Artículos

[29/04/2013] Perfil
Una oportuna llamada a tiempo
Por Albert Molinari @ultimatenba | @AlbertMolinari

A veces la vida te da una oportunidad de oro en un momento que no esperas, y debes estar listo para cogerla. Martin y Andersen lo estaban

Los Miami Heat son el mejor equipo de la temporada y los actuales campeones. Son el rival a batir. Su juego es potente y los jugadores saben lo qué deben hacer. Pero tienen (o tenían) un punto débil: la pintura, su zona.

Tras intentar durante un tiempo con Dexter Pittman, Jarvis Varnado, Josh Harrelson y Juwan Howard como interiores que dieran descanso a Anthony, Haslem y Bosh, encontraron la pieza que les hacía falta. Primero se rumoreó con la llegada de Eddie Curry, que había jugado unos partidos con los San Antonio Spurs y que había dado una buena impresión (en parte por su figura con 20 kg menos). Más tarde se hicieron eco de los rumores de incorporar a Greg Oden, el que fuera nº 1 del draft de 2007, para ocupar un hueco en su plantilla. Ninguna de ambas y voluminosas figuras llegó a enfundarse la camiseta de los Heat.

A poco de iniciarse el año, los Heat anunciaban el fichaje de Chris Andersen por 10 días. Sacaban del ostracismo al Pájaro, a sabiendas que si su rendimiento era igual que el que ofreció en Denver en su última etapa podían darse por contentos. ‘Birdman’ fue amnistiado en el verano pasado por los Nuggets, y se encontraba sin equipo.

El propio Andersen reconocía que “es una oportunidad de oro, es una suerte para mí que los actuales campeones me llamen. Aportaré defensa, rebotes y tapones, ya sabéis, como siempre”. Pero su juego tuvo que esperar unos meses a causar efecto. Mientras la temporada regular iba pasando, Andersen iba cogiendo el tono muscular y asimilando las jugadas, su aportación era poca pero valiosa (5 puntos, 4 rebotes y 1 tapón en 15 minutos). A sabiendas de que lo importante son los playoffs, se mentalizó para ser clave desde el banquillo.

Y lo ha demostrado a la primera de cambio. El 4-0 que han firmando los Heat vs Milwaukee Bucks es en parte por su excelente trabajo: 8.3 puntos, 5.3 rebotes y un impresionante 81% en tiros de campo… en 14.3 minutos. Más en menos, imposible.

Sus pick&roll con LeBron es una arma mortal ante los interiores de los Bucks, y su afán de rebote y presión defensiva está permitiendo correr a los exteriores de los Heat. Se entiende perfectamente con Bosh y sabe buscar el bloqueo para que Cole o Allen tiren de tres. Supo seguir en forma tras su salida de Colorado y estuvo entrenando fuerte durante 3 meses para tener una oportunidad en la NBA. Y una vez la tuvo, entrenó aún más para ganarse un hueco hasta final de temporada. Ahora, en post temporada, está como una moto. Los aficionados le adoran, el entrenador Spoelstra lo tiene controlado/domado (en un símil con Rodman y Phil Jackson en los Bulls de 96-98) y los compañeros le respetan y animan. Un plus que bien puede valer un anillo. Él lo sabe y dará todo lo que tiene para conseguirlo.

En verano ‘Birdman’ será agente libre. Imagino que de terminar los Heat con el anillo le renovarán. Actualmente está ganando sobre los 500.000 dólares, por lo que cabe esperar que las negociaciones serán por un sueldo mínimo para un veterano de 34 años. Él quiere seguir en Miami la temporada que viene. 

 

 

No muy lejos de Florida hay otro caso como el de Chris Andersen. La Gran Manzana tiene una de las plantillas más veteranas de la NBA, sobretodo en el juego interior. Durante la temporada han contado con Marcus Camby (38), Rasheed Wallace (38), Kurt Thomas (40), Earl Barron (31), STAT (30) y Tyson Chandler (30). Las lesiones de Camby y Stoudemire han obligado a Mike Woodson a colocar a Melo de ‘4’ en muchas fases de varios partidos. Los New York Knicks han ganado el título de la Atlantic Division (cosa que no ocurría desde la 1993-94)y han quedado 2º en el Este. Es el momento de intentar romper la hegemonía de los Heat. Con un Carmelo Anthony en un estado delicioso de juego (se ha proclamado máximo anotador de la fase regular), un JR Smith centrado y efectivo (ganador del premio Mejor Sexto Hombre) y una plantilla amplia y con experiencia, necesitaban un interior para hacer frente a los Pacers y Heat en su camino hacia las Finales.

Tras el All-Star Weekend, los Knicks anuncian que han llegado a un acuerdo con Kenyon Martin para 10 días. El que fuese nº 1 del draft del 2000, estrella de los Nets de principios de siglos y baluarte de los Nuggets de Karl se encontraba sin equipo desde el verano. Habían sido varios los equipos que le habían tentado durante el inicio de la temporada pero se mantenía firme: no quería contratos de 10 días. Así pasaron los días hasta el 23/02/2013. Dio el sí a los Knicks y “dónde dije Diego digo…”. Los de la Gran Manzana veían que sus interiores iban cayendo de forma puntual o de larga duración y sobrecargar a Chandler o STAT no era la solución.

La llegada de Martin fue un soplo de aire fresco. Se adaptó rápido y se ganó su segundo contrato de 10 días. Cumplió. Y los Knicks le firmaron hasta final de temporada. Sus medias de 7 puntos, 5 rebotes y 1 tapón en 24 minutos valían cada centavo del contrato firmado. Y como en el caso de Andersen, ha subido prestaciones en los playoffs y el 3-1 que de momento ilumina la serie entre Knicks y Celtics tiene en parte culpa ‘Bruto’ Martin. Cuatro partidos con una gran defensa a KG, ayudas para frenar a Green y dosis de testosterona para firmar 5.5 puntos, 7.5 rebotes, 1.8 tapones en 22 minutos. El año pasado aportó en los Clippers, pero este curso se le ve mejor físicamente, con más ganas. Con 35 años sabe que no tiene muchas más opciones. Lo dará todo, como Birdman, para alcanzar las Finales. Martin ya perdió 2 Finales (2002 y 2003) con los Nets, y espera tener la oportunidad de volver a intentarlo con el vecino del otro lado del río Hudson (aunque actualmente ahora estén en Brooklyn).

Se han currado durante cinco meses la forma física para que dos aspirantes al anillo les llamaran. Luego han seguido con una actitud encomiable para dar un plus a sus equipos en el momento oportuno. Esta actitud servirá para que tanto Heat como Knicks valoren seriamente tenerlos en nómina la campaña que viene. Charles Chaplin decía: “Todos tenemos un don, hay mucho talento. Pero lo que diferencia a unos de otros es el trabajo. Sin trabajo, tu talento no sobresale entre los demás”.

Con 34 y 35 años respectivamente, ambos saben que la edad juega en su contra. Y por si fuera poco, sus carreras están llenas de momentos poco claros, turbios,  de personalidades volátiles, de ser inestables. Ahora se les ve centrados, maduros. El dinero debe ser lo de menos si aman el baloncesto, pues sus contratos no serán ni de lejos los que tuvieron en antaño. Si quieren seguir en la élite deberán ceder (sobretodo Martin).

 

Si encuentran la paz consigo mismos puede que sus equipos encuentren la gloria. Debe ser una simbiosis perfecta.




Jugadores Artículo
Ficha de Kenyon Martin Kenyon Martin
Ficha de Chris Andersen Chris Andersen