Artículos

[04/02/2015] Análisis
La química de los Grizzlies
Por Sergio Calvo @ultimatenba | @akaZerf

Memphis Grizzlies tiene un objetivo: el anillo

Decía Bozidar Maljkovic que le daba igual que sus jugadores no se hablaran fuera de la pista mientras que dentro se comportaran como hermanos. A él le daba igual que Toni Kukoc y Dino Radja no se hablaran, mientras en la cancha no se notara.

A los de la vieja y dura escuela yugoslava les daba igual todo mientras se ganara. Pero está demostrado por cientos de estudios que, en cualquier ámbito empresarial, si el equipo tiene química, los resultados van a ser mejores.

En 2015, cuando cualquier tweet o video o declaración es viral en cero coma, muchos se empeñan en querer demostrar que en su equipo son los más divertidos y los que mejor se lo pasan.  Pero química de verdad la tiene un equipo que quizás todavía no aparece en los diferentes tipos de apuestas deportivas: los Memphis Grizzlies

Y no solo porque se vayan a cenar juntos por el cumpleaños de Marc y lo suban a instagram. O porque suban un video donde le regalan un coche al utillero porque le habían robado el suyo una semana antes.  Pero no es esa su magia. Subir videos a YouTube con todos disfrazados cantando lo hacen muchos equipos.

Pero los Grizzlies tienen química porque llevan años juntos y quieren ganar. Y confían los unos en los otros. Y se sonríen  con mirada cómplice tras un pase por la espalda, "sabía que harías eso". Y se abrazan tras un fallo. Y se hablan avisando de un corte. Y se ayudan en defensa como si no hubiera un mañana.  Sin egoismos. La qúímica que necesita un equipo campeón.

El nucleo duro de los Grizzlies lleva muchos años juntos. MikeConley 8 temporadas. Marc Gasol 7 . Zach Randolph 5. Y Tony Allen 5.  Cada año se añadía una pieza fundamental. Conley y Gasol conectaron enseguida. Y lo mismo pasó Marc y Zach Randolph. Dos jugadores enormes con manos de base que se retroalimentan y hacen fluir al equipo. 

Después de 4 intensas apariciones en Playoffs llegó la hora de la verdad. Han llegado Beno Udrih y un mito de la liga en sus últimos coletazos, el gran Vince Carter. Pero el golpe en la mesa definitivo lo dieron hace unas semanas. Adiós a un veterano con muchísimos kilómetros en sus piernas como Tayshaun Prince para dar la bienvenida a un prodigio físico de sólo 28 años, Jeff Green, el hombre de la cicatriz en el corazón.

Green ha dado aire al equipo y su adaptación ha sido más rápida que sus contraataques (10-1 desde su llegada). 36-12 justo antes del All-Star, segundos en el Oeste tras los Warriors, ellos saben que este es su año. Porque no hay ningún equipo mejor. Y porque les toca.  




Jugadores Artículo
Ficha de Zach Randolph Zach Randolph
Ficha de Tony Allen Tony Allen
Ficha de Mike Conley Mike Conley
Ficha de Jeff Green Jeff Green
Ficha de Marc Gasol Marc Gasol