Artículos

[04/04/2012] Historia
Historia de la NBA. Temporada 1977/78
Por Raúl Barrena @ultimatenba | @rbarrena5

Los Bullets nuevos campeones al vencer a Seattle en una final inédita, Bill Walton MVP y Walter Davis mejor debutante

De nuevo los mismos 22 conjuntos darían el pistoletazo de salida en la temporada 77-78, salvo con una variante. New York dejaba de tener dos conjuntos en la competición tras la llegada de los Nets procedentes de la ABA, ya que éstos se mudaban a New Jersey, lugar en el que han permanecido hasta ahora, cuando curiosamente planean recorrer el camino inverso.

El lanzamiento de moneda depararía en esta ocasión la suerte entre Milwaukee y Kansas City, que habrían obtenido la primera ronda procedente de los Nets en un traspaso que finalizaría con Nate Archibald en el nuevo equipo de New Jersey. Los Bucks obtuvieron la primera selección, y con ella se hicieron con los servicios de Kent Benson, procedente de Indiana. Los Kings elegirían en segunda posición a Otis Birdsong, de Houston, dejando libre a Marques Johnson, procedente de UCLA, que sería la elección realizada nuevamente por Milwaukee, en esta ocasión con el pick de los Braves. Otro nombre conocido sería el de Bernard King, que aterrizaría en los Nets en la séptima posición.

Philadelphia volvería a comandar la conferencia Este (55-27), seguidos por los Spurs (52-30), campeones de la Central Division. Con record positivo, Washington (44-38), Cleveland (43-39) y New York (43-39) se clasificaban para Play-Offs, así como Atlanta (41-41). Peor suerte correrían New Orleans (39-43) y unos sorprendentes Boston (32-50), por lo bajo de su posición. Sin opción ninguna, Houston (28-54), Buffalo (27-55) y New Jersey (24-58) se disputarían el farolillo rojo.

En el Oeste, Portland comenzaba con un estratosférico 50-10, para acabar con un record de 58-24 liderando su división y su conferencia. Denver lideraba la Midwest Division (48-34) a no mucha distancia de Milwaukee (44-38), que apenas lograba el sexto lugar del Oeste tras Phoenix (49-33), Seattle (47-35) y Los Angeles (45-37). Golden State (43-39) se quedaba fuera de juego pese a contar con record positivo, en una temporada en la que toda la Pacific Division ostentaba más del 50% de victorias. Por debajo, Chicago (40-42), Detroit (38-44), Kansas City (31-51) e Indiana (31-51).

Sin embargo, algunos acontecimientos marcarían el devenir de la temporada. Uno por lo trágico que resultaría para su equipo y otros por lo inadmisibles que son. En primer lugar, Walton se lesionaba cuando su equipo lideraba con soltura la Regular Season en la que sería la primera de sus muchas lesiones en su carrera, perdiéndose el resto de la temporada. En segundo, Abdul-Jabbar y Kermit Washington, ambos de los Lakers, serían los protagonistas de dos peleas diferentes, una frente a Kent Benson y otra ante Rudy Tomjanovich, que derivarían en multas y partidos de suspensión para ambos.

El All-Star se disputaría en el Omni Coliseum de Atlanta, donde 15.491 espectadores presenciarían el show protagonizado por los siguientes equipos:

Eastern: Julius Erving y Doug Collins (Philadelphia), George Gervin y Larry Kenon (San Antonio), Elvin Hayes (Washington Bullets), Bob McAdoo (New York), Pete Maravich* y Truck Robinson (New Orleans), John Havlicek y Dave Cowens (Boston), Moses Malone (Houston) y Randy Smith (Buffalo). Entrenador: Billy Cunningham (Philadelphia).

Western: Maurice Lucas, Lionel Hollins y Bill Walton (Portland), David Thompson y Bobby Jones " target="_blank">Bobby Jones (Denver), Paul Westphal y Walter Davis (Phoenix), Brian Winters (Milwaukee), Rick Barry (Golden State), Artis Gilmore (Chicago) y Bob Lanier (Detroit). Entrenador: Jack Ramsey (Portland).

En esta ocasión sería la conferencia Este la que se llevara el gato al agua venciendo por 133-125 con Randy Smith como MVP del Partido. Randy aportaría 27 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias, comandado por los 16 puntos de Julius Erving y Larry Kenon. Por su parte, David Thompson con 22 tantos y Paul Westphal con otros 20 destacaban en la conferencia Oeste.

A la hora de repartir los premios, los apenas 58 partidos que había disputado Bill Walton le bastaron para obtener el premio al MVP de la Temporada con unas medias de 18.9 puntos y 13.2 rebotes, además de 5 asistencias por encuentro. Su dominio en la zona de Portland quedaría más marcado debido a las dificultades de los Blazers para sobreponerse a su baja.

A su vez, compondría parte del First Team All-NBA, así como Truck Robinson (New Orleans), David Thompson (Denver), Julius Erving (Philadelphia) y George Gervin (San Antonio). El Second Team All-NBA se compondría por Maurice Lucas (Portland), Paul Westphal y Walter Davis (Phoenix), Pete Maravich (New Orleans) y Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles).

En el apartado defensivo, el Defensive First Team All-NBA se estaba formado por Bobby Jones " target="_blank">Bobby Jones (Denver), Don Buse (Phoenix) y el trio de Portland, a saber, Bill Walton, Maurice Lucas y Lionel Hollins. Por su parte, el Defensive Second Team All-NBA se componía por E.C. Coleman (Golden State), Bob Gross (Portland), Norm Van Lier (Chicago), Quinn Buckner (Milwaukee) y un empate entre Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles) y Artis Gilmore (Chicago).

El jugador de los Spurs, George Gervin, lograría el premio al máximo anotador con 27.2 puntos de media, así como Truck Robinson se erigía como mejor reboteador con 15.7 rebotes. Kevin Porter, a caballo entre Detroit y New Jersey, lograba 10.2 asistencias de media. Ron Lee (Phoenix) sería el mejor ladrón con 2.74 robos por encuentro y George Johnson (New Jersey) el mejor taponador con 3.38 de media.

El rookie de los Suns, Walter Davis, quién ya participara en el All-Star, sería galardonado con el premio al Rookie of the Year, gracias a unos promedios de 24.2 puntos y 6 rebotes. Por supuesto, formaría también parte del First Team All-Rookie junto a

Por último, Hubie Brown obtenía el premio al Coach of the Year por su labor al frente de los Hawks.

Con Philadelphia, San Antonio, Portland y Denver en la siguiente ronda tras ganar sus respectivas divisiones, otros ocho equipos deberían disputarse el acceso a semifinales de conferencia llegados los Play-Offs.

En la conferencia Este, los duelos depararían un enfrentamiento entre Washington y Atlanta que se saldaría por 2-0 a favor de los Bullets, tras vencer estos en Georgia tras la prórroga. Idéntico resultado sufrieron los Cavaliers frente a New York, a pesar de que Cleveland contaba con factor campo. Los Knicks les sorprendieron en el primer encuentro y cerraron la serie en el segundo.

Sin embargo, tras batir a los Cavaliers, nada tendrían que hacer frente a los 76ers. Philadelphia logró cerrar con facilidad los dos partidos como local, y únicamente en el cuarto partido de la eliminatoria New York les puso en aprietos. Aún así, la victoria por cinco puntos de los 76ers cerraba el sweep a su favor.

Sí pondrían mucha más resistencia los Bullets, que vencerían en el segundo choque en San Antonio para coger la iniciativa. Washington aguantó en los dos siguientes y únicamente cedió una victoria en la cancha de los Spurs, cerrando la serie por 2-4 de nuevo en casa.

Por si eso fuera poco, el guión se repitió en finales de conferencia. Esta vez, los Bullets lograban el factor campo en el primer encuentro, en el que vencieron en la prórroga. A partir de ahí volvieron a cerrar todos sus partidos como locales, para dar la campanada frente a los 76ers. Un nuevo 2-4 ponía a Washington en la segunda final de su historia.

En la conferencia Oeste, la ronda previa se saldaba con victorias de Milwaukee y Seattle. Los primeros sorprendían a Phoenix por 0-2, mientras los segundos tuvieron que recurrir al tercer choque ante los Lakers.

Seattle visitaría entonces a unos Trail Blazers de capa caída tras la lesión de Walton. Portland solo supo lograr una victoria en su cancha, mientras que Seattle se haría fuerte en los dos siguientes encuentros. Los Blazers alargaron la serie hasta el sexto partido, pero sería inútil para el devenir de la serie.

Más felices se las prometían los Nuggets tras situarse 3-1 tras los dos partidos seguidos en cada campo, al acabar imponiéndose en el cuarto. Sin embargo, los Bucks llegarían a forzar el séptimo tras dos victorias consecutivas, momento en que Denver decía basta.

Y si en la conferencia Este el ganador no era un líder de división, tampoco lo sería en el Oeste. Los Sonics sorprendían en el segundo partido y se colocaban a un solo partido de vuelta a Denver. Los Nuggets imitaban a los Blazers venciendo en el quinto choque, pero Seattle se imponía en el sexto y definitivo.

Washington se presentaba a sus segundas finales con un quinteto compuesto por Elvin Hayes, Bob Dandridge, Wes Unseld, Phil Chenier y Tom Henderson. En el banquillo, Kevin Grevey, Mitch Kupchak y Charles Johnson. Como entrenador, Dick Motta.

Mientras tanto, Seattle se plantaba en su primera final con Gus Williams, Fred Brown, Marvin Webster, Dennis Johnson y Jack Sikma como titulares. John Johnson, Slick Watts y Paul Silas componían los mejores hombres del banco de Lenny Wilkens, quién cogiera el equipo a mitad de temporada tras la destitución de Bob Hopkins.

Las finales comenzarían en el Seattle Center Coliseum, con Fred Brown anotando 16 puntos en los últimos 9 minutos para contrarrestar los 27 de Kevin Grevey y los 21 de Elvin Hayes. Brown acabaría esa noche con 32 tantos, liderando la victoria por 106-102.

Las series se trasladarían a Washington entonces, en un cambio especial de formato. Allí, Wes Unseld se concentró en lo que mejor sabía hacer: defender. De esa forma, Dandridge y Hayes pusieron todo su empeño en la anotación, con 34 y 25 puntos respectivamente. El marcador sería de 106-98. Sin embargo, sería precisamente Bob Dandridge quién tuvo la opción de remontar un tercer encuentro que llegó al final con Seattle por delante en el tanto. Finalmente, 92-93 para los Sonics.

De nuevo en Seattle, Dandridge sería nuevamente protagonista. Seattle vencía por uno llegando al final del encuentro, y con un magnífico triple pondría a los suyos por delante. Fred Brown igualaría el encuentro y Dandridge tendría la pelota ganadora, pero Johnson, que acabó la noche con 33 tantos, taponó su tiro. Por fortuna para los Bullets, una vez allí Charles Johnson lideró a los suyos al 116-120 final.

Con 2-2 en el global, Fred Brown anotaría 26 puntos y Dennis Johnson otros 24 para liderar a los suyos, pero los verdaderos culpables de la derrota de Washington en el quinto choque serían los tiros libres. Los Bullets anotaron solamente 9 de sus 20 intentos, finalizando 98-94 a favor de los locales.

Quizás sabedores de que la final podría resolverse en casa, Seattle no fue rival para Washington en el sexto encuentro, en el que el marcador registraría un humillante 117-82. Pero todavía quedaba un asalto.

Mientras Dennis Johnson fallaba sus 14 tiros aquella decisiva noche, Marvin Webster anotaba 27 puntos, por 21 de Jack Sikma, lo que les permitió llegar al final con 99-101 en contra. Unseld dispondría de dos tiros libres, anotando de forma sorprendente ambos, y si bien Seattle no aprovecharía su oportunidad de acercarse en el tanteo, Dandridge finalizaba el partido con un mate, que situaba el definitivo 99-105.

Washington se había proclamado campeón de la NBA cogiendo el relevo de los Trail Blazers, y un espléndido Wes Unseld se llevaba a casa el trofeo al MVP de las Finales.

* No jugó por lesión.




Jugadores Artículo
Ficha de Wes Unseld Wes Unseld