Artículos

[25/01/2013] Opinión
Llamando a las puertas del cielo
Por Albert Molinari @ultimatenba | @AlbertMolinari

Llevan poco tiempo en la NBA y han vivido a la sombra de otros, pero esta temporada están haciendo suficiente ruido para que les abran las puertas del estrellato

Cuando se ha disputado más del 40% de la temporada 2012/13 ya podemos empezar a sacar algunas conclusiones. Entre tantos jugadores de la liga me he centrado en los que teóricamente no deberían sobresalir pero que las circunstancias se han dado para que tengan una oportunidad de oro. Los planetas se han alineado para ellos, con la baja  –parcial o de larga durada-  de los jugadores (teóricamente) franquicia quedaba un hueco para rellenar y todos ellos han decidido tomar las responsabilidades. Estos son, para mí, el póker de ases de los que están haciendo méritos para entrar en la élite de la NBA.O como decía Bob Dylan en 1973, “golpeando las puertas del cielo” (knockin’ on heaven’s door).

Greivis Vasquez  (base, 1.98 95 kg, 3ª temporada)

Una de las mayores sorpresas de la temporada. El venezolano está copando titulares y flashes y esto sitúa a los New Orleans Hornets en el mapa. La dupla Davis-Vásquez es joven, alegre, potente y divierte a la gente. Aún están lejos de ser un equipo con opciones de playoffs claras en el Oeste, pero de lo que no hay duda es que en NOHA no solo está el nº 1 del draft. Con la baja de Eric Gordon se antojaba bastante dura la campaña para los de Monty Williams, especialmente en el apartado de la línea exterior. Pero  nuestro hombre se cargó el equipo en la mochila y asumió el mando de la nave.  La única laguna en el juego de Vásquez son sus pérdidas (3.4). Para lo demás, sus medias son muy buenas para un jugador de su experiencia (14.3 puntos y 9.2 asistencias con 38% en triples).
Noches inspiradas ante Clippers (25 puntos con 5/8 en triples, 10 asistencias y 6 rebotes) y Toronto (20 puntos, 14 asistencias y 9 rebotes) le han valido el interés general de la NBA. Rápido, directo, con buen ojo para el pick&roll. Flojea en defensa, pero eso es algo que aprenderá con los años (o no, Nash tampoco defiende y miradle…). Está por ver donde tiene el techo y como funcionan a pleno rendimiento Vasquez-Gordon-Davis.

 

Nikola Pekovic  (pivot, 2.11 130 kg,  3ª temporada)

El gigante de los Wolves aúlla con más fuerza que nunca. Este verano quiere un contrato que ronde los 10 millones anuales y está haciendo méritos para que muchos se lo piensen. Sin la magia de Ricky Rubio y con la baja de Kevin Love, los cachorros estaban huérfanos. Pero el gigante tranquilo salió del banquillo para ser una de las soluciones (y sensaciones) de los Wolves. Sus 16 puntos y 8.6 rebotes son fundamentales para los de Rick Adelman. Entiende perfectamente el 2x2, juega con cabeza desde el poste bajo, es un buen defensor cuerpo a cuerpo. Buena mano (51% en tiros de campo y 74% en libres) y saber estar en la cancha, una descripción que encaja en la mayoría de pivots de origen europeo.
Con partidos destacados ante Thunder (24 puntos y 10 rebotes) y Hawks (25 puntos y 18 rebotes) y  con las esperanzas de que forme un quinteto junto a  Ricky, Shved, Kirilenko y Love los Wolves saben que tendrán que sentarse a negociar si quieren conservarlo. No le faltarán novias.

 

Jrue Holiday  (base, 1.93 93 kg, 4 temporada)

Su caso merece ser comentado. Tras tres temporadas a la sombra de Iggy-Pop, este curso le tocaba ser escudero de Andrew Bynum. La lesión del pívot dejaba sin su jugador referencia, por lo que alguien debía asumir galones. Todos miraron a Evan Turner, pero ha sido Holiday quién ha acaparado las luces. Números de jugón que merecen atención: 19 puntos (45% en tiros de campo), 9 asistencias, 4.2 rebotes y 1.4 robos. Potencia, velocidad, visión de juego. Todo a su favor… pero con demasiadas ganas. Sus 4 pérdidas por partido lastran un poco su hoja de servicio. Eso lo corregirá con los años. Pero es un jugador que decide partidos y se juega los balones calientes. Sin Bynum, y con Turner en modo irregular, poco hay para elegir en los 76ers. No hay problema. Holiday se encarga de decidir si se le da el balón. Los Raptors lo sufrieron en sus carnes cuando forzó la prórroga y anotó los 12 puntos del tiempo extra para terminar con 33 puntos (13/23 en tiros) y 14 asistencias. O ante Portland, rozando el triple-doble con 29+9+9. Esta temporada ha dado el paso definitivo para estar en la élite, pero debe mantenerse regular y conseguir jugar a un gran nivel cuando vuelva Bynum.

 

Paul George  (escolta, 2.03 100 kg , 3ª temporada)

Sensacional la temporada que está realizando el escolta de los Pacers. En su tercera temporada y sin el liderazgo de Granger (baja de larga durada), ha dado dos pasos al frente. Uno para demostrar que puede cubrir la baja del lesionado y seguir aportando en rebotes y robos y otro para ser el que lidere la nave ante jugadores de mayor calibre como West o Hibbert. Es el auténtico motor de unos Pacers que están colocados en el top-3 del Este, un lugar privilegiado. George puede anota triples (38%), defiende (7.8 rebotes y 1.7 robos), ataca (17.2 puntos) y hace jugar (3.8 asistencias). Completísima hoja de servicio que se complementa muy bien con Hill y West, siendo el triángulo más regular de los de Frank Vogel. Su juego es sutil, sin demasiadas estridencias, con un toque suave en el tiro y velocidad de guepardo en los cortes y contraataques. Ha tenido noches impresionantes como ante Houston (31 puntos -7/10 en triples- y 5 robos) o  Knicks (24 puntos, 11 rebotes, 5 asistencias y 6 robos). Solo puede ir a más y todas las esperanzas están puestas en él para que sea el futuro de los Pacers (se rumorea que su explosión beneficiará el traspaso de Danny Granger). Habrá que esperar que los entrenadores le voten para el All-Star y como encara los play-offs para sacar la nota definitiva del curso.




Jugadores Artículo
Ficha de Nikola Pekovic Nikola Pekovic
Ficha de Jrue Holiday Jrue Holiday
Ficha de Paul George Paul George
Ficha de Greivis Vasquez Greivis Vasquez