Artículos

[15/04/2011] Play Offs NBA
Playoffs 2011. Previa Conferencia Oeste (y II)
Por Demian Belmonte @ultimatenba | @Demian_Belmonte

Análisis de las series que enfrentarán a Lakers vs Hornets y a Mavericks vs Blazers

LOS ANGELES LAKERS vs NEW ORLEANS HORNETS

-Enfrentamientos durante la regular season: 4-0
29 de Diciembre 2010: New Orleans Hornets 88, Los Angeles Lakers 103
7 de Enero 2011: Los Angeles Lakers 101, New Orleans Hornets 97
5 de Febrero 2011: New Orleans Hornets 95, Los Angeles Lakers 101
27 de Marzo 2011: Los Angeles Lakers 102, New Orleans Hornets 84


¿CÓMO SE VE LA ELIMINATORIA?

Los propios aficionados de New Orleans Hornets ven esta eliminatoria como un trámite. Ya se pueden intentar encontrar las debilidades que sea a los Lakers, que éstas no serán importantes hasta las siguientes rondas, si aparecen. Lo normal es que haya un sweep o alguna victoria de los Hornets en casa. Línea por línea no superan a ninguno de los Lakers salvo en el puesto de base y, aún encima, Chris Paul no está bien físicamente. Se las ha apañado para hacer grandes números, pero no está como hace dos temporadas y es lo que necesitan los Hornets para meter miedo a los Lakers, conseguir que los angelinos tengan que hacer cambios defensivos para poder parar a Paul.

La sensación es que los Hornets, si la temporada regular hubiera durado 10 partidos más, se quedaban fuera de play off. No llegan fuertes, han perdido a David West y la rotación es limitada, aun suponiendo que los quintetos puedan mantenerse más o menos igualados. No es que los Lakers tengan una rotación fortísima pero tienen mucha más experiencia en estas lides.

Trevor Ariza tendrá que intentar parar a Kobe Bryant. ¿Quién cubre a Ron Artest? o, en su defecto, ¿quién cubrirá a Ron Artest? Marco Belinelli o Willie Green, mucho más ligeros y livianos que Artest, que en los Lakers juega muy encorsetado pero su polivalencia es mucho mayor y no necesita demasiado tiempo para desmelenarse cuando la situación viene de cara. También podría tener minutos el rookie Quincy Pondexter.

Aun dando por hecho que Carl Landry sea suficientemente ágil para poner en problemas a Pau Gasol y Lamar Odom, que Emeka Okafor dé el do de pecho ante un renqueante Andrew Bynum y que Jarrett Jack lidere la segunda unidad poniendo en problemas al saltarín Shannon Brown, parece que es bastante difícil que haya una conjunción de estrellas para que todas funcionen a la vez en ataque y, además, aguanten en defensa.


CLAVES

Los Angeles Lakers deberán olvidar los problemas habidos en las últimas semanas y ponerse en modo play off. El oficio debería hacer el resto. Esta serie servirá para recuperar la confianza, acabar pronto e intentar recuperar jugadores. Si la cosa va bien, es buen momento para que jugadores de banquillo, tanto jóvenes como veteranos, participen para reservar titulares en la medida de lo posible. No existe una clave como tal, simplemente, jugar en modo play off, jugar como saben. Circulación de balón, aplicación de sistemas bien aprendidos y no perder concentración.


Los Hornets, por su parte, deben ir de perdidos al río. No pueden salir con miedo porque ya no tienen nada que perder. Han ido de más a menos en la temporada pero ha sido muy digna para las expectativas creadas por lo que deben estar satisfechos. Eso debe darles confianza para intentar luchar de tú a tú. Es clave que Paul suba un peldaño su nivel de rendimiento, sobre todo en el aspecto ofensivo ya que su capacidad para conectar con el equipo está intacta. Trevor Ariza debe pegarse como una lapa a Kobe y centrarse en seleccionar bien sus tiros, sin atribuirse excesiva responsabilidad ofensiva. Carl Landry tiene una oportunidad de oro para demostrar que, a pesar de ser bajito, su calidad ofensiva es fundamental. Emeka Okafor y Aaron Gray, éste desde el banquillo, deben pelear cada rebote y defender como gato panza arriba. Por último, que Jarrett Jack esté inspirado para revolucionar el partido o, incluso jugar junto a Paul muchos minutos, podría ser un factor muy importante que obligase a esforzarse a la defensa angelina.


ENFRENTAMIENTO A SEGUIR

Kobe Bryant vs Chris Paul en ataque, que no en emparejamiento. La posibilidad de que Kobe se tuviera que encargar de Paul en defensa vendría por el buen hacer de éste en ataque y sería una clave de igualdad de los dos equipos.

Andrew Bynum vs Emeka Okafor. En su defecto, en caso de problemas de Bynum con su rodilla, será Pau Gasol el pívot. Okafor deberá defender a muerte y tirar de oficio en ataque haciendo las cosas fáciles.


FACTOR "X"

No, no serán las rodillas de Bynum y Matt Barnes, no. El único factor X que realmente puede afectar esta eliminatoria es la varicela. Sí, como lo leen. Steve Blake es baja por estar afectado por esta enfermedad que la gente suele pasar en la niñez. Es muy contagiosa y Blake está apartado del equipo hasta que se recupere. Sin embargo, ni Kobe Bryant, ni Ron Artest ni Andrew Bynum la han pasado, lo que supone un cierto peligro para la estabilidad Laker que el "Chicken Pox", como se denomina en inglés, haga su aparición por el vestuario angelino.

PRONÓSTICO

Entre 4-0 y 4-1 estará la cosa. Realmente no se puede decir mucho más.



DALLAS MAVERICKS
vs PORTLAND TRAIL BLAZERS

-Enfrentamientos durante la regular season: 2-2
15 de Diciembre 2010: Dallas Mavericks 103, Portland Trail Blazers 98
4 de Enero 2011: Dallas Mavericks 84, Porland Trail Blazers 81
15 de Marzo 2011: Portland Trail Blazers 104, Dallas Mavericks 101
3 de Abril 2011: Portland Trail Blazers 104, Dallas Mavericks 96


¿CÓMO SE VE LA ELIMINATORIA?

Con la de Thunder-Nuggets, posiblemente es la eliminatoria más igualada del Oeste. Es una eliminatoria con sabor añejo entre dos equipos que se debaten en una extraña situación de huida hacia adelante adaptándose a cada momento para intentar mantenerse competitivos. Es indudable la calidad de estos dos equipos, capaces de ganar a cualquiera pero donde se pueden encontrar muchas debilidades en el análisis detallado. A nivel general, podemos observar una mayor profundidad de banquillo de Dallas pero un orden mucho mayor en Portland.

Ambos equipos han sufrido problemas durante la Regular Season. La lesión de Caron Butler, que sigue luchando por llegar en algún momento de los play off, afectó profundamente al equilibrio de Dallas Mavericks y, para mantener el equilibrio entre las dos unidades, han probado diversos aleros pero siempre evitando que Shawn Marion fuera titular a tiempo completo porque era muy importante para la fuerza de la 2ª unidad. Han vivido gran parte de la temporada con la espera de la recuperación de Rodrigue Beaubois y, ahora que está, es un arma más; sin embargo, tampoco se ha convertido en la salvación. Jason Kidd sigue dando muy buen oficio pero su nivel de % de tiro no está como el año pasado. Peja Stojakovic llegó mediada la temporada para aportar letales triples si bien tampoco tiene físico para mucho más. Dallas tiene muchas piezas, muchos especialistas y un buen entrenador de temporada regular aunque con fama de tener problemas en play off, cuando se juegan el todo por el todo y hay que escoger la pieza adecuada para un momento concreto que decide la situación definitivamente: Rick Carlisle.

En Portland Trail Blazers, la maldición que lleva afectando en forma de lesiones a la franquicia dura ya más de una temporada. Enumerar las bajas es ya motivo de un artículo propio, podría decirse. Nate McMillan será todo lo cerrado que sea pero no se puede decir que no sepa administrar una plantilla corta de recursos y adaptarse al límite con lo que tiene. Llegó a quedarse sin pívots y supo reconducir la situación. Se quedó sin su amada estrella por la que canalizaba el juego y dio nuevas responsabilidades a otros. El Portland que había empezado esta temporada es un Portland diferente al que ha terminado. Había empezado con una batería de pívots fuertes y defensivos, Marcus Camby y Joel Przybilla y va a terminar con un Camby renqueante, un Earl Barron que ha sido fichado in extremis para amarrar unos rebotes y un joven Chris Johnson que va a tener la suerte de disfrutar minutos de play off en su temporada rookie cuando ni siquiera tenía equipo al comenzar la temporada. 

Tal es así que, realmente, ha sido LaMarcus Aldridge el pívot en el último cuarto de la temporada. El paso adelante que ha tenido que dar este jugador, tachado en un primer momento de alérgico a la pintura, blando y abusador del tiro de 5 metros para no pegarse, se ha reinvindicado esta temporada como un jugador importante de verdad en la liga. Y en esta serie es donde tiene que confirmarse su verdadero estatus.

El otro gran cambio de Portland respecto al comienzo de temporada fue la llegada de Gerald Wallace. El polivalente alero, capaz de jugar de pívot si lo necesitan, es una fuerza de la naturaleza, y ha dado un soplo de aire fresco a unos agotados Blazers, que estaban acosados por las bajas. Le ha permitido a McMillan afrontar con variantes tácticas el final de temporada y, sobre todo, ha aportado una confianza a la plantilla tremenda, con la sensación de que, sólo con este fichaje, el futuro de Portland es mucho más abierto ahora, porque no es sólo una pieza de presente.

Y es que no pintaba bien el futuro con la situación de Brandon Roy, el último gran cambio de la plantilla. El jugador franquicia ya no ejerce, al menos de momento, como tal. Su jerarquía y privilegios se mantienen pero ahora, obligado por sus problemas en las rodillas, ya no es titular. Los Blazers han aprendido a vivir sin él y han sobrevivido. El jugador ha pasado una dura prueba psicológica que ha afectado a distintas áreas, pundonor, humildad, jugador de equipo, rol especialista, etc. Ahora es un jugador que puede romper un partido por su calidad pero no puede, al menos, de momento, llevar el peso de la serie.

Este trasvase de poderes de Roy a Aldridge le ha dado mucha libertad a Andre Miller. El veterano base, un iron man de la liga que apenas se ha perdido 10 partidos en toda su carrera profesional, y ya tiene 35 años, estaba encorsetado por el tipo de juego de Roy. Miller no es el jugador más importante pero su conexión con el resto del equipo ha aumentado. La lesión ha permitido la liberación no sólo de Miller, para poder dirigir, sino la liberación de Rudy Fernández, Wesley Matthews y Nicolas Batum en sus limitados roles de tirador y jugadores defensivos o de contraataque. Ahora se aprovechan mejor las virtudes de todos.

Ahora es un equipo ordenado en sus líneas, al que le falta kilos en la pintura, pero con jugadores polivalentes que conocen el sistema y han aprendido a jugar sin su jugador franquicia, el cual, por suerte, tiene minutos para aportar calidad y anotación.

CLAVES

Dallas parte como favorito por récord. Deberá imponer su profundidad de banquillo a base de usar sus piezas para agotar al contrario. Tiene armas de sobra, tanto anotadoras como defensivas, pero será Dirk Nowitzki el hombre que deberá llevar el peso. Sin Dirk funcionando, posiblemente haya muchos problemas y habría que ver qué jugador de Dallas sale a dar la cara en tal caso. Hay varios nombres posibles pero no está claro quién podría ser. ¿Beaubois? eso desean los aficionados, una nueva estrella joven. ¿Jason Terry? Es su obligación. Quien no falla es Shawn Marion, pero no es un jugador que pueda llevar el peso. El tiro de Kidd debe volver a ser fiable como lo ha sido en las últimas dos temporadas. Stojakovic y sus triples también pueden ser fundamentales en un momento dado.


Para los Blazers, hay una oportunidad muy grande de pasar la eliminatoria. En los enfrentamientos de temporada regular han ganado los dos partidos de casa y, sobre todo, han sido los dos últimos partidos, en marzo y abril, con la configuración actual de ambas plantillas. Les han jugado de tú a tú y les han ganado. Mucha defensa y mucha circulación de balón es la clave para ellos. Juegan de memoria y fuerte. A pesar de los problemas en la pintura, no renuncian a ella y tienen una batería de tiradores con capacidad de tiro exterior importante. La confianza es alta y la presión es para Dallas.


ENFRENTAMIENTO A SEGUIR

Hay varios frentes aquí pero uno va a sobresalir por encima de los demás:

Dirk Nowitzki vs Gerald Wallace

Con LaMarcus Aldridge obligado a jugar mucho de pívot, Wallace tiene el físico y la polivalencia para intentar parar al jugador alemán. Es difícil pararlo en su famoso tiro de 6 metros, con sus 7 pies, saltando hacia atrás a la pata coja, pero hay otras armas, como intentar impedir que le llegue el balón en condiciones y obstaculizarle hasta el momento del salto.

Posiblemente sea Marion el que se encargue de Wallace en defensa.

Jason Kidd vs Andre Miller

Dos bases de otra época. Ambos con buena visión de juego. Kidd tiene tiro exterior y Miller es más penetrador pero ambos juegan muy bien de espaldas con lo que quizá se anulen un poco y no sean protagonistas. La diferencia estriba en que Miller sólo tiene a Patrick Mills de suplente y Kidd puede ser bien sustituido por Jose Barea y Terry.

LaMarcus Aldridge vs Tyson Chandler

Chandler siempre es una garantía defensiva y una conexión con un buen base asistente. Intentará secar a Aldridge pero siempre estará ahí Brendan Haywood para echar una mano e incluso ser titular en caso de que vuelvan los recurrentes problemas físicos de Tyson. Haywood tiene contrato y nivel para ser titular y no sería un drama que ocurriese.

Lo que está claro en esta eliminatoria es que los emparejamientos son muy variables y no de 1vs1. El jugador que ataca puede luego no defender al mismo que le defiende y es bastante probable que sea así, por las características de la plantilla.


FACTOR "X"

Por parte de Portland: Brandon Roy. No se puede despreciar el talento de este jugador, herido en su orgullo pero aceptada su nueva condición a la fuerza por causas ajenas a, no ya a su voluntad, si no a la voluntad de cualquiera. Sus 20 minutos de calidad deben ser importantes en todos los partidos de la serie.

Por parte de Dallas, su factor X bien puede ser la 2ª unidad completa. Terry-Beaubois-Stojakovic-Marion-Haywood tiene mucho nombre y capacidad para hacer mucho daño a una rotación Blazer mucho más corta y limitada. Tienen la obligación de mantener el ritmo y hacer daño.



PRONÓSTICO

Incierto. Es una eliminatoria abierta. En principio, si los juegos en casa son sólidos, Dallas terminará llevándose la eliminatoria en 6 partidos y aprovechará la ventaja para sentenciar con cierto margen. Ahora bien, como Portland sorprenda y gane alguno de los dos primeros partidos en Dallas, será Dallas el manojo de nervios, la historia se pondrá en su contra, la presión mediática se los comerá, Cuban comenzará a dar espectáculo y Portland se llevará la eliminatoria. La sensación de fragilidad mental de los Mavs puede ser la verdadera clave.



Jugadores Artículo
Ficha de Jason Kidd Jason Kidd
Ficha de Pau Gasol Pau Gasol
Ficha de Kobe Bryant Kobe Bryant
Ficha de Dirk Nowitzki Dirk Nowitzki
Ficha de Lamar Odom Lamar Odom
Ficha de Andre Miller Andre Miller
Ficha de Andrew Bynum Andrew Bynum
Ficha de Chris Paul Chris Paul
Ficha de LaMarcus Aldridge LaMarcus Aldridge
Ficha de Brandon Roy Brandon Roy
Ficha de Rudy Fernández Rudy Fernández