO), Terry Rozier .
SG: Caleb Martin (TO), Malik Monk.
SF: Miles Bridges, Cody Martin, Nicolas Batum (PO).
PF: PJ Washington, Jalen McDaniels (TO).
C: Cody Zeller.

TO: opción del equipo o contrato no garantizado.
PO: Opción del jugador.

Terminan contrato: Kobi Simmons (CD), Dwayne Bacon (RFA), Ray Spalding (CD), Willy Hernangomez (FA), Bismack Biyombo (FA).
FA: Agente libre.
CD: contrato dual con opción a tender la Qualifying Offer para retener derechos.

En el peor verano para fichajes, los Hornets liberan por fin mucho dinero por terminación de contratos quedando sólo colgado el de Batum, de 27 millones, por un año más. Como jugador expirante puede ser interesante para algunos equipos absorber el contrato y ofrecer algún jugador veterano útil del que se quieran librar en contrapartida. Veremos si encuentran la manera. Sea como fuere, en este mercado hay gente útil pero no estelar y van a tener dinero para ello. ¿El riesgo? no acertar con el jugador que recibe el contrato multianual. Bloquea las cuentas y el equipo no progresa.

Pero antes de eso hay que tomar otras decisiones. Rozier llegó como jugador sobre el que apostar tras unos buenos meses en los Celtics como titular cuando hubo lesionados. Sustituyó nada más y nada menos que a Walker, la cara de los Hornets estos años anteriores. Está cumpliendo pero también está haciendo tándem con un jugador similar como Devonte Graham, salido "de la nada", con un contrato no garantizado. Ambos jugadores, de 1'88 m. promedian 18 puntos por encuentro. Rozier ha metido 172 triples, Graham 218. Ambos superan el 37%. Rozier tiene mejores %. Graham da más asistencias, siendo el base de facto, con Rozier penetrando más como un escolta. Un tándem al estilo Raptors que pueden mantener sin hacer nada ya que Graham les sale tirado de precio al ser un 2ª ronda que se ha tenido que ganar los galones desde abajo. La otra opción es poner a Rozier a la venta y ver qué se puede sacar por él y su contrato por 2 años más a 18 millones por temporada.

Al dúo les acompaña Miles Bridges, también en progresión en su 2º año, con sus 13 puntos 5 rebotes, de 22 años, y PJ Washington, de 21 años, con 12 puntos y 5 rebotes. Ambos con más de 80 triples en temporada y aceptables porcentajes. Han "jubilado" a Batum y Williams. Cierra el quinteto Cody Zeller, el "veterano", de 27 años, con 11 puntos y 7 rebotes. Ha crecido en esta franquicia desde joven, tiene la experiencia de llegar a playoff pero es frágil, con muchas temporadas jugando poco por las lesiones.

Este quinteto es muy compensado, repartido, como tradicionalmente han sido los Hornets de los últimos años. Nadie por encima de 20 puntos, todos por encima de 10. Ni fu ni fa. Cuando Kemba Walker se convirtió en la estrella y absorbió hasta llegar a números de All Star, no fue suficiente para hacer crecer la franquicia. Por eso dieron un paso atrás, bloque joven, que ya estaba detrás de los viejos titulares, sin reconstruir y esperar que, al añadir piezas, crezcan despacio pero de forma sólida. Jordan System. Saneados, jóvenes y con un top 10 del draft por llegar. No vencen ni convencen pero están ahí. Y este verano podrán añadir piezas a este quinteto en todas sus  líneas ya que los Hernangomez, Biyombo y Bacon podrían dejar su sitio libre, así como la decepción de Malik Monk que, en el momento de escribir estas líneas, 8 de junio de 2020, anuncian que su sanción por doping ha sido levantada tras cumplir con el programa antidrogas de la NBA. Monk, cuya progresión estaba siendo muy lenta, había mejorado en el mes de febrero, promediando 16 puntos por partido cuando su media de temporada apenas llegaba a 10. En el momento de su suspensión, a finales de febrero, cumplió 8 partidos de sanción hasta la interrupción. Su sanción era indefinida hasta cumplir con los protocolos, cosa que ya ha hecho. De 22 años, es un escolta muy bajo pero con buena envergadura para defender, fallaba precisamente en eso. Su progresión era buena noticia para poder jugar más minutos junto a Graham o Rozier y ser un trío perfectamente intercambiable y versátil. Los Knicks se habían interesado en él en el mercado de invierno. Ese interés podría continuar este verano ya que se encuentra con contrato rookie en su 3º año y tiene un año más garantizado por 5'3 millones.

En definitiva, los Hornets buscan continuidad y progresión, aunque pueden llegar a cambiar medio equipo para conseguirlo.