Artículos

[19/11/2016] Contracrónica NBA
Game Crasher: Los Angeles Lakers - San Antonio Spurs
Por Oleguer Homs @ultimatenba | @OleguerHoms

Pau Gasol y sus Spurs se llevan el derbi español ante los combativos Lakers de José Manuel Calderón, que salió como base titular (107-116)

Los Angeles Lakers (7-5) afrontaban el primero de cinco partidos ante conjuntos de la élite de la liga con la visita de los San Antonio Spurs al Staples Center. Los de Gregg Popovich llegaban a Los Angeles con intención de alargar su racha de cuatro victorias consecutivas, seguir invictos como visitantes y sumar un triunfo más a su récord de 9-3.

Pau Gasol volvía al feudo que le vio coronarse como campeón por tercera vez, primera desde que abandonó la disciplina de los Chicago Bulls al hacer caso a su hermano Marc Gasol y firmar con los San Antonio Spurs. Enfrente estaban unos Lakers que afrontan la primera campaña sin el que fue su compañero Kobe Bryant, comandados por otro viejo conocido como es Luke Walton que, hasta el momento, ha catapultado a sus jovenes pupilos a superar todas las expectativas.

17:04: Entro al pabellón puntual para ser el primer periodista en pisar el parquet y reírme al percatarme de una artimaña Made in Pop. Y es que la primera jugada maestra que Gregg Popovich ha dibujado hoy en la pizarra es ordenar a sus hombres que calienten enfrente del banquillo Laker, es decir, alterar la rutina según la cual ambos equipos angelinos habitualmente empiezan atacando en un aro en particular. Davis Bertans, Kyle Anderson y Dejonte Murray son algunos de los que están afinando puntería por parte Spur, mientras que por el lado Laker en los 45 minutos que paso en cancha solo lo hacen Tarik Black y Larry Nance Jr.

17:49: La siguiente parada es la rueda de prensa de Luke Walton, que nos avanza que D’Angelo Russell será baja pero se guarda el as en la manga de quién le sustituirá en el quinteto. Walton asiente a la pregunta sobre si se le hace raro enfrentarse a unos Spurs sin Tim Duncan antes de alabar al que fue su pupilo en los Warriors David Lee, cuyo liderazgo fue clave para que Golden State se alzara con el campeonato en el año 2015. Finalmente, con una amplia sonrisa en los labios, le da la razón a la supuesta afirmación que hizo Pau Gasol, que declaró que él y Walton eran los mejores jugadores de ping pong en aquel vestuario Laker bi-campeón.

18:03: Sean Elliot y Gregg Popovich preceden la marcha de quienes cuentan con más galones en el vestuario Spur y que aún no estaban en el Staples. Detrás de ellos, clásicos inmortales como Manu Ginobili o Tony Parker pasean con la calma de quienes ya han vivido las mil y una en la NBA y LaMarcus Aldridge, gran aprendiz de la tradición encarnada por Tim Duncan en cuanto a moda y buen gusto al vestir se refiere, les sigue enfundando en una sencilla camiseta blanca blanca del H&M, sin adorno alguno. Mucho más elegante va Pau Gasol, que hoy vuelve al pabellón en el que se convirtió en campeón y donde quizás algún dia su dorsal 16 púrpura y oro cuelgue del techo.

18:08: Gregg Popovich reparte halagos y dardos por igual al ser preguntado por su flamante fichaje veraniego Pau Gasol, de quién destaca lo bien que se ha adaptado al vestuario antes de bromear declarando que defensivamente es mejor que Bill Russell. En cuanto a las críticas hacia la figura de Tony Parker, Popovich afirma que para su equipo el francés es como un ancla, aportando mucho más allá de lo que digan los números. Por último, ante la pregunta obligatoria de qué rol asume Tim Duncan y si se le va a ofrecer alguna posición en el organigrama técnico o en los despachos, Popovich la despacha con su habitual “Tim tiene carta blanca para hacer lo que quiera”.

18:16: Terminadas las ruedas de prensa me dirijo hacia el túnel de vestuarios, donde me cruzo con José Manuel Calderón. Intercambiamos un saludo y cuatro palabras y le deseo suerte para el partido de hoy, al que me refiero como su derbi particular con Pau Gasol. Tal y como esperaba puesto que Pau acaba de llegar, Calde me responde que aún no se han visto, con lo cual mi próxima misión es estar al tanto para poder inmortalizar con un vídeo o una foto el instante en el que las dos leyendas vivas del baloncesto español se saluden.

18:27: Mi intención es seguir de cerca el calentamiento de José Manuel Calderón, pero es imposible ver que Tony Parker y Manu Ginobili están haciendo lo propio en el otro lado y no estar enfrente para presenciarlo. Es fácil intuir un claro contraste en las personalidades de Ginobili y Parker, sensaciones que se confirman al ver que Manu dedica un saludo mucho más efusivo a Marcelo Huertas que Parker o que, a diferencia del argentino, el base tampoco se para a firmar autógrafos a los aficionados de San Antonio que vitorean su nombre desde la grada.

18:41: José Calderón ya ha vuelto a vestuarios y LaMarcus Aldridge está terminando su sesión individual cuando Pau Gasol emerge, por fin, del túnel de vestuarios visitante. Un hijo pródigo que hoy vuelve a casa, Pau intercambia saludos efusivos con todo el mundo, en especial con el que fue su ex-compañero en los Lakers campeones del año 2010 Metta World Peace. Cuando ya no queda nadie sin saludar Pau prosigue con su sesión preparatoria, consistente en series de tiro desde cinco metros, triples, tiros libres, movimientos al poste… Faltan 45 minutos para el salto inicial y, vista la intensidad con la que se desenvuelve en la pintura, no me cabe duda que Pau estará a punto.

19:19: Acostumbrado a seguir la rueda de entradas justo al lado de mi viejo amigo James Goldstein, la jugada de ajedrez de Popovich hoy me obliga a hacerlo desde el otro lado. No hay nada mejor para que no eche de menos a su majestad del sombrero vaquero y chaquetas de cuero que presenciar la rueda de entradas con disciplina espartana de los Spurs al lado de una leyenda viva de Hollywood, el profanador por excelencia Samuel L. Jackson. Con la emoción de estar nada más y nada menos que al lado de Jules de Pulp Fiction, estoy demasiado lejos para hacer una foto del momento en que nuestros Pau Gasol y José Manuel Calderón, que hoy saldrá como titular, se funden en un abrazo enmedio de la cancha. Emocionado y con tan bonita estampa grabada en la retina, no queda más que esperar que el partidazo empiece…

1r cuarto: Danny Green en estado de gracia desde la línea de tres se aprovecha del espeso inicio de los Lakers, que tardan hasta 3 minutos en anotar la primera canasta. Se nota mucho que Julius Randle está en un momento pletórico de forma y que, ante la baja de D’Angelo Russell, quiere llevar el timón de líder, pero esta noche su exceso de entusiasmo deriva en decisiones precipitadas. Si los errores ya se pagan caros ante cualquiera, imaginad ante los Spurs; por suerte, a pesar de la solidez visitante, la distancia en el marcador pasados doce minutos es mucho menor de lo que podría haber sido (16-26).

2o cuarto: El banquillo angelino liderado por Louis Williams y Tarik Black sale al rescate de lo que ya a estas alturas podría ser una debacle. Jordan Clarkson está más errático de lo habitual, riesgo que Luke Walton no puede permitirse ahora que Gregg Popovich devuelve a los titulares a cancha. Pau Gasol alterna buenas posesiones con errores según intente pelearse con Julius Randle en la pintura o le saque fuera para anotar cómodamente desde la distancia. Sin hacer mucho ruido, Kawhi Leonard camino del triple-doble es una de las grandes razones que explican como los del Álamo han vuelto a ponerse por delante. Nick Young, en cambio, es mucho más barroco a la hora de exhibirse, pero es su inmenso final de cuarto y el acierto de Luol Deng el que permite que los angelinos den la vuelta al electrónico y lleguen igualados al descanso (52-52).

Descanso: Por algún motivo que desconozco, Samuel L. Jackson está sentado en un asiento distinto al sitio donde le había visto antes. Nadie en su sano juicio se atrevería a protestar si después de pagar miles de dólares por una localidad ésta estuviera ocupada por el bueno de Samuel, derecho reservado exclusivamente a la mascota no oficial Jack Nicholson. Después de pasearme por las localidades VIP como Pedro por su casa decido ir a por mi clásico segundo helado antes de volver arriba. Lo que sigue es uno de los momentos más funestos de la noche, darme de bruces con que la máquina de helado de chocolate, vainilla o combinación de ambos ya ha agotado existencias y tener que conformarme con el penúltimo de los tres hot-dogs fríos abandonados en la encimera.

3r cuarto: Pau Gasol anotando su punto número 10 y José Manuel Calderón estrenando su cuenta particular con cinco puntos consecutivos dan sabor español al intercambio de canastas que inaugura el 3r cuarto. El 64-64 será la última vez que Lakers y Spurs estén empatados, igualdad que Tony Parker poniendo la directa con 7 puntos seguidos secundados por la aportación de Manu Ginobili se encargan de romper. Con ambos veteranos y Kawhi Leonard camino del banquillo, Pau Gasol ejerce a la perfección la responsabilidad de salvaguardar la ventaja a pesar de Lou Williams y Jordan Clarkson, que de nuevo revolucionan la dinámica ofensiva desde el banquillo. Al sonar la bocina final, ningún dato define mejor el cuarto perfecto que acaba de firmar San Antonio que leer que los 39 puntos endosados son un récord de temporada (76-91).

4o cuarto: Remontarles quince puntos a los Spurs es una odisea que solo un loco, o en el caso de los Lakers dos, se aventurarían a afrontar. Pero cuando alguien cuenta con microondas de la talla de Lou Williams y Jordan Clarkson en el banquillo, incluso los imposibles son materializables. De haber estado otro rival enfrente no tengo ninguna duda que la heroicidad Laker habría terminado en premio, pero en el vestuario Spur hay mucho gallo con hielo en las venas. Si Danny, Tony, Manu, Kawhi y Pau habían tenido ya en mayor o menor medida su momento de gloria, la épica final la asumiría LaMarcus Aldridge. Cada vez que los locales se acercaban a seis puntos, allí estaba el alapívot y su muñeca infalible para derramar su jarra de agua fría, pero ni por estas se rendían los irreductibles de Luke Walton. Dos triples consecutivos de Nick Young y Jordan Clarkson reducían la distancia a solo cinco y, a 1:39 para el final, el Staples Center soñaba con un desenlace mágico. Soldado curtido en mil batallas, Tony Parker se vistió de líder y firmó la canasta que puso fin al sueño Laker, conjunto que a pesar de la derrota sigue confirmando con su juego, actitud y resultados su condición de gran sorpresa positiva de esta campaña (107-116).

22:02: Desconozco si Gregg Popovich ha hablado nada más terminar el partido o simplemente no va a comparecer ante la prensa, pero dado que una de mis personas favoritas no parece tener intención de dejarse ver me voy a la sala de prensa para escuchar a Luke Walton. Básicamente Luke hace suya la tesis que mejor disecciona lo que es enfrentarse a los Spurs, equipo ante el cual los errores se pagan exponencialmente. También cree que lo del tercer cuarto, más que debacle de los suyos, ha sido mérito de San Antonio llevando a la perfección su mejor versión de juego.

22:11: Manu Ginobili ejerce de veterano tanto en el vestuario tejano como de la selección argentina tratando a Nicolás Laprovittola como si fuera su juguete. Hasta que Manu no termina una cuenta atrás desde diez su joven secuaz no obtiene el permiso de irse o, mejor dicho, seguirle en dirección a la puerta. Es una escena tierna y amigable, uno de tantos ejemplos que ofrecen los vestuarios NBA en lo que al trato de los jugadores consolidados respecto a los rookies se refiere.

22:24: Una multitud de periodistas rodea al mejor jugador de la historia del baloncesto español y leyenda Laker, nuestro Pau Gasol. Tan correcto en el trato como siempre, Pau tiene muy buenas palabras para referirse al trabajo que está haciendo su ex-compañero de equipo Luke Walton con estos Lakers y se muestra a su vez muy satisfecho de lo vivido como miembro de los San Antonio Spurs hasta el momento. A pesar de las diferencias, compara las virtudes que han convertido a Phil Jackson y Gregg Popovich en leyendas, incluído el hecho de poder tomarse a broma las preguntas de la prensa.

22:33: Salgo del vestuario Spur por detrás de los dos metros y dieciséis centímetros que han llevado el baloncesto español a lo más alto y vuelvo a la cancha, donde Ginobili y su fiel escudero Laprovittola charlan animadamente con conocidos argentinos. No demasiado lejos, Patty Mills hablando con tres chicas es una postal fantástica para terminar mi noche de viernes, inmejorable como todas aquellas en las que tengo la suerte de disfrutar del mejor baloncesto del mundo y compatriotas de la talla de Calderón y el visitante de lujo de hoy, Pau Gasol.

Aquí termina otra edición más de Game Crasher, nos vemos el próximo lunes en motivo del duelo que enfrenta los Toronto Raptors a los sorprendentes Los Angeles Clippers. ¡Hasta entonces!




Jugadores Artículo
Ficha de Pau Gasol Pau Gasol