Artículos

[21/12/2010] Historia
Los diferentes estados de la mala suerte
Por Albert Molinari @ultimatenba | @AlbertMolinari

Una franquicia condenada, marcada con fuego. Han gozado de grandes momentos e incluso de mucha suerte en el draft, pero el precio que han pagado es excesivo.

Con poco tiempo en la historia de la NBA, la franquicia de los Hornets (tanto en Charlotte como en Nueva Orleans) ha vivido una montaña rusa de sensaciones agridulces. Algunos episodios negativos han dejado huella en sus aficionados y jugadores.

Demasiados golpes duros encajados en un margen tan escaso de tiempo (última década).  Cualquier peso pesado se tambalearía, e incluso hubiese besado la lona.

Hagamos un viaje cronológico en el tiempo para ver los momentos clave en la vida de los Hornets.  

 

1)      La aparición en la NBA – 1988

En la temporada 1985/86, el comisionado David Stern informó que la NBA aumentaría en cuatro sus franquicias. En abril de 1987 dio a conocer los nombres: Miami, Orlando, Minnesota y Charlotte serían las escogidas.

El empresario George Shinn se hizo cargo de los Charlotte Hornets. Debutaron en la NBA en la temporada 1988/89. Su primer partido oficial fue una dolorosa derrota contra los Cleveland Cavaliers por 133-93.   

Los primeros años fueron complicados deportivamente, algo habitual en un equipo recién llegado a la liga. Nombres como Kelly Tripucka, Muggsy Bogues, Rex Chapman o Kendall Gill fueron los primeros ídolos del equipo de Carolina del Norte hasta la llegada del Dúo Maravillas.

  

2)      La vida con Larry Johnson y Alonzo Mourning (1991-1995)

 

La noche del draft de 1991 fue muy esperada en Charlotte. Tenían el nº1 en sus manos. El elegido fue Larry Johnson, un alero poderoso de la UNLV (Universidad Nevada-Las Vegas) que había sido campeón de la NCAA en 1990. A pesar de sus escasos 2.01, jugó de ala-pívot la mayoría de partidos en su carrera. Terminó la temporada 1991/92 como Debutante del Año gracias a sus más de 19 puntos y 11 rebotes cada noche.

Y por si con eso no fuese suficiente, la suerte se alió con ellos un año más tarde. En 1992 la elección fue el nº2. Alonzo Mourning llegaba a los Hornets. Con la llegada del ex de Georgetown, L.J. podía pasar a jugar de alero en muchos minutos. Zo era una muralla, una roca, el bastión defensivo que tanto necesitaban. El color azul celeste estaba de moda en la NBA.

Cada componente del Dúo Maravillas promedió más de 20 puntos y 10 rebotes en su primera temporada conjunta. El quinteto que presentaban los Hornets en 1992/93 era muy bueno: Bogues-Curry-K.Gill-L.Johnson-Mourning. Saliendo desde el banquillo tenían a Johnny Newman, JR Reid y Kenny Gattison como apoyos. Empezaban a ser un equipo a tener en cuenta. Todo iba sobre ruedas en Charlotte. Incluso se permitieron la “osadía” de acabar con la carrera de Kevin McHale (eliminaron a los Celtics en los playoffs de 1992/93 por 3-1 con un tiro ganador de Zo en el último segundo del cuarto y definitivo partido).

Pero no todo dura eternamente. Mourning y Johnson no terminaban de llevarse bien. Los Hornets tomaron cartas en el asunto y traspasaron al pívot a los Miami Heat a cambio de Glen Rice, Matt Geiger y Khalid Reeves. Perdían a su mejor defensor pero conseguían a un center de buena mano como Geiger y a un exterior de calidad como Rice, que debía aligerar la carga anotadora de Johnson y completar un perímetro de lujo.

El invento duró lo que dura una temporada. Antes de empezar la temporada 1996/97, Larry “Grandmama” Johnson dejó el equipo para enrolarse en los New York Knicks. El buque insignia de las Avispas zarpaba a uno de los puertos con mayor potencial mediático. Atrás quedaban 5 temporadas a un alto nivel, pero de lesiones en la espalda, roces con Mourning y la directiva. Anthony Mason ocuparía su lugar.

Empezaba una nueva etapa en los Hornets sin el Dúo Maravillas.

 

3)      De Kobe a Bobby Phills – (1996-2000)

Hay fechas señaladas en el calendario de una franquicia. Cierto es que a toro pasado es fácil ver las cosas, pero el draft de 1996 cambiaría el presente (pero sobretodo el futuro) del equipo. Eligieron en el nº16 al imberbe Kobe Bryant. Un delgado escolta que no había pasado por la NCAA, que se crió en su niñez en Italia y que era hijo de un ex NBA. Era un diamante en bruto, pero los Hornets buscaban algo más “real”, más palpable. Bryant fue enviado a los Lakers a cambio de Vlade Divac. El resto es historia.

Pero hay que ser justos. Los Hornets ganaron con el cambio a corto plazo (Kobe no rindió a buen nivel hasta la temporada 1998/99). Además, les urgía más un interior que otro exterior, parcela que estaba perfectamente cubierta. Con Rice, Divac, Mason y Geiger consiguieron dos temporadas consecutivas de más de 50 victorias. El equipo era completo y jugaba vistoso.

Luego vinieron años de oscuridad y mediocridad en Charlotte, que solo se pudieron salvar con la elección de Baron Davis en la tercera posición del draft de 1999. Un rayo de luz que iluminaba un poco la franquicia.

Pero lo peor estaba por llegar. Seguramente el golpe más duro que han encajado nunca. Una de esas noticias que jamás quieres oír. El 12 de enero de 2000 fallecía en un accidente de tráfico Bobby Phills. Volvía de una sesión de tiro con David Wesley en el Charlotte Coliseum.
Según se puede saber, el coche de Phills circulaba a alta velocidad (entre 120 y 130 km/h) por el centro de la ciudad y tras una maniobra arriesgada volcó y chocó contra una furgoneta en el carril contrario, falleciendo en el acto. Wesley fue acusado por la policía de hacer “carreras” con Phills, algo que no se pudo demostrar nunca (a pesar de haber sido multados en varias ocasiones ambos por exceso de velocidad). El dorsal 13 fue retirado por los Horntes.

Bobby Phills era un escolta bastante completo. Anotaba con cierta fluidez y era querido en Charlotte, donde estaba disputando su tercera temporada con el equipo. Contaba con 30 años recién cumplidos en el momento del accidente. Unos meses antes la franquicia ya había sufrido una noticia negativa relacionada con la velocidad y los coches. En octubre de 1999, el base del equipo Eldridge Recasner y el ala-pívot Derrick Coleman padecieron un accidente de tráfico, quedando Recasner lesionado del hombro y con un colapso en un pulmón. Coleman fue detenido por conducir ebrio.

Un triste presagio de lo que ocurriría poco después.

 

4)      Cambio de estado. Hornets 2.0 – (2002-2005)

En la temporada 2002/03 la franquicia se mudó a Nueva Orleans, pasando a ser los New Orleans Hornets –alegaron motivos de poca asistencia al pabellón para el traslado-. Borrón y cuenta nueva. Nueva oportunidad para hacer las cosas bien.

Jamal Mashburn volvió a ser el jugador de tanto talento tras una lesión que le apartó de las pistas toda una temporada y fue All-Star en 2003. Baron Davis y Jamaal Magloire fueron los representantes en dicho evento en 2004 (no había una pareja de avispas desde 1995).

En la temporada 2004/05 pasaron a la Conferencia Oeste, debido que en Charlotte llegaron los Bobcats.  

 

5)       CP3 / Katrina / Oklahoma City  (2005-2007)

La suerte con la lotería del draft es algo que siempre ha acompañado a los Hornets.

En 2005 eligieron en cuarta posición. El genial base de Wake Forest, Chris Paul, sería quien dirigiera el ataque de las Avispas. Funcionó desde el primer día.

La llegada de CP3 fue una señal de cambio. Lo que seguramente no esperaban los aficionados era que el cambio implicase ir a jugar a Oklahoma City.

Los días 29 y 30 de agosto de 2005, el huracán Katrina asoló y destrozó Nueva Orleans. Dejó la ciudad bajo el agua. El equipo debería jugar entre Oklahoma y Nueva Orleans a la espera de poder construir un nuevo pabellón. Los aficionados de Oklahoma los recibieron con los brazos abiertos (eso motivó el traslado de los Seattle SuperSonics a Oklahoma en la temporada 2008/09). David West, Chris Paul, Tyson Chandler y Peja Stojakovic formaban la columna vertebral de los nuevos Hornets.

El decepcionante caso de Chris Andersen en la temporada 2005/06 es la mancha en el expediente de su etapa post-Charlotte. Fue suspendido durante dos años por la NBA por violar el programa antidrogas.    

  

6)      Vuelven a Nueva Orleans – Campeones de División Suroeste 2007/08

Renovados, eléctricos, magnéticos. Así se mostraron en la temporada 2007/08, terminado con un balance de 56-26 y coronándose por primera vez como líderes de la División Suroeste. Chris Paul terminó segundo en la votación para el MVP de la fase regular.

Con Byron Scott en el banquillo, la franquicia celeste se emergía como clara aspirante al trono del Oeste, sobre todo gracias a unos Playoffs fantásticos, en los que cayeron en semifinales de Conferencia por 3-4 ante los siempre peligrosos Spurs de San Antonio.

Pero como todo no podía ser alegría, perdieron aquel 7º partido en su propia cancha y con un pabellón que era una auténtica caldera a presión. La decepción fue mayúscula.

Eso sí, Scott ganó el premio Red Auerbach en 2008.

 

7)       Venta del equipo a la NBA – 2010/11

 

Tras un par de años de zozobra, llegamos a nuestros días, en los que los Hornets vuelven a ser extraños protagonistas.

El caso más surrealista que se puede ver en el siglo XXI.

El 6 de diciembre de 2010, David Stern confirmó que George Shinn ha puesto en venta la franquicia. Shinn propuso a su accionista minoritario Gary Chouest que se hiciera cargo de su  paquete de acciones, pero las operaciones no han fructificado. Al no hallar compradores, Shinn recurrió a la NBA para que se hiciese cargo de la transacción. Sufre pérdidas y no puede hacerse cargo de ellas.

Se ha creado una gestión para comprobar que las maniobras se hacen legalmente y que se salvaguarda la salud de la franquicia y de todos sus trabajadores (sueldos de los jugadores incluidos). Se están buscando grupos de accionistas en Louisiana para que adquieran los Hornets  De momento, y como caso anecdótico, la NBA tiene franquicia propia.

Se desconoce como acabará este inverosímil asunto, si la NBA encontrará comprador para que la franquicia continúe en New Orleans, si los Hornets vivirán la 4ª mudanza de su historia (¿Kansas City? ¿Seattle? ¿Las Vegas?).

Lo que parece claro es que los Hornets nunca han contado con una abeja reina de garantías, y que esa colmena jamás estuvo bien guardada.

                                                                             *Con la colaboración de Chaly Novo (DXT Campeón)*




Jugadores Artículo
Ficha de Derrick Coleman Derrick Coleman
Ficha de Larry Johnson Larry Johnson
Ficha de Kobe Bryant Kobe Bryant
Ficha de Bobby Phills Bobby Phills
Ficha de Alonzo Mourning Alonzo Mourning
Ficha de Kelly Tripucka Kelly Tripucka
Ficha de Kendall Gill Kendall Gill
Ficha de Jamal Mashburn Jamal Mashburn
Ficha de Glen Rice Glen Rice
Ficha de Baron Davis Baron Davis
Ficha de Muggsy Bogues Muggsy Bogues
Ficha de Chris Paul Chris Paul