Artículos

[13/12/2016] Contracrónica NBA
Game Crasher: Los Angeles Lakers - New York Knicks
Por Oleguer Homs @ultimatenba | @OleguerHoms

Willy Hernangómez se convierte en el rey bajo los tableros en una noche en la que Carmelo Anthony dejó que Derrick Rose y Kristaps Porzingis llevaran a los New York Knicks a la victoria ante Los Angeles Lakers (112-118)

La serie Game Crasher volvió al Staples Center para vivir un duelo español que al final no fue, el clásico que enfrentaba a Los Angeles Lakers (10-15) y New York Knicks (13-10). Por parte angelina, el conjunto de Luke Walton buscaba poner fin a la racha de cinco derrotas consecutivas con la vuelta de D'Angelo Russell y sin poder contar con el extremeño José Manuel Calderón.

Del lado visitante, los New York Knicks aterrizaban en Los Angeles asentados en la parte alta de la Conferencia Este y transmitiendo buenas sensaciones. Willy Hernangómez pisaba el pabellón en el que algún día debería estar retirado el dorsal de Pau Gasol por primera vez, por fortuna de los privilegiados que pudimos estar allí para verle.

16:19: Nada más pisar el parquet del Staples Center coincidimos en cancha con nuestro Willy Hernangómez, que trabaja movimientos al poste junto a Marshall Plumlee y un preparador físico. Al poco rato se une a la fiesta nada más y nada menos que un tal Derrick Rose aunque, eso sí, a medio gas: ejercicios de rehabilitación en la banda y lanzamientos sin oposición a canasta es todo lo que le vemos al MVP del año 2011, hombre de cristal en toda regla a quién el organigrama técnico de los Knicks saben tratar con cura.

16:34: En la canasta opuesta, Julius Randle luce el uniforme blanco que los Lakers han convertido en tradición cuando disputan partidos como locales en domingo. Larry Nance Jr y Thomas Robinson también han llegado temprano al Staples para afinar puntería, casi una hora antes de que Metta World Peace desfile por los pasillos con la parsimonia que incluso quién no le conoce puede imaginarse del mejor amigo de los pandas…

16:52: Luke Walton nos anuncia que D’Angelo Russell va a volver esta noche a las canchas y, acto seguido, bromea que “espera que sí” al ser preguntado por si Nick Young también va a vestirse de corto, algo que por lo visto el técnico daba por sentado. La única baja por parte angelina es la del base José Manuel Calderón, cuya ausencia nos priva de disfrutar su duelo español ante quién le ha tomado el relevo patrio en “La Gran Manzana”, Willy Hernangómez.

17:03: A pesar del trato entre algodones que acabamos de presenciar en cancha, Jeff Hornacek no solo afirma que Derrick Rose está listo para volver al quinteto neoyorquino sino que además, y a diferencia de Luke Walton con D’Angelo Russell, no hay ningún tipo de restricción de minutos. El ex-técnico de los Suns también alaba la línea ascendente en la que se encuentra su equipo a medida que las piezas encajan y el esquema de juego que Walton nos acaba de decir que “no tiene nada que ver con el triángulo ofensivo de Phil Jackson” cuaja.

17:15: No hay más que ver a Kristaps Porzingis en vivo para que su primera impresión remita a Shawn Bradley o a tantos otros fiascos de más de siete pies de altura venidos de las fronteras más recónditas de Europa. Igual que no es de extrañar que en su día los maltratados aficionados Knicks recibieran su elección en el Draft con silbidos, tampoco sorprende que sus prejuicios se extinguieran de la noche a la mañana tras comprobar lo que es capaz de hacer el letón con un balón en las manos. Verle de cerca transporta automáticamente al porvenir de este deporte; como Kevin Garnett, Lebron James o Stephen Curry, Kristaps Porzingis también será en un futuro el “eslabón perdido” de un árbol genealógico de clones que, por características físicas y juego, remitirán a él como origen.

17:28: Por edad y trayectoria en la liga Joakim Noah y Derrick Rose deberían encontrarse en la plenitud de su juego, pero viéndolos de cerca queda claro que es más bien el ocaso. Aún así, pocos jugadores en la competición tienen el carisma y liderazgo de Noah, algo que queda patente al ver como la esposa del presidente de operaciones neoyorquino y accionista de la franquicia angelina, Jeannie Buss, le pide a una amiga que le haga una foto con el ex-Gator.

18:06: Walt Frazier luce un elegantísimo traje rojo que le convierte en la persona mejor vestida de la Chick Hearn Media Room, no solo de hoy sino que yo haya visto. Aunque ninguno de los dos equipos sea aspirante al título, los duelos entre Los Angeles Lakers y New York Knicks llevan más de medio siglo siendo un evento de máxima relevancia, y el de esta noche no es una excepción. En el Staples Center se respira un ambiente especial, el tipo de magia que uno siente y le dice que el de hoy no es un partido cualquiera…

1r cuarto: Kristaps Porzingis pisa fuerte desde un buen inicio, pero es Derrick Rose el que lleva el timón con una racha anotadora sin fallo. Empezando por D’Angelo Russell post-lesión, la defensa de perímetro Laker hace estragos, algo que Luke Walton procura corregir con la entrada de Jordan Clarkson y Lou Williams a cancha. El que también salta al parquet del Staples Center por primera vez es Willy Hernangómez, que no tarda en hacerse notar bajo los tableros que por ahora han venido siendo dominio absoluto de Julius Randle (30-32).

2o cuarto: Lou Williams amenaza con alargar su serie anotadora a cinco partidos consecutivos en un período que, eso sí, tiene protagonista español. Amo y señor de los tableros, Willy Hernangómez añade 4 puntos a un total de rebotes capturados que, cuando se va al banquillo, se enfila ya hasta los 10. Nick Young empieza a entonarse, pero en el otro lado un Derrick Rose en modo MVP secundado por Kristaps Porzingis a nivel All-Star tampoco perdonan una. A pesar de que las buenas sensaciones parecen estar más del lado Knick, un canastón sobre la bocina de Julius Randle pone a los angelinos a un solo punto antes del descanso (56-57).

Descanso: Los quince minutos antes de la reanudación se me van en un suspiro mientras me mudo desde mi asiento en lo más alto del Staples Center a una localización privilegiada detrás de la canasta que me ha cedido un buen amigo periodista. Inmejorables vistas para disfrutar de la segunda mitad en las mejores condiciones posibles, casi tan buenas como las que disfruta desde su asiento VIP un clásico de Hollywood hoy presente en el pabellón, Andy Garcia…

3r cuarto: Luol Deng añade dos triples más a una cuenta particular que, hasta el momento, se enfila hasta los cuatro anotados desde la línea. Visto que el acierto no parece acompañar a Carmelo Anthony, Courtney Lee da un paso adelante con dos triples consecutivos que amplían la ventaja neoyorquina, pero los Lakers no tardan en darle la vuelta al marcador de la mano de D’Angelo Russell y su (por fin) primera canasta. Tras la entrada de Willy Hernangómez, o quizás deberíamos decir gracias a, los locales tienen grandes dificultades para anotar ante el muro de contención que forman el español y Kristaps Porzingis, que también se sale en ataque. Con el letón y Derrick Rose en modo “ir a cerrar el partido”, los de New York saldan el cuarto con una ventaja que amenaza con ser definitiva (75-84).

4o cuarto: En una muestra más de lo que son capaces los integrantes de uno de los mejores banquillos de la liga, Lou Williams y Thomas Robinson comandan una remontada épica, increíble parcial de 13-2 que se cierra con Larry Nance Jr volviendo a poner a los angelinos por delante (87-86). Harto de lo visto hasta ahora en este cuarto, Brandon Jennings asume el control de la nave Knickerbocker con dos triples consecutivos y una asistencia a Courtney Lee para aguar la fiesta local. Luol Deng, Kristaps Porzingis y Nick Young intercambian triples en un tramo final con sabor a Play-Offs en el que incluso la defensa, de la mano del letón y sus brazos infinitos capaces de poner siete tapones, hacen acto de presencia. Al final, Carmelo Anthony anota una canasta clave cuando su equipo más lo requería, y Derrick Rose salda su partidazo con el broche de oro que confirma la victoria visitante (112-118).

20:57: Aglomeración masiva en el túnel visitante por el que también salen los aficionados de la zona VIP, con lo cual lo más rápido es dar media vuelta de honor alrededor del parquet y atajar por donde poco antes lo hicieron los jugadores angelinos. Mientras espero junto a docenas de periodistas a que nos abran las puertas de los vestuarios, uno de los grandes tótems de la historia del baloncesto desfila, ligeramente cojeando, por mi lado: el Zen Master y señor de los banquillos, Phil Jackson.

21:09: Luke Walton exige que los jugadores asuman más responsabilidad individual a la hora de defender, hasta el punto de tomarse como un deshonor que su hombre sea capaz de anotar con facilidad. En este sentido, Walton cree que la mala defensa ha sido el detonante responsable de que Derrick Rose empezara el partido con buenas sensaciones, algo que a la postre le permitió firmar numerazos gracias a esta inercia tras-lesión inicial. Preguntado respecto a si puede ser positivo irse a un road trip después de haber sumado seis derrotas consecutivas, Luke lo relativiza al más puro estilo Jackson: “puede ser bueno si los jugadores se conjuran para sacar lo mejor de sí mismos o malo si cada uno decide librar una guerra por su cuenta”.

21:20: Reina el buen humor en el vestuario del conjunto que hoy salió victorioso, los New York Knicks. Joakim Noah felicita a Jeff Hornacek por el buen trabajo de pizarra y Carmelo Anthony se burla del pívot, a quién imita y tilda de pelota. Algo más a su bola, Brandon Jennings y Derrick Rose son los primeros en terminar de ducharse y atender a la prensa. Tanto a nivel individual como de equipo D-Rose dice tener buenas sensaciones aunque, como Carmelo Anthony, cree que están aún lejos de rozar todo el potencial por exprimir.

21:38: Amigos íntimos desde que compartieran equipo en Sevilla, Kristaps Porzingis y Willy Hernangómez son el Zipi y Zape del vestuario neoyorquino. Los últimos en recibir tratamiento post-partido, no hay periodista que pueda aguantarse la risa al oír a KP6 y al pívot español entonando canciones del verano a pleno pulmón en las duchas. Minutos más tarde, Willy declara que tener a un amigo como Porzingis ha sido clave para que se adaptara lo más rápido posible al conjunto Knick. Hernangómez se muestra más que satisfecho con lo logrado hasta ahora, pero su ambición no tiene límites, con lo cual no va a ser él quien se imponga un techo a alcanzar en su aventura americana.

Deseando que no sea la última antes de que termine el año 2016, un servidor se despide hasta la próxima edición de Game Crasher...




Jugadores Artículo
Ficha de Kristaps Porzingis Kristaps Porzingis