Artículos

[21/03/2012] Historia
Historia de la NBA. Temporada 1975/76
Por Raúl Barrena @ultimatenba | @rbarrena5

30ş aniversario de la NBA. Fracaso de los Lakers pese a la llegada de Kareem Abdul-Jabbar y Boston recupera el trono en una Final histórica ante los Suns

La NBA cumplía 30 años y lo hacía de la mejor manera posible. New York Nets y Denver Nuggets, los dos conjuntos más fuertes de la ABA, acordaban su ingreso en la competición de cara a la temporada siguiente, en la que sería la última campaña en la que ambas ligas coexistirían.

Para facilitar la llegada, la NBA reemplazó a Walter Kennedy para dar la bienvenida al tercer comisionado de la historia. Su nombre respondía al de Larry O’Brien.

Como última novedad, Kansas City-Omaha finalizaba su periplo a caballo entre las dos ciudades para convertirse definitivamente en los Kansas City Kings, abandonando la ciudad de Omaha.

Por primera vez en años, Portland no asistía a un lanzamiento de moneda que favorecería a Atlanta Hawks, quienes poseían la ronda de New Orleans Jazz. De esta forma, los Hawks se hicieron con los servicios de David Thompson, procedente de NC State. Los Angeles Lakers, perdedores del sorteo, se conformarían con David Meyers, de UCLA. Poco después, Atlanta volvía a escoger, esta vez con su propia ronda, siendo Marvin Webster , procedente de Morgan State el agraciado.

Ya en la Regular Season, el liderato de la conferencia Este correspondería a Boston de nuevo (54-28), con suficiente margen para unos sorprendentes Cavaliers (49-33) que se hacían con la victoria en la Central Division in extremis ante Washington (48-34). Mientras tanto, Philadelphia y Buffalo empataban (46-36) en puestos de Play-Offs. Ya con record negativo, Houston (40-42), New York (38-44), New Orleans (38-44) y, finalmente, Atlanta (29-53).

En la conferencia Oeste, Golden State comenzaba su defensa del título liderando la temporada regular mediante el mejor record de la liga (59-23), seguidos de Seattle (443-39) y Phoenix (42-40). Milwaukee (38-44) y Detroit (36-46) lideraban la Midwest Division, lo que les valdría para clasificarse para unos Play-Offs que debían incluir a dos de cada división de forma obligatoria, lo que dejaba fuera a Los Angeles (40-42), pese a que estos se hicieran con los servicios de Kareem Abdul-Jabbar a cambio de Elmore Smith, Brian Winters, Junior Bridgeman y Dave Meyers. Portland (37-52), Kansas City (31-51) y Chicago (24-58) cerraban la tabla.

The Spectrum, en Philadelphia, sería la sede escogida para volver a albergar una edición del All-Star Game, en la que 17.511 espectadores presenciarían la actuación de los siguientes jugadores:

Eastern: John Havlicek, Dave Cowens y Jo Jo White (Boston), Dave Bing y Elvin Hayes (Washington), Doug Collins y George McGinnis (Philadelphia), Bob McAdoo y Randy Smith (Buffalo), Rudy Tomjanovich (Houston), Walt Frazier (New York) y John Drew (Atlanta). Entrenador: Tom Heinsohn (Boston).

Western: Rick Barry, Keith Wilkes y Phil Smith (Golden State), Fred Brown (Seattle), Alvan Adams (Phoenix), Brian Winters y Bob Dandridge (Milwaukee), Curtis Rowe (Detroit), Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles), Scott Wedman y Nate Archibald (Kansas City-Omaha) y Norm Van Lier (Chicago). Entrenador: Al Attles (Golden State).

La conferencia Este se impuso de nuevo, en esta ocasión por 123-109. Con 16 puntos, Dave Bing fue el MVP del Partido, a pesar de la actuación de algunos de sus compañeros, como Bob McAdoo con 22 puntos o Dave Cowens con otros 16 puntos, pero a los que sumaba 16 rebotes. Por su parte, Kareem Abdul-Jabbar sería el más destacado de la conferencia Oeste con 22 puntos y 15 rebotes, mientras que Rick Barry añadía 17 puntos.

Pese a que los Lakers no se habían siquiera clasificado para la post-temporada, los 27.7 puntos y 16.9 rebotes logrados por Kareem Abdul-Jabbar fueron suficientes para que obtuviera el premio al MVP de la temporada.

A su vez, formaría parte de un First Team All-NBA con Rick Barry (Golden State), George McGinnis (Philadelphia), Nate Archibald (Kansas City) y Pete Maravich (New Orleans) como compañeros. En cambio, el Second Team All-NBA se compondría de Phil Smith (Golden State), Randy Smith (Buffalo), Elvin Hayes (Washington), Dave Cowens y John Havlicek (Boston).

Los cinco mejores defensores, incluidos en el Defensive First Team All-NBA, fueron Paul Silas, Dave Cowens y John Havlicek (Boston), Norm Van Lier (Chicago) y Slick Watts (Seattle). En cambio, en el Defensive Second Team All-NBA podríamos encontrar a Jim Brewer y Jim Cleamons (Cleveland), Keith Wilkes y Phil Smith (Golden State) y Kareem Abdul-Jabbar (Los Angeles).

Bob McAdoo repetiría como máximo anotador de la temporada, en esta ocasión con un promedio de 31.1 puntos por partido. Kareem se haría el dueño de los tableros con 16.9 rechaces de media y 4.1 tapones, mientras Slick Watts destacaba con 8.1 asistencias y 3.2 robos por noche, mejores promedios en ambas facetas del juego.

Alvan Adams (Phoenix) sería el ganador del premio al Rookie of the Year con unos guarismos de 19.0 puntos, 9.1 rebotes y 5.6 asistencias, formando también parte del First Team All-Rookie junto a Joe Meriweather (Atlanta), Lionel Hollins (Portland), John Shumate (Phoenix/Buffalo) y Gus Williams (Golden State).

Por último, la sorprendente campaña realizada por los Cavaliers fue la causa de que Bill Fitch (Cleveland) se hiciera con el premio al Coach of the Year.

Los Play-Offs comenzarían en la conferencia Este con el duelo entre Philadelphia y Buffalo por lograr la cuarta plaza de semifinales de conferencia. Curiosamente, ninguno de los dos equipos fue capaz de ganar en casa, y la victoria en la prórroga de los Braves en el tercer partido les daría el pase a pesar de no contar con el factor campo de inicio.

El siguiente escollo por parte de Buffalo sería mucho más complicado, ya que se trataría de los Celtics. Boston comenzó liderando la serie al ganar los dos partidos como local, y si bien los Braves llegaron a igualar la eliminatoria, cedieron en el sexto partido habiendo perdido ya en Boston de nuevo en el quinto.

Mucha más igualdad habría entre Cleveland y Washington. Los Capitols vencieron a domicilio en el primer encuentro, pero únicamente les duro un partido la ventaja de campo. Los Cavaliers estuvieron a punto de cerrar la serie en el sexto encuentro llegando a forzar la prórroga, pero finalmente tuvieron que esperar al séptimo para finiquitar.

En finales de conferencia, Boston siguió avanzando con paso firme. Los Cavaliers no podrían con los Celtics en el Boston Garden, y si bien aguantaron los dos primeros encuentros en Cleveland, acabaron cediendo en el tercero (sexto de las finales). El 4-2 final situaba a Boston de nuevo en la final.

En la conferencia Oeste, Milwaukee y Detroit tendrían que llegar también al tercer encuentro para definir el devenir de ambos equipos, y nuevamente se  impondría el situado en quinto lugar en la Regular Season, en este caso los Pistons.

Detroit siguió sorprendiendo frente a Golden State al ganar el segundo encuentro en el campo de los Warriors, que necesitaron recuperarse en el tercer partido, si bien la serie quedo empatada tras el cuarto. Golden State volvió a ponerse en cabeza y, finalmente, vencería en la prórroga en el sexto duelo entre ambos conjuntos.

Peor suerte corrieron los Sonics, que tras comenzar con victoria, vieron como perdían hasta en tres ocasiones seguidas frente a los Suns, que se limitaron a volver a Phoenix para avanzar de eliminatoria.

En la final de conferencia, los Suns seguían lanzados, y a pesar de llegar sin factor campo ante los Warriors, regresaron a su campo con empate. Sin embargo, Golden State era un rival de una entidad mucho mayor, y ganaron uno de los dos partidos en Phoenix, si bien a punto estuvieron de hacerlo en ambos. Tras una victoria más para cada bando, el séptimo partido se antojaba clave, pero los Suns no dejarían pasar la oportunidad de alcanzar la primera final de su historia.

Boston regresaba así tras un año de sequía a la lucha por el título con un equipo muy parecido al que se proclamara campeón por última vez en su historia. Dave Cowens, Jo Jo White, John Havlicek, Paul Silas y Charlie Scott formaban el quinteto; Don Nelson, Steve Kuberski y Kevin Stacom la parte más importante del banquillo y Tom Heinsohn era el entrenador.

Por su parte, el quinteto de los Suns sería Paul Westphal, Alvan Adams, Curtis Perry, Dick Van Arsdale y Gar Heard, con John Shumate, Keith Erickson y Ricky Sobers en el banquillo de John MacLeod.

Como se suele decir, la experiencia es un grado, y Phoenix lo demostró en los primeros compases de la final. Los Suns acusaron encontrarse frente a su primera oportunidad de campeonato y cedieron en los dos primeros partidos en Boston. En el primero, por 98-87, solo anotaron un 38 por ciento de sus tiros. En el segundo, el resultado fue de 105-90.

En el tercer encuentro, las cosas se pusieron mucho mejor para los de la conferencia Oeste, que llegaron a ganar de 21 puntos, pero cerca estuvieron de complicarse las cosas. El marcador sería de 105-98, con Adams aportando 33 puntos y 14 rebotes.

El cuarto estaría marcado por un duro criterio arbitral en el que, a los 10 minutos de choque, habían sido pitadas ya 21 faltas entre ambos conjuntos. Esa dureza pareció favorecer a Phoenix, que vencería por 109-107, si bien Jo Jo White tuvo la oportunidad de prolongar el partido.

Las series regresaban a Boston, donde los Celtics comenzarían liderando el encuentro cómodamente para finalmente llegar a la prórroga. Al final de la primera prolongación, el electrónico seguía señalando empate, pero entonces tendría lugar la polémica. Boston pediría un tiempo muerto que no tenían y, sin embargo, no le fue señalada la pertinente técnica que le hubiera dado a los Suns la oportunidad de ganar. Tras tres prórrogas, los Celtics vencían por 128-126.

Seguramente esto les haría mucho daño a los Suns, que si bien aguantaron durante la mayor parte del sexto partido, no supieron mantener la concentración en los minutos finales. Tras el 80-87 definitivo, Boston volvía a tocar el cielo.

La NBA cumplía 30 años, al igual que los Celtics, que lo hacían recordando al mundo que seguían siendo la mejor franquicia de la historia, al menos en cuanto a títulos.




Jugadores Artículo
Ficha de Jo Jo White Jo Jo White