Artículos

[14/12/2008] Perfil
El regreso de la araña
Por Jorge Albericio @ultimatenba

Kevin McHale vuelve al banquillo de Minnesota. Pero preferimos recordarlo como el gran jugador que fue.

Si tuvieras memoria podrías recordar lo largas que se hacían las noches bajo los brazos de Kevin McHale. Sentirías de nuevo el terror que te infringían esas acentuadas ojeras, tan sombrías como el ceño fruncido perenne de su colega Robert Parish y la mirada heladora de Larry Bird. Qué feos eran. Qué miedo daban. Pero jugaban como los ángeles, o mejor.

Si pudieras recordar qué cenaste ayer, te acordarías también de todas esas fintas que azuzaban el aura mítica del Boston Garden, los ganchos con las dos manos, los pivotes y reversos que se grababan sobre aquel vetusto parquet y el alma de los rivales. McHale perfeccionó el papel del Sexto Hombre ganando títulos con los Boston Celtics, haciendo del juego de pase un arte, metiendo puntos con una mecánica de tiro tan extravagante como imparable. Hasta que le aguantaron los cartílagos desgastados por la pasión del juego. Recuérdalo.

Si tuvieras memoria revivirías una niñez superando una poliomielitis que cinceló su particular estampa, los éxitos en el basket colegial y la apoteosis universitaria. La gente sólo salía a la calle durante el gélido invierno en Minnesota para ver jugar al ídolo Kevin McHale.

Pero como no tienes memoria te quedas con la imagen actual del directivo embutido en un jersey de cuello alto, sentado en la primera fila del Target Center viendo cómo ganan los Timberwolves que él mismo ha construido.

Desmemoriado. McHale, con su juego tan poco ortodoxo, con los mil movimientos al poste que patentó, te enganchó al baloncesto.

[Kevin McHale, hasta ahora vicepresidente de operaciones del club, es el nuevo entrenador de Minnesota Timberwolves, uno de los equipos más jóvenes de la NBA, que ha comenzado la temporada todavía peor de lo que se esperaba].




Jugadores Artículo
Ficha de Kevin McHale Kevin McHale