Artículos

[16/01/2016] Contracrónica NBA
Game Crasher: Los Angeles Clippers - Miami Heat
Por Oleguer Homs @ultimatenba | @OleguerHoms

A pesar de las bajas de Blake Griffin y DeAndre Jordan, Los Angeles Clippers se las apañaron para vencer a unos Miami Heat que no podían contar con Goran Dragic (104-90)

Exactamente una semana después de visitar la cancha de los New Orleans Pelicans, Game Crasher volvía a su hábitat natural para recibir a los Miami Heat en un partido en que Los Angeles Clippers buscaban sumar su décima victoria de forma consecutiva, la primera ante un rival por encima del 50% de partidos ganados.

16:33: Durante el clásico café previo al partido, un visitante inesperado irrumpe en el Starbucks. Nadie excepto yo hace demasiado caso a Jamal Crawford, así que mientras le preparan el café aprovechó para ser el primer y único niño del local en hacerse un selfie con él.

17:17: Termina la sesión preparatoria de los angelinos y por fin podemos pisar el parquet. Paul Pierce se queda un rato más a seguir afinando muñeca mientras en el otro aro Jamal Crawford y el técnico asistente Sam Cassell se alternan en un más difícil todavía de intentos de gancho, canastas imposibles... Gracias a la racha de nueve victorias consecutivas el buen rollo reina en el ambiente Clipper; nada que ver con el inicio de campaña.

17:40: Parece como si los tatuajes de Chris Andersen pudieran escapar de su piel multicoreada en cualquier momento. Dos ex-Heat, Chris Quinn y Juwan Howard, se dedican a repartir balones durante la sesión preparatoria de Birdman, Luol Deng y Amare Stoudemire, que calienta con cascos para escuchar música. Mientras le cuento a Johnny Rogers que mi teoría sobre el equipo por el que hace scouting consiste en que Kevin Durant renueva por un año y en 2017 se va a Washington (y Russell Westbrook a los Lakers), Amare se queja de que la canasta no está bien alineada.

17:51: El deflategate particular de Stoudemire me ha despistado y llego tarde a la rueda de prensa de Doc Rivers, justo cuando el entrenador local anuncia que DeAndre Jordan va a ser baja por pneumónia. DJ no se perdía un partido desde el 23 de marzo del 2011, y se une de esta forma a la ya conocida ausencia de Blake Griffin. Erik Spoelstra, por su parte, confirma que Goran Dragic no va a jugar, pero se muestra más esperanzado sobre la posibilidad que Hassan Whiteside pueda hacerlo.

18:18: Como consecuencia directa de la polémica levantada por Amare no hay ningún Heat en cancha, con lo cuál me intereso por ver lo que ocurre en el vestuario. Chris Andersen y Chris Bosh bromean entre ellos y con los periodistas, vacilan a Justise Winslow... Dwyane Wade, mientras tanto, va a su bola, con cara de no hacerse demasiado caso ni siquiera a sí mismo. A diferencia de Hassan Whiteside, que sí lleva puesto el uniforme, Goran Dragic va vestido de calle.

19:26: Tener tan cerca a mi admirado Dwyane Wade, a quién vi en directo ante los New York Knicks en las navidades del 2009, es otro sueño más hecho realidad. Dos anillos y muchas millas recorridas después D-Wade anda lejos del candidato a MVP de antaño, pero la clase que destila cada movimiento suyo resta intacta.

19:35: La presencia de Jay-Z en la primera fila acapara toda mi atención previa al momento en que me dirijo al puesto que tengo asignado en la cabina de prensa. Brian McKnight nos regala una interpretación soberbia del himno ianqui antes de que nombres habituales del banquillo como Justise Winslow, Beno Udrih, Cole Aldrich o Luc Mbah a Moute desfilen como integrantes de los respectivos quintetos titulares.

1r cuarto: Un mate y un gancho de Cole Aldrich anuncian lo que está por venir y inauguran el parcial de 7-0 favorable a los intereses angelinos. Obligados a reaccionar, el juego coral de Dwyane Wade, Gerald Green y Chris Bosh se impone a la omnipresencia de un Chris Paul que lidia con todo el peso ofensivo (17-25).

2o cuarto: Gerald Green anota su tercer triple en tan solo tres intentos y pone de manifiesto lo débiles que pueden llegar a ser unos Clippers sin DeAndre Jordan ni Blake Griffin (34-47). Trece por debajo y con un juego ofensivo basado únicamente en lo que creen Chris Paul, JJ Redick y Paul Pierce en el perímetro, da la sensación que los locales juegan tres contra cinco. Afortunadamente para todos los presentes en el Staples, Miami parece conformarse en ir mandando a medio gas, error que nadie debería permitirse cuando quién está enfrente es Chris Paul (45-52).

Descanso: Me cruzo con Mark Jackson en el pasillo y hago gala de buena educación dejando que sea él hoy comentarista quién cruce primero. Ni rastro de Jay-Z, que un día más ha osado venir al Staples sin Beyoncé. Con el rey del hip hop en la sala VIP, es DJ Khaled quién ejerce de maestro de ceremonias del famoseo posando para todos los selfies que le piden.

3r cuarto: Chris Paul, JJ Redick, Paul Pierce y el ídolo de la noche, Cole Aldrich, han salido a morder. Han bastado solo cinco minutos para que los Clippers borren del mapa a unos Heat muy apáticos. Con Dwyane Wade desaparecido, poco puede hacer un Gerald Green a nivel superlativo ante el estado de gracia local (69-79).

4o cuarto: Pablo Prigioni se hincha a robar balones, hasta el punto de desquiciar lo poco que queda en pie de Miami. Un triple de Jamal Crawford pone tierra de por medio (94-75) y permite que Prigioni, héroe de la noche junto a Cola Aldrich, se vaya al banquillo con un total de 2 puntos, 2 rebotes, 2 asistencias y ¡8 balones robados! El partido queda visto para sentencia mucho antes que el resultado final certifique la décima victoria consecutiva Clipper (104-90).

22:12: Un minuto en la vida de DJ Khaled da para mucho: hacerse varios selfies con el público, encararse con un miembro del cuerpo de seguridad que le insiste para que abandone los alrededores de la cancha, hacerse una foto con Pat Riley... Por la forma en que se saludan, es de imaginar que Khaled y Riley, a quién llama "The Don", se conocen. Sin duda alguna, Riley es de las figuras más imponentes que haya visto en directo, al mismo nivel que Gregg Popovich.

22:19: Doc Rivers reparte merecidas alabanzas a Pablo Prigioni y Cole Aldrich por el partidazo que se han marcado. Satisfecho por las diez victorias consecutivas, el técnico apunta Prigioni y Paul Pierce como elementos clave a la hora de cohesionar un vestuario en el que hasta su llegada solo se oían las voces de Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan.

22:28: Quién quiera que decida el reparto de taquillas visitantes ha cometido el mismo error que ya ocurrió en su día con Stephen Curry. Dwyane Wade se cambia en la taquilla del rincón, lo que imposibilita que buena parte de los periodistas podamos acceder al ruedo. Pongo el micro a lo lejos, demasiado para que se grave nada.

22:34: Es tan sorprendente que parece incluso imposible, pero el mismo Chris Paul lo confirma: hoy ha jugado su primer partido sin DeAndre Jordan desde el día que se puso por primera vez la camiseta Clipper. Más allá de los alley-oops que immortalizan su conexión en cancha, Paul destaca pequeños gestos como chocar las manos a todos y cada uno de los compañeros u otras rutinas como las aportaciones de DJ que todo el mundo daba por sentadas hasta que hoy, por primera vez en casi cinco años, se han echado en falta.

Sin ningún Game Crasher previsto en el horizonte, nos despedimos por un número de días indeterminado. ¡Hasta la próxima!




Jugadores Artículo
Ficha de Dwyane Wade Dwyane Wade