Artículos

[08/05/2012] Historia
Historia de la NBA. Temporada 1981/82
Por Raúl Barrena @ultimatenba | @rbarrena5

Los 76ers vuelven a ceder ante la magia de los Lakers. Mo Malone MVP y Buck Williams rookie del ańo

Sin nada remarcable durante el verano previo, la NBA daba la bienvenida a una nueva campaña. Concretamente, la trigésimo sexta de su historia.

De esta forma, sin nuevas franquicias ni traslados de ningún tipo, el draft sería el primer acontecimiento remarcable de una temporada en la que Dallas, en el segundo año de su historia, ganaba a Detroit en el lanzamiento de moneda que determinaría quién realizaría la primera selección.

Los Mavericks usaron su pick para escoger a Mark Aguirre, procedente de la universidad de DePaul, mientras que a los Pistons aterrizaría el base Isiah Thomas, de Indiana. Buck Williams, procedente de Maryland, sería tercero, posición otorgada a New Jersey. Otras llegadas destacables fueron las de Tom Chambers, que jugaría en San Diego, o la de Rolando Blackman, que seleccionaría Dallas con el pick de Denver.

Boston comenzaba su defensa del título con el mejor record de la liga (63-19), además del título de la Atlantic Division, mientras que sería Milwaukee el vencedor de la Central Division (55-27). Philadelphia tendría el segundo mejor porcentaje de victorias de la conferencia (58-24) por delante de los Bucks, mientras que New Jersey (44-38), Washington (43-39) y Atlanta (42-40) completan los puestos de Play-Offs. Con record negativo, y en vacaciones, quedarían Detroit (39-43), Indiana (35-47), Chicago (34-48), New York (33-49) y, finalmente, Cleveland (15-67).

Por su parte, los Lakers deberían redimirse de los pasamos Play-Offs, si bien no lo hacían con el mejor comienzo posible. Paul Westhead dimitía como entrenador tras un desencuentro con Magic Johnson, que sería pitado en los siguientes partidos en Los Angeles, para dejar su cargo a Pat Riley. Sin embargo, no todo serían malas noticias, y en navidades llegaría Bob McAdoo a la plantilla como parte de un traspaso.

Finalmente, dichos cambios dieron sus frutos y Los Angeles lidero la Pacific Division y la conferencia Oeste para finalizar con un record de 57-25. Seattle (52-30) seguía a los Lakers, pero finalizaba tercero tras el título de San Antonio en la Midwest Division (48-34). Un triple empate marcó los puestos de post-temporada para Denver, Phoenix y Houston (46-36), dejando fuera a Golden State (45-37) y a Portland (42-40). Kansas City (30-52), Dallas (28-54), Utah (25-57) y San Diego (17-65) cerraron la tabla.

El Continental Airlines Arena de New Jersey acogería la trigésimo segunda edición del All-Star Game ante 20.149 espectadores, donde se presentarían los siguientes conjuntos:

Eastern: Nate Archibald, Robert Parish y Larry Bird (Boston), Sidney Moncrief y Bob Lanier (Milwaukee), Julius Erving y Bobby Jones " target="_blank">Bobby Jones (Philadelphia), Buck Williams (New Jersey), Dan Roundfield (Atlanta)*, Isiah Thomas y Kelly Tripucka (Detroit), Artis Gilmore (Chicago) y Michael Ray Richardson (New York). Entrenador: Bill Fitch (Boston).

Western: Magic Johnson, Norm Nixon y Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles), George Gervin (San Antonio), Gus Williams, Lonnie Shelton y Jack Sikma (Seattle), Alex English (Denver), Dennis Johnson (Phoenix), Moses Malone (Houston), Bernard King (Golden State) y Adrian Dantley (Utah). Entrenador: Pat Riley (Los Angeles).

Otra vez más, la conferencia Este se imponía al Oeste, en la que significada la vigésimo cuarta victoria del equipo ahora liderado por Larry Bird, frente a las doce logradas por la conferencia Oeste. Precisamente Larry sería nombrado MVP del Partido, tras anotar 19 puntos y coger 12 rebotes en la victoria por 120-118 de los suyos. Robert Parish aportaría otros 21, con Julius Erving añadiendo 16. Por la otra parte, Gus Williams destacaba con 22 tantos y Magic sumaba 16.

Basto con clasificar a los Rockets para Play-Offs, junto a unas nada despreciables estadísticas de 31.1 puntos y 14.7 rebotes, para que Moses Malone fuera proclamado MVP de la Temporada.

Su magnífica temporada sería a su vez premiada con su presencia en el First Team All-NBA, como también las de Gus Williams (Seattle), George Gervin (San Antonio), Larry Bird (Boston) y Julius Erving (Philadelphia). En un escalón menor, Robert Parish (Boston), Bernard King (Golden State), Alex English (Denver), Sidney Moncrief (Milwaukee) y Magic Johnson (Los Angeles) aparecían en el Second Team All-NBA.

El Defensive First Team All-NBA contaría entre sus filas con Caldwell Jones y Bobby Jones (Philadelphia), Michael Cooper (Los Angeles), Dan Roundfield (Atlanta) y Dennis Johnson (Phoenix). El Defensive Second Team All-NBA incluiría a Larry Bird (Boston), Lonnie Shelton y Jack Sikma (Seattle) y Quinn Buckner y Sidney Moncrief (Milwaukee).

George Gervin volvía a proclamarse máximo anotador dos años después con 32.3 puntos de media. Por su parte, Moses Malone sería también máximo reboteador con 14.7 rechaces de promedio, mientras que Johnny Moore (San Antonio) lideraba la clasificación de asistencias con 9.6. Magic Johnson lograba ser el mejor recuperador con 2.7 robos de promedio y, finalmente, George Johnson (San Antonio) taponaba 3.1 veces por encuentro.

Tras ser All-Star en su primera campaña, Buck Williams (New Jersey) acabaría siendo nombrado Rookie of the Year con unos guarismos de 15.5 puntos y 12.3 rebotes. Otros All-Star como Isiah Thomas o Kelly Tripucka (Detroit), Jeff Ruland (Washington) y Jay Vincent (Dallas) formarían a su vez parte del First Team All-Rookie.

Por último, Gene Shue vería premiada su labor al frente de los Bullets al ser nombrado Coach of the Year.

A través del ya tradicional formato de Play-Offs, Los Angeles, San Antonio, Milwaukee y, por supuesto, Boston, serían los primeros clasificados para semifinales de conferencia.

Sin embargo, al menos en la conferencia Este, Celtics y Bucks no tendrían que esperar mucho. Philadelphia se deshizo fácilmente del sexto clasificado, es decir, los Hawks, mientras que Washington lograba un idéntico 2-0 ante los Nets, si bien en este caso los Bullets no tenían originalmente la ventaja de campo.

Boston sería un rival mucho más duro para los de la capital, que aun así lograron vencer en el segundo encuentro en el Boston Garden, esperando prolongar de esta forma su racha. No obstante, los Celtics no cedieron un solo encuentro en Washington, y con 4-1 mantenían su defensa del campeonato.

Su siguiente rival sería Philadelphia, que con un mejor record que los Bucks comenzaría en casa con dos victorias consecutivas. Milwaukee no logró empatar la eliminatoria a dos como local, y si bien recuperaría un encuentro a domicilio en el quinto choque, volvió a caer en el sexto, dejando el global en 4-2 para los 76ers.

En el primer encuentro de la final de conferencia, Boston comenzó de forma apabullante venciendo por una diferencia de cuarenta puntos, lo que hacía presagiar una victoria fácil. Nada más lejos de la realidad, Philadelphia lograría vencer en los tres siguientes partidos, confiando en cerrar la serie de vuelta a casa. Sin embargo, nunca se debe infravalor el corazón del campeón, y los Celtics forzarían el séptimo encuentro en base a su defensa. De cualquier manera, las fuerzas se les agotaron y los 76ers vencían en el definitivo encuentro en el Boston Garden.

Por la otra parte del cuadro, Seattle tenía que llegar al tercer partido para eliminar a los Rockets, mientras que Phoenix vencería a domicilio en el mismo encuentro para sorprender así a unos Nuggets que pese a contar con ventaja de campo habían finalizado la Regular Season con idéntico record.

De cualquier forma, los Lakers estaban un escalón o dos por encima de todos ellos y rápidamente pasaron la escoba en su primera eliminatoria. Los Suns apenas tuvieron opción alguna frente al equipo de Los Angeles.

Más difícil resultaría para los Spurs, que vieron como los Sonics llegaban a Seattle con una victoria en su cancha. No obstante, en dos igualadísimos encuentros los Spurs no solo retomaron ventaja de campo sino que dejaron todo preparado para cerrar la serie en cinco partidos.

Llegarían así a disputarse el título del Oeste frente a Los Angeles, que sin duda seguían con el martillo pilón en su camino a la final. Tal cual se habían desecho de los Suns se deshicieron de los Spurs por idéntico 4-0. Los Lakers llegaban a la final invictos en el Play-Off.

Se repetía así la final de 1980 tras el año en el que Boston sumaba un nuevo antorchado, y lo hacían con equipos muy parecidos. Philadelphia seguía liderada por Julius Erving, que compartía quinteto con Bobby Jones, Maurice Cheeks, Caldwell Jones y Lionel Hollins. Por otra parte, destacaban en el banquillo Andrew Toney, Darryl Dawkins y Mike Bantom, siendo Billy Cunningham un año más el entrenador.

En cambio, Kareem Abdul-Jabbar, Magic Johnson, Norm Nixon, Jamaal Wilkes y Mitch Kupchak seguían siendo los integrantes del quinteto de los Lakers, ahora con Pat Riley en el banquillo y con secundarios como Kurt Rambis, Michael Cooper o Bob McAdoo.

Philadelphia contaba con factor campo pese a haber quedado tercero en su conferencia, pero los Lakers llegaban a la final mucho más frescos. Aún así, los 76ers lideraban el partido cómodamente, pero un parcial de 40-9 le daba la vuelta al choque, que acabaría cayendo del lado amarillo por 117-124.

En el segundo encuentro, haría falta del mejor Julius Erving para lograr la victoria. El Dr. J anotaba 24 puntos además de lograr 16 rebotes, haciendo inútil la defensa de Magic Johnson y manteniendo a los suyos con vida tras vencer por 110-94.

California esperaba a ambos conjuntos, donde los Lakers siguieron con paso firme su camino hacia el título. De nada sirvió que se destapara por parte de Philadelphia Andrew Toney con 36 y 28 puntos respectivamente en cada encuentro, ya que Los Angeles se daría un festín de anotación. 129-108 en el tercer partido y 111-101 en el cuarto serían los tanteos.

Philadelphia se quedaba con la soga al cuello, pero volvía a jugar como local, y Toney siguió su recital. 31 puntos llevaron su firma, mientras que Dawkins colaboraba con 20, dando a los suyos una holgada victoria por 135-102.

Sin embargo, si querían ganar, todavía tenían que lograr una victoria en The Forum, y eso es algo que los Lakers no estaban dispuestos a permitir. Julius anotó 30 puntos en el sexto choque, pero Magic contrarrestaba con 13 puntos, 13 rebotes y 13 asistencias, mientras que Wilkes anotaba 27 tantos y McAdoo otros 16. Los Angeles vencía 114-104.

Así, si bien un año antes los Celtics se proclamaban campeones con Cedric Maxwell como MVP, ahora serían los Lakers con Magic Johnson a la cabeza. La rivalidad entre ambos conjuntos estaba a punto de alcanzar una nueva dimensión. Por el momento, se habían repartido un título cada uno, pero Magic había logrado un trofeo del que Bird no pudo presumir: el MVP de las Finales.

 

* No jugó por lesión.




Jugadores Artículo
Ficha de Magic Johnson Magic Johnson