Artículos

[24/04/2015] Contracrónica NBA
Playoffs Crasher: Los Angeles Clippers - San Antonio Spurs (Game 2)
Por Oleguer Homs @ultimatenba | @OleguerHoms

28 puntos del inmortal Tim Duncan permiten que los San Antonio Spurs sobrevivan en la prórroga ante Los Angeles Clippers a pesar de las bajas por lesión de Tony Parker y expulsión de Manu Ginobili (107-111)

Tras atender en directo un primer duelo memorable en el que Los Angeles Clippers se impusieron por 107-92 a los San Antonio Spurs, UltimateNBA repite en el segundo partido de la mejor serie de esta primera ronda.

Tony Parker y Tiago Splitter llegan tocados a un compromiso en que los vigentes campeones tienen la urgencia de vencer para no irse con 2-0 en contra a San Antonio. Los Clippers, por su parte, quieren repetir las sensaciones positivas del primer partido y llevarse una nueva victoria ante su público.

16:53: Un fenómeno meteorológico inaudito en estos lares, lluvia, me sorprende al salir del metro. En Los Angeles las cuatro gotas que caen equivalen a un diluvio, así que no me sorprende ver que el tráfico en la calle Figueroa se ha convertido en un caos.

17:18: Como siempre que me es posible, he entrado al Staples Center así que se han abierto las puertas para la prensa. Con el pabellón prácticamente para mí, aprovecho y me hago una foto en el parquet. No es tan mítico como cuando está el escudo de los Lakers, pero igualmente es un lujo poder inmortalizar esta instantánea. Poco después DeAndre Jordan sale a practicar tiros libres -buena falta le hace- al mismo tiempo que las cheerleaders ensayan coreografías para mí y pocos afortunados más.

17:50: Después de cruzarme con Tim Duncan, entro justo a tiempo para sentarme en una de las pocas sillas libres en la sala de prensa. Doc Rivers no tarda mucho en llegar y, como siempre, está de buen humor. Afirma que el equipo es consciente que en la NBA, a diferencia de la NCAA, ganar un partido de Playoffs no es nada más que un primer paso. Al final de la comparecencia, ante una pregunta de mi amigo Josh Martin de Bleacher Report sobre el Draft del 2000, Doc dice que ni siquiera sabe que hacía con su vida por aquel entonces. Cuando alguien le recuerda que entrenaba a los Orlando Magic Doc, más sabio tras quince años de experiencia en los banquillos y un campeonato, sentencia rotundo: “aquello aún no era entrenar”.

18:07: Pasan unos minutos hasta que el temido Gregg Popovich, finalmente, llega a la sala. La primera pregunta hace referencia al despido de Scott Brooks de Oklahoma City. Pop se solidariza con su compatriota, de quien dice que es un gran entrenador que no tardará en encontrar otro banquillo en el que sentarse. En su caso, Popovich reconoce que si lleva veinte años pudiendo pagar sus facturas es gracias a la suerte de que su destino se cruzara con el de Tim Duncan. Por alguna razón, toda la rueda de prensa se tiñe de un tono nostálgico que el entrenador de San Antonio despeja entre risas al recordarnos que aún no se está muriendo. Cada rueda de prensa de Gregg Popovich merecería un capítulo aparte, realmente; un grande.

18:21: Como me ocurre con Lakers y Clippers, empiezo ya a identificar los patrones de preparación previa a un partido de los jugadores de los Spurs. Tiago Splitter, Boris Diaw o Manu Ginóbili salen a calentar exactamente a la misma hora que lo hicieron el domingo. En los Clippers no tengo ni siquiera que mirar al reloj para saber que a los sesenta minutos del salto inicial JJ Redick está practicando triples y Glen Davis, con sorprendente agilidad, movimientos al poste.

18:34: Chris Paul rompe con su rutina y sale a calentar, para júbilo del público que ha llegado temprano al Staples Center. A diferencia de Manu Ginóbili el otro día, Tony Parker no firma ningún autógrafo a los niños que se lo piden cuando cruza el túnel de vestuarios. El francés, que está lidiando con una lesión de tobillo, tiene otras preocupaciones en mente...

19:05: Como durante los veinte minutos de impás entre que el último jugador se va al vestuario y el inicio de la rueda de entradas, no tenía nada que hacer, voy a ver a Bill Simmons al comedor, pero está ocupado y no puedo hablar con él. Ya fuera, en las sillas VIP, me cruzo por primera vez hoy con el icónico David Hasselhoff. Logro resistir la tentación de hacerme un selfie con Reggie Miller, legendario tirador que con la irrupción de Stephen Curry en el olimpo de los triplistas cae en mi opinión al tercer peldaño del podio en esta especialidad, por detrás de Ray Allen y el MVP de los Golden State Warriors.

1r cuarto: El partido empieza con un inicio demoledor de alguien a quien muchos llevamos años retirando: Tim Duncan anota 8 puntos sin fallo para empezar el duelo, pero Chris Paul y sus 9 tantos no se quedan cortos. Matt Barnes, el villano oficial de la serie ante un conjunto que hace diez años alineaba a Bruce Bowen, marca terreno con una falta que roza la flagrante en forma de abrazo a Manu Ginóbili. Este primer compás tiene de todo; huele a partidazo (24-28).

2o cuarto: Lob City remite a los tiempos del showtime con la salida a cancha de Jamal Crawford. Blake Griffin encadena mates, J-Crossover sorprende con sus tiros imposibles y DeAndre Jordan completa un alley oop a pase de un Griffin que ya en la primera mitad flirtea con llegar al triple doble. Los Clippers sobreviven a una segunda unidad que, comparada con la de San Antonio, es de risa. Llega el descanso con 47-52 en el marcador y Tim Duncan, eterno, lleva 16 puntos tras anotar 8 tiros en 9 intentos.

Descanso: Steve Ballmer es humano; puede permitirse invertir dos mil millones en comprar una franquicia de la NBA pero, en el fondo, tiene las mismas preocupaciones que el resto de nosotros. El propietario de los Clippers, como medio mundo, dedica su tiempo libre a hablar sobre el inminente combate entre Floyd Meyweather y Manny Pacquiao que, de haberlo, coincidirá con el partido número siete entre San Antonio y sus Clippers. Aparte de cotillear esta conversación el descanso me regala momentos inolvidables como pasar a medio metro de Billy Crystal o ver a David Hasselhoff tropezando con el cableado del suelo, aunque el vigilante de la playa no llegó a caer.

3r cuarto: Parece que Tim Duncan aún no ha tenido bastante. Gracias a los puntos del mejor ala-pívot de la historia de la liga los Spurs se colocan diez puntos arriba, pero Chris Paul no tarda en liderar una remontada. Kawhi Leonard es otro de los que se está marcando un partidazo que, por sensaciones, parece un séptimo choque de las finales. El final del tercer período es un preludio de lo que está por venir, y se cierra con dos triples de Patrick Mills (74-77).

4o cuarto: Los Spurs vuelven a estar diez arriba. Parece que DeAndre Jordan y Blake Griffin, entre otros, están sufriendo las consecuencias de tantos minutos acumulados… La ventaja visitante es ya considerable, y el partido amenaza con romperse cuando Gregg Popovich decide poner en marcha el muy temido hack-a-Jordan (78-88). La táctica, sorprendentemente, se vuelve en contra de Pop: Manu Ginóbili es expulsado tras cometer su sexta falta y DeAndre Jordan empieza a anotar sus tiros libres. Tony Parker está lesionado y Tim Duncan comete su quinta personal mientras del lado Clipper JJ Redick, desaparecido durante todo el partido, anota tiros clave para empatar el duelo a 90. Posteriormente, Marco Belinelli, Blake Griffin, Kawhi Leonard y Chris Paul desde la línea de tiros libres intercambian canastas que llevan a un agónico 94-94. Blake Griffin pierde un balón clave y Chris Paul falla la oportunidad de ganar con un buzzer-beater ante la defensa asfixiante de Kawhi Leonard y Danny Green: habrá prórroga.

Prórroga: Con el corazón latiendo a mil por hora, empieza para mí y todos los asistentes el tiempo extra. Patrick Mills sigue ganándose el premio al MVP del partido anotando en los momentos clave pero Blake Griffin, que ya ha certificado su triple-doble, irrumpe de nuevo en todas las retinas con un estratosférico mate que remite a los del primer partido. Con el choque empatado a 101, Duncan y Mills aguan la fiesta. Dos triples de Chris Paul y JJ Redick con los Clippers a remolque mantienen las esperanzas hasta el final, pero hoy Patrick Mills tiene hielo en sus venas. Al final, 107-111 a favor de los vigentes campeones para que la serie viaje 1-1 a San Antonio. ¡Qué partidazo!

22:49: Por tercera vez en mi vida, todas ellas hoy, me cruzo con David Hasselhoff camino de los vestuarios, donde me espera un encuentro con uno de los mejores jugadores de la historia de la liga. Esta noche los Clippers han homenajeado la presencia de Elgin Baylor en el pabellón, mostrando imágenes de su etapa en los Minneapolis Lakers en vez de con la camiseta púrpura y oro enemiga; siempre es especial ver a una leyenda de la NBA en vivo.

22:56: Tengo la sensación que Gregg Popovich ha empezado la rueda de prensa antes siquiera de que terminara la prórroga. Al llegar yo a la sala Pop prácticamente ha acabado, así que no saco nada jugoso. También con prisas para volver a casa unas horas antes de volar hacia San Antonio, Doc Rivers no tarda en preceder a Popovich. El entrenador de los Clippers entona el mea culpa por los errores cometidos, al mismo tiempo que lamenta que no hayan podido llevarse un partido que han rozado con los dedos. Finalmente, sobre la acumulación de minutos de los titulares, reconoce que tienen que hacer ajustes en vistas a los próximos partidos de la serie, que a partir de ahora se jugarán todos cada dos días. Realmente Jamal Crawford es el único suplente de garantías en el banquillo Clipper. Hoy han completado la rotación Glen Davis, Austin Rivers y Hedo Turkoglu. Spencer Hawes, flamante fichaje veraniego, ha resultado ser una gran decepción...

23:14: El ruedo acumulado alrededor de Kawhi Leonard es gigantesco, y aún no se sabe que va a ser galardonado como mejor defensor del año. Espero pacientemente a que Manu Ginóbili se haya vestido para escuchar sus impresiones sobre las seis faltas. El argentino afirma que ni siquiera era consciente de que había cometido tantas y que, de repente, pasó de la que él creía que era la tercera a la quinta. Es incapaz de rememorar la última vez que tuvo que vivir un final de partido expulsado en el vestuario. Felicita al equipo, especialmente a Patrick Mills, por haber sabido sacar el duelo adelante y finalmente, preguntado sobre Tim Duncan, encuentra un sinfín de calificativos positivos tras afirmar que no quedan palabras.

23:42: De nuevo en casa, una acreditación más para una colección que espero que no deje de crecer. Los Clippers han perdido, con lo cual mis esperanzas de estar viendo a James Harden en dos semanas han ido a menos. Veremos que ocurre en el quinto partido, espero poder estar tanto en este como en el séptimo si lo hay para vivirlo en directo y luego rememorarlo en este espacio.

I love this Game!




Jugadores Artículo
Ficha de Tim Duncan Tim Duncan