Artículos

[01/05/2012] Historia
Historia de la NBA. Temporada 1980/81
Por Raúl Barrena @ultimatenba | @rbarrena5

Boston recupera el trono con Bird y Maxwell como estrellas, el "Dr J" es MVP y nacen los Dallas Mavericks

Los ochenta daban comienzo con la trigésimo quinta temporada de la NBA, en la que la competición sufriría una nueva remodelación.

Milwaukee y Chicago se movían a la conferencia Este, mientras San Antonio y Houston volaban hasta el Oeste como consecuencia de la adición de la 23º franquicia: Dallas Mavericks.

Como consecuencia, la temporada tendría comienzo con un draft de expansión. Dick Motta, el otrora Coach of the Year con Chicago en 1971 sería el encargado de dirigir a los seleccionados, entre los que se encontraban nombres como Austin Carr, Tom LaGarde o Jim Spanarkel.

El draft de rookies, sin embargo, llegaría marcado por los traspasos. Boston tenía la ronda de Detroit que ganó el sorteo de la moneda frente a Utah, pero no serían los Celtics los que realizaran la selección. Auerbach intercambió el pick 1 y el pick 13 a cambio del pick 3 y Robert Parish a Golden State Warriors.

Los Warriors se hicieron entonces con los servicios de Joe Barry Carroll, procedente de Perdue, mientras Kevin McHale, de Minnesota, sería la elección realizada por los verdes. En medio, Darrell Griffith era escogido por Utah.

A pesar de la nueva configuración, Boston volvía a liderar la conferencia Este (62-20) con el mejor record de toda la competición, si bien empatado con Philadelphia (62-20). Los 76ers, sin embargo, tenían que conformarse con la tercera posición al vencer Milwaukee en la Central Division (60-22). New York (50-32), Chicago (45-37) e Indiana (44-38) se clasificaban para Play-Offs, en detrimento de Washington (39-43), Atlanta (31-51), Cleveland (28-54), New Jersey (24-48) y Detroit (21-61).

En la conferencia Oeste, los Lakers (54-28) no aguantaban el liderato de la Pacific Division pasando a la tercera plaza, viendo como Phoenix (57-25) se situaba a la cabeza de la conferencia. San Antonio, como ganador de la Midwest Division, sería segundo, con Portland (45-37), Kansas City (40-42) y Houston (40-42) completando los puestos de post-temporada. Golden State (39-43), Denver (37-45) y San Diego (36-46) se quedaron a las puertas, seguidos de Seattle (34-48), Utah (28-54) y, finalmente, Dallas (15-67).

Cerca de Cleveland, concretamente en el Richfield Coliseum, tendría lugar la disputa de una nueva edición del All-Star Game ante 20.239 espectadores. Los jugadores presentes en dicho evento serían los siguientes:

Eastern: Nate Archibald, Robert Parish y Larry Bird (Boston), Marques Johnson (Milwaukee), Julius Erving y Bobby Jones " target="_blank">Bobby Jones (Philadelphia), Michael Ray Richardson (New York), Artis Gilmore y Reggie Theus (Chicago), Dan Roundfield* y Eddie Johnson " target="_blank">Eddie Johnson (Atlanta) y Mike Mitchell (Cleveland). Entrenador: Billy Cunningham (Philadelphia).

Western: Walter Davis, Dennis Johnson y Truck Robinson (Phoenix), George Gervin (San Antonio), Jamaal Wilkes y Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles), Otis Birdsong (Kansas City), Moses Malone (Houston), Paul Westphal y Jack Sikma (Seattle) y Adrian Dantley (Utah). Entrenador: John MacLeod (Phoenix).

De nuevo, la conferencia Este resultaría vencedora. En esta ocasión, el tanteo fue de 123-120 y el jugador más destacado Nate Archibald, ganador del MVP del Partido. Curiosamente, Nate no logró dobles cifras en ningún apartado estadístico, si bien finalizó con 9 puntos, 5 rebotes y 9 asistencias. Julius Erving anotaría 18 puntos y Robert Parish sumaría 16 puntos y 10 rebotes para colaborar en la victoria de su equipo. Por su parte, los 19 puntos de Paul Westphal serían lo más destacado de la conferencia Oeste.

Con Philadelphia empatando con el mejor record de la NBA, Julius Erving sería el vencedor del MVP de la Temporada tras completar los 82 partidos de Regular Season con 24.6 puntos y 8 rebotes de media.

El First Team All-NBA contaría con la presencia del propio Dr. J, además de la de Larry Bird (Boston), George Gervin (San Antonio), Dennis Johnson (Phoenix) y Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles). Por su parte, el Second Team All-NBA se componía por Moses Malone (Houston), Adrian Dantley (Utah), Nate Archibald (Boston), Marques Johnson (Milwaukee) y Otis Birdsong (Kansas City).

Bobby Jones " target="_blank">Bobby Jones (Philadelphia), Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles), Dennis Johnson (Seattle) y Michael Ray Richardson (New York) volvían a aparecer en el Defensive First Team All-NBA, en este caso acompañados por Caldwell Jones (Philadelphia). El Defensive Second Team All-NBA contaría así con Dan Roundfield (Atlanta), Kermit Washington (Portland), George Johnson " target="_blank">George Johnson " target="_blank">George Johnson " target="_blank">George Johnson (San Antonio), Quinn Buckler (Milwaukee) y un empate entre Dudley Bradley (Indiana) y Michael Cooper (Los Angeles).

Adrian Dantley sería el vencedor en este inicio de la década del premio al máximo anotador con 30.7 puntos por encuentro. Moses Malone haría lo propio en cuanto al aspecto reboteador, con 14.8 rechaces por noche, mientras que Kevin Porter repetía como máximo asistente con 9.1. Magic se situaba como el mejor recuperador con 3.4 robos por partido, la misma cifra que ostentaba George Johnson " target="_blank">George Johnson " target="_blank">George Johnson " target="_blank">George Johnson al frente de los tapones.

El rookie de los Jazz, Darrell Griffith, se haría con el título al Rookie of the Year tras comenzar su andadura con 20.6 puntos por encuentro. Kelvin Ransey (Portland), Larry Smith (Golden State), Kevin McHale (Boston) y Joe Barry Carroll (Golden State) serían sus compañeros en el First Team All-Rookie.

Finalmente, Jack McKinney, entrenador de los Pacers, sería obsequiado con el premio al Coach of the Year.

Como ya comenzaba a ser costumbre, los campeones de división avanzaban la primera ronda sin necesidad de jugárselo en la cancha. Este sería el caso de Phoenix, San Antonio, Boston y Milwaukee, ganadores en esta temporada.

Así pues, sería Philadelphia el encargado de abrir fuego en la conferencia Este, concretamente frente a Indiana, que no pondría demasiada resistencia a los 76ers, que avanzarían a segunda ronda tras un contundente 2-0.

No lo tendrían tan fácil los Knicks, que vieron como Chicago les sorprendía en casa en el primer encuentro y se imponía en la prórroga en el segundo, dando la primera sorpresa.

Sin embargo, no pudieron prolongar su racha ante los Celtics, que se estrenaban en Play-Offs con contundencia. Dos victorias en Boston y dos en Chicago zanjaban la serie por la vía rápida. 4-0.

Mucha más igualdad habría en el otro duelo, el que enfrentaba a Philly y Milwaukee. Los 76ers contaron con factor cancha al haber obtenido mejor record que sus rivales, y vaya si lo aprovecharon. Tras una victoria a domicilio en cada una de las dos primeras tandas, 76ers y Bucks volvieron a repartirse las victorias en el quinto y sexto encuentro, siendo el séptimo el definitivo. Por apenas un punto, Philadelphia resultó ganador por 4-3.

Con la misma tónica de igualdad comenzaría la final de conferencia entre dos equipos que ya hubieran empatado en Regular Season. Los 76ers arrebataron una victoria a los Celtics en Boston, para situarse con 3-1 a su favor tras cerrar los dos siguientes en Philadelphia, pero los Celtics se recuperaron con creces. Tras alargar la serie hasta el sexto encuentro, McHale, Archibald y Bird se las arreglaron para llevar la eliminatoria de nuevo hasta casa, donde finalmente vencían por 4-3 y regresaban así a la final.

En la conferencia Oeste, las sorpresas serían mucho mayores. Kansas City y Houston eliminaban a Blazers y Lakers respectivamente en dos series muy curiosas. Curiosas, porque ninguno de los cuatro equipos logró ganar ante su público. 1-2 fue el resultado de ambas para los equipos con menor record.

Phoenix evitaba así un presumible duelo ante Lakers en finales de conferencia, pero poco duraría la alegría para los Suns. Los Kings siguieron con paso firme y alcanzaban el quinto encuentro con 3-1 a su favor. Phoenix quiso imitar a Boston, forzando el séptimo choque, lo que les dejaba a punto de completar la machada, pero Kansas City volvía a protagonizar la sorpresa.

Mientras, también Houston comenzaba arrebatando el factor campo a San Antonio, que sin embargo lo recuperaría poco después. Los Rockets volvían a vencer en el quinto partido, y si bien los Spurs volvían a vencer a domicilio, Houston seguía la estela de Kansas y lograba su tercera victoria en San Antonio.

De esta forma, dos equipos con record negativo, Kings y Rockets, disputarían la final de conferencia. Ambos habían llevado sus dos series hasta el límite hasta la fecha, obteniendo la victoria frente a equipos con ventaja de campo, y en la final no sería menos. Houston vencía a domicilio en el primer partido, se hacía fuerte en su campo y remataba en el quinto encuentro. Los Rockets se proclamaban así campeones del Oeste tras el 4-1 a su favor.

Su rival, Boston, alcanzaba las finales por primera vez desde 1976, año en el que lograran su último título. Nate Archibald, Cedric Maxwell, Larry Bird, Chris Ford y Robert Parish formaban el quinteto en un equipo en el que Kevin McHale y Gerald Henderson " target="_blank">Gerald Henderson sumaban desde el banquillo de Bill Fitch.

Por su parte, Houston disputaría la primera final de su historia en una temporada en la que nadie podía predecirlo. Su quinteto estaba formado por Moses Malone, Calvin Murphy, Robert Reid, Rudy Tomjanovich y Mike Dunleavy " target="_blank">Mike Dunleavy. En el banco destacaban Allen Leavell, Billy Paultz y Calvin Garrett, además del entrenador Del Harris.

A pesar de que las primeras ventajas en el marcador en el primer encuentro fueron para los Rockets, la figura de Larry Bird emergió para dejar la victoria en su sitio. 18 puntos, 21 rebotes y 9 asistencias llevaron su marca, logrando los Celtics la victoria por 98-95.

Larry realizó unos números casi calcados en el segundo choque, pero Moses Malone destacó por encima del resto en las filas de los Rockets. Con 31 puntos y 15 rebotes lidearía a Houston junto a Bill Willoughby, que saldría desde el banquillo para aportar 14 tantos. Finalmente, una canasta de Allen Leavell daba la victoria a los suyos por 90-92.

No obstante, los Rockets no serían capaces de mantener dicha ventaja. En el tercer encuentro sus porcentajes fueron bastante bajos, en parte gracias a la gran defensa céltica, dejando a Houston en apenas 71 puntos por 94 de Boston. Ni siquiera haría falta la anotación de Bird, siendo Cedric Maxwell el máximo anotador de los suyos con 19 tantos.

El mismo Maxwell tiró de los suyos en el cuarto choque en busca de una victoria prácticamente definitiva, logrando unos guarismos de 24 puntos y 14 rebotes, pero Dunleavy respondía en el otro campo con 28 tantos. Houston salvaba el partido por 91-86 y devolvía la igualdad a la serie.

La final volvía a Boston, y unas declaraciones de Moses nada acertadas se encargaron de avivar la eliminatoria. “Podría coger cuatro chavales de la calle en Petersburg y batirles”. Los Celtics no necesitaron mucho más para devolverle sus palabras. Malone registraba 20 puntos y 11 rebotes, pero Maxwell continuaba su recital con 28 puntos y 15 rebotes. El grupo decantaría el partido, y ahí Boston era mucho mejor. 109-80 sería el resultado.

Houston necesitaba imperiosamente una victoria, pero los Celtics no estaban por la labor de concedérsela. Larry Bird marcó el ritmo en el sexto encuentro con 26 puntos y 13 rebotes, contrarrestando los 27 de Reid, y situando el tanteo final con 91-102 a favor de los suyos.

El título caía por tanto del lado de los verdes, que sumaban un nuevo trofeo a sus ya llenas vitrinas. Cedric Maxwell se hacía con el MVP de las Finales más que merecidamente. Mientras, Moses solo podía comerse sus palabras. Boston había vuelto.

Todavía quedaba el colofón final. Con motivo del 35 aniversario de la NBA, un grupo de periodistas seleccionados se encargó de confeccionar el All-Time NBA Team, en el que serían escogidos Bill Russell, Kareem Abdul-Jabbar, Elgin Baylor, Wilt Chamberlain, Bob Cousy, Julius Erving, John Havlicek, George Mikan, Bob Pettit, Oscar Robertson y Jerry West serían los elegidos, mientras que el entrenador encargado de dirigir semejante conjunto sería Red Auerbach. Todo un lujo.

* No jugó por lesión.




Jugadores Artículo
Ficha de Julius Erving Julius Erving