Artículos

[01/03/2017] Contracrónica NBA
Game Crasher: Los Angeles Lakers - Charlotte Hornets
Por Oleguer Homs @ultimatenba | @OleguerHoms

Kemba Walker y Frank Kaminsky se imponen al dúo dinámico D'Angelo Russell - Julius Randle en un apasionante duelo entre Los Angeles Lakers y los Charlotte Hornets (104-109)

Pasada la doble dosis de locura que invade el universo NBA desde el fin de semana del All-Star a la trade deadline, el Staples Center se volvía a teñir de púrpura y oro para que Los Angeles Lakers (19-41) pudieran recibir como dios manda a sus visitantes llegados desde North Carolina, unos Charlotte Hornets en plena caída libre (25-34).

Poco importan los recién incorporados Corey Brewer, Tyler Ennis y David Nwaba si los comparamos con los flamantes fichajes de Jeanie Buss y Magic Johnson, dupla de lujo para mover los hilos desde los despachos. En el capítulo de bajas, toca despedirnos de la profesionalidad del responsable de prensa John Black, el General Manager Mitch Kupchak, los triples de Louis Williams... Soplan vientos de cambio en el seno de la franquicia angelina, y aunque también echaremos de menos a Marcelo Huertas, ninguna pérdida duele más que decir adiós a la era de José Manuel Calderón en los Lakers. Desde aquí agradecerle al base extremeño el buen trato que siempre nos dispensó y desearle la mejor de las suertes en un futuro que, en un principio, parecía apuntar hacia Golden State...

16:34: Empezamos nuestra jornada paseando por Hollywood Boulevard, donde las inmediaciones a medio desmontar del Dolby Theater nos recuerdan que La La Land aún se encuentra en plena resaca post-Oscar. Un año más, y a pesar de vivir a cinco minutos andando, nadie se tomó la molestia de invitarme para que pudiera pisar la alfombra roja en vez de verme forzado a seguir la gala por televisión…

17:21: Esta tarde/noche todas las conversaciones con colegas periodistas versan alrededor del mismo tema: el golpe de estado de Magic Johnson y Jeannie Buss y lo que puede suponer para el futuro inmediato de la franquicia angelina. DeMarcus Cousins o Paul George podrían estar ahora mismo familiarizándose con su nuevo aro, pero en su lugar está el siempre mañanero Julius Randle. En el lado opuesto, Marvin Williams y Michael Kidd-Gilchrist son los principales nombres propios, aunque palidecen al lado del gigante bonachón y leyenda knickerbocker que a día de hoy ejerce de técnico asistente de Steve Clifford: Patrick Ewing.

17:49: Luke Walton parece resignarse al destino que le espera a su conjunto en las seis semanas venideras, que no es otro que “tanquear” en vistas a conservar un pick top 3 del Draft (en caso de caer más abajo los Philadelphia 76ers se harían con el pick). Luke suaviza la frustración de las derrotas alegando a la juventud de sus mimbres, cualidad en la que coincide minutos más tarde Steve Clifford. Haciendo gala de nostalgia, el técnico de Charlotte afirma conservar un buen sabor de boca del año en que fue asistente de Mike D’Antoni en los Lakers, una temporada 2012-2013 que será recordada por la debacle del cuarteto que formaban Kobe Bryant, Dwight Howard, Steve Nash y Pau Gasol.

18:11: El viejo continente está excelentemente representado ahora que Nicolas Batum y Marco Belinelli están en cancha. A diferencia de la mayoría de jugadores que he tenido la suerte de observar, las series de calentamiento que llevan a cabo Batum y Belinelli son, cuanto menos, ortodoxas. El francés trabaja movimientos al poste y finalizaciones con gancho que harían llorar de la emoción a Hakeem Olajuwon mientras el italiano, por su parte, nos deleita con una muestra a medio camino entre Ray Allen y Emanuel Ginobili.

18:35: Nueve días después de haber debutado en un All-Star, aquí llega Kemba Walker. El Staples aún está vacío, pero que a estas alturas solo consiga distinguir una camiseta de los Hornets en toda la grada no dice mucho a favor de la popularidad de la franquicia de Charlotte. En este contexto, no es extraño que las atracciones del equipo visitante que parecen suscitar un mayor reclamo sean el anteriormente mencionado Patrick Ewing y el comentarista Dell Curry, leyenda por derecho propio en los Hornets cuyo stock se ha revalorizado en paralelo a la explosión del fenómeno Stephen Curry...

19:24: Pocas cosas me pueden alegrar más una tarde que ver que el asiento que tengo asignado no se encuentra en lo más alto del Staples Center sino prácticamente a pie de cancha, detrás del banquillo angelino. Encantado con mis vistas privilegiadas, disfruto como un enano del himno americano y las presentaciones hasta que por fin llega el momento que todos los presentes en el pabellón estábamos esperando: ¡balón al aire!

1r cuarto: D’Angelo Russell muestra sus credenciales como líder de este proyecto con 8 puntos de arranque, aunque Kemba Walker, Nicolas Batum y Marvin Williams empiezan igualmente enchufados desde la línea de tres en el lado opuesto. El duelo de bases es eléctrico, y el quinteto y rotaciones de Luke Walton dicen mucho en cuanto a la dirección por la que apuesta esta franquicia. Luol Deng y Timofey Mozgov comparten banquillo en favor de Brandon Ingram y Tarik Black en el quinteto o Ivica Zubac como primer pívot en la rotación. La apuesta de Luke Walton, de momento, parece darle frutos al técnico angelino, cuyo equipo llega al final del primer cuarto mandando (31-27).

2o cuarto: La incipiente ventaja local se esfuma en un abrir y cerrar de ojos por obra y gracia de Frank Kaminsky, que lidera un demoledor parcial de 2-12. Urge encontrar un revulsivo o, puestos a elegir, tres de ellos: D’Angelo Russell con un triple, Brandon Ingram con otro seguido de asistencia a la remanguillé a Julius Randle y Nick Young sumándose a la fiesta desde la línea de tres devuelven la igualdad en el marcador. El partido va camino de convertirse en una locura desenfrenada, y nos encanta. Si hay alguien en Charlotte que se encuentra cómodo en este tipo de situaciones este es Kemba Walker, que en un suspiro se pone al equipo a sus espaldas y se encarga de que Charlotte llegue al descanso con ventaja (55-58).

Descanso: El actor de comedia Will Ferrell disfruta del partido desde un asiento de lujo, primera fila justo por detrás de la canasta. Gracias a la magia de contar con una acreditación, tenemos el privilegio de poder codearnos con gente como el bueno de Will, algo que a su vez conlleva riesgos como estar peligrosamente cerca de derramar su cerveza en el parquet al pasar por el lado. Por suerte, la situación descrita anteriormente no se materializa, así que vuelvo a mi asiento con la paz mental que supone no haberla liado parda ni haberme hecho notar lo más mínimo.

3r cuarto: Se reanuda el juego y la igualdad sigue siendo la tónica imperante. Sin que nos diésemos cuenta, el aro se convirtió en la piscina particular de un Nick Young en racha, anotando un triple tras otro. Swaggy-P no es el único que se encuentra en un momento pletórico, o sino que se lo pregunten a Frank Kaminsky, máximo anotador a estas alturas con 19 puntos. El duelo está al rojo vivo, momento ideal para que un mate a lo Larry Nance Jr de Tarik Black seguido por otro póster de Brandon Ingram levanten al respetable de sus asientos. Lo que estamos viviendo hoy es una locura, y aún faltan 12 minutos para ver quién resuelve el choque a su favor (82-80).

4o cuarto: La línea estadística de Julius Randle (18p-17r-6a) a estas alturas es demoledora, escudero de lujo para un D’Angelo Rusell (17p-9a) que roza el triple-doble. Huérfano del sinfín de opciones que se abrían al compartir ataque con Louis Williams, a Jordan Clarkson le basta consigo mismo para abrir brecha en favor del conjunto angelino (88-82). Poco después de saltar a cancha, al hoy debutante en la NBA David Nwaba le toca bailar con la más fea en defensa, Kemba Walker. El esquema de juego abierto de Charlotte hace estragos en la pintura, campo abierto para que las penetraciones de Kemba Walker hagan de las suyas y Marvin Williams, Frank Kaminsky o Nicolas Batum amenacen desde la línea de tres puntos. Con empate a 93, es hora de que Kemba Walker demuestre quién es el único All-Star en cancha. El ex de Connecticut responde a la perfección, pero D’Angelo Russell es un púgil duro de roer. Dos triples consecutivos del sophomore hacen soñar con una secuela del milagro que en su día materializó Tracy McGrady, pero finalmente el reloj pone fin al sueño angelino y a un gran partido (104-109).

22:02: Lejos de estar satisfecho con el resultado, Luke Walton loa la actitud y esfuerzo demostrados por su equipo durante los 48 minutos que ha durado el choque. El entrenador local también tiene palabras de elogio para David Nwaba, que a pesar de no estar familiarizado con buena parte de los esquemas tácticos y cambios defensivos ha sabido suplir estas carencias con garra.

22:15: El ambiente es siempre más distendido y relajado en el vestuario ganador, aunque los jugadores de Charlotte hoy se lo toman con especial calma. Nuevamente, nada me fascina más que estar cerca de toda una leyenda como Patrick Ewing, a quién no puedo evitar decir adiós cuando sus siete pies de altura desfilan por mi lado.

22:27: Estar cerca de personalidades como Nick Young o Metta World Peace pone uno al alcance de momentos únicos, directamente derivados por todo lo que rodea a figuras de este calibre. En el caso que me ocupa hoy, ninguna imagen es más definitoria de la “experiencia Nick Young” que presenciar cómo se despide de tres chicas que hoy han ido a verle y que se refieren a él por su mote, “Swaggy”. Como decía el legendario Andrés Montes, todos los jugones sonríen igual, y por dolorosa que sea una derrota Nick Young y su sonrisa son inseparables.

¡Y hasta aquí la presente edición de Game Crasher, nos vemos el próximo domingo para vivir el Los Angeles Lakers - New Orleans Pelicans!




Jugadores Artículo
Ficha de Kemba Walker Kemba Walker