Artículos

[05/09/2007] WNBA
La WNBA entra en la recta final a toda velocidad
Por Vicente Llamas @ultimatenba

La WNBA entra en su fase decisiva. Repasamos la temporada.

Que la primera ronda de Playoffs de la WNBA sean las Semifinales de Conferencia, y que se dispute a 3 partidos, da una sensación de auténtica recta final de esta liga para velocistas, que comenzó con 34 partidos de temporada regular durante poco más de 3 meses.

En la Conferencia Este quedaron sólo fuera de las eliminatorias por el título las Washington Mystics, superadas en el último momento por las NY Liberty –único equipo de todos los Playoffs con balance negativo-, y las Chicago Sky. Las mejores de la temporada regular fueron las Detroit Shock, vigentes campeonas y que lideraron la WNBA con 24 victorias y las Indiana Fever con 21: estas dos últimas han sido las que han cumplido los pronósticos y, con más sufrimiento de lo previsible –insisto en que se juega a 3 partidos y eso es una dosis de emoción adicional- puesto que el último partido se fue a la prórroga en ambos casos, disputan ya la Final de Conferencia. A seguir especialmente las Tamika de Indiana, Catchings y Whitmore; en Detroit varias jugadoras pueden destacar en una larga, laureada y competitiva plantilla.

En la Conferencia Oeste, con un equipo más, se hizo un corte natural entre los equipos clasificados y los eliminados, todos con balance negativo, estando entre éstos equipos históricos y relevantes como las Houston Comets y nuestras LA Sparks. Lideraron la conferencia con 23 victorias las Phoenix Mercury y las San Antonio Silver Stars con 20. Se cumplieron también los pronósticos y ambas jugarán su final de conferencia, con mérito especial para ambos equipos: Las Mercury han sido las únicas en no perder ningún partido en semifinales, y las Silver Stars pasan a final de conferencia en su primera aparición en Playoffs desde que están en San Antonio (el equipo viene de ser hasta el 2003 las Utah Starz, nombre conmemorativo de los Utah Stars de la vieja ABA masculina) remontando la derrota del primer partido de la eliminatoria.
Atención a Becky Hammon, de la que muchos se han enamorado este año por la fantástica temporada que está haciendo, en San Antonio, y a toda la plantilla de las Mercury, liderada por la jugadora que comparte con Lauren Jackson la máxima anotación en un partido en la historia de la competición con 47 puntos: Diana Taurasi.
Apasionantes por tanto estas finales, en las que Hammon y Taurasi son solo dos ejemplos de jugadoras a las que reconocerán fácilmente los aficionados al baloncesto femenino en España, por haber pasado por la liga española o haber disputado fases finales de las competiciones europeas contra las nuestras, porque esta WNBA nutre en invierno con sus mejores jugadoras a los grandes equipos europeos.

Interesantísimas también por la diferencia intrínseca de esta competición respecto a la NBA masculina: solo ha habido un mate en temporada regular y otro en all-star; es decir, que las jugadoras usan continuamente recursos técnicos realmente admirables y nos deleitan continuamente con fantásticos rectificados, ganchos a la antigua usanza, bandejas de todos los colores... de los que sí podemos aprender los que, y somos mayoría, tampoco podemos acabar los contraataques machacando el aro.