Artículos

[13/06/2009] Crónica
Pensando en Orlando
Por José Ajero @ultimatenba

4º partido. Los Lakers lo tienen en la mano. Toca currar.

He dormido. Por primera vez, he conseguido dormir casi siete horas del tirón. Por primera vez, casi en mi vida, o al menos en este maldito año, que no acaba de terminar. Tiene que ganar Orlando el quinto partido. Yo quiero que los Lakers y Pau se lleven el anillo, que no os quepa la menor duda, pero es por el bien de nuestra integridad física.

La historia es que nos han dicho que en cuanto los Lakers ganen, hay que preparar un especial de una hora con la carrera de Gasol y trayectoria de los suyos en el último mes. Flipo. Me parece buena idea, pero no sé cuándo ni cómo vamos a dormir.

No pasa nada, la verdad es que hay que valorarlo en su justa medida. Nunca antes, la NBA había recibido tantas atenciones, y no sé lo que nos puede durar. Por ello, hay que ir a muerte y si nos piden que hagamos el pino, lo hacemos.

La cosa desde luego que no pinta mal, pero tampoco creo que todos los años, uno de los nuestros vaya a llevarse el anillo. Por eso, a saco.

La historia es que a mí me da un poco igual que gane Lakers en cinco o en seis. Pero bueno, que si ganan en seis mejor que mejor, porque me da aire para poder preparar mejor el especial.

Sobre el cuarto partido deciros que nos pasamos cerca de cinco horas, entre pruebas y demás, en el estudio. Me bebí tres coca-colas y cuatro cafés y por eso creo que es todo un hito que haya sido capaz de dormir.

Se fue la señal desde Orlando, en plena previa y tuvimos que improvisar desde Madrid como si no hubiera pasado nada de nada. Así son las cosas. 

Lo mejor de todo es que cuando acaba el partido nos quedamos de charletas y demás en la redacción. Las victorias de los Lakers no están haciendo ilusión, la verdad sea dicha. Aunque lo peor de todo es una cosa desagradable, que es la evidente confirmación de que te haces mayor.

No hace ni dos años, me preocupaba sobre exceso, a la hora de volver de fiesta, oír lo pajaritos que anunciaban que era demasiado por la mañana, que deberías haber vuelto antes. Ahora, el  límite lo marcan los atascos.

 ¿Sabéis lo que supone dejar de trabajar a las siete de la mañana y pensar en que hay atasco cuando sales a esas horas porque la ciudad se ha puesto en marcha otra vez?.  




Jugadores Artículo
Ficha de Pau Gasol Pau Gasol