Artículos

[24/08/2006] Japón 2006
El japonés es facile e divertente
Por Sergio Calvo @ultimatenba | @akaZerf

Primera entrega de las aventuras de UltimateNBA en Japón. Ha costado, pero ya tenemos entradas para ver a la Selección.

Sí amigos, ya estamos en Japón, concretamente en Hiroshima.
Tras llegar (un poco groguis) después del viaje (Barcelona - Paris - Tokyo - Osaka - Hiroshima) nos dimos una vuelta por el estadio, y pudimos hablar con algunos españoles.
Una de las características de los españoles es que lo sabemos todo. Y lo que no, nos lo inventamos.
Unos nos dijeron que no quedaban entradas para ningún dú} en Hiroshima. Otros que se compraban en un supermercado. Otros que no quedaban ni para Saitama. Y otros incluso conocían a un tal Jorge que vendía una entrada de cuartos por 200 euros.
Es-pA-ña!

Intentamos utilizar un poco el sentido común, y fuimos a las taquillas. Pero no, seria demasiado fácil para alguien que no sabe japonés poder comprar las entradas en las taquillas del estadio. Nos dieron un número de teléfono de una cadena de supermercados donde vendían las entradas. Los Family Mart.

Al día siguiente fuimos a un Family Mart. Fue una tarea ardua. Por un lado nosotros, y por el otro dos dependientes. Los japoneses no es que no sepan ingles. Es que saben tanto como nuestros abuelos. Y algunos incluso menos. No saben lo que significa NOW, MONEY, EXIT, ONE, TWO, THREE, ... NO SABEN ABSOLUTAMENTE NADA!!!

Después de un largo rato de hacer el ridículo por ambas partes, y de muchos incómodos, prolongados y resignados silencios, conseguimos que el dependiente seleccionara en la maquina dos entradas para el día 23. Solo quedaban de 8000 yens (5 yens = 6 pts). As?Eque nos gastamos 16.000 yens. El tema es que las entradas sirven para todo el día. Ahora me río yo de la noticia del MARCA: YA NO QUEDAN ENTRADAS PARA VER A ESPAÑA. Con dos cojones, si señor. No tiene nada que ver que los japoneses compren las entradas para ver a su equipo, la noticia es que no quedan entradas para ver a España. Viva el periodismo.

El caso es que ya teníamos entradas para Hiroshima, pero no para Saitama. Durante la mañana, por casualidad, encontramos un punto de información, y ahí nos dijeron que las entradas se compraban en las agencias de viaje JPB. Encontramos una (es complicadísimo encontrar nada, aun llevando un mapa) y, ole ole, pudimos comprar entradas para los cuartos de final del dú} 29 y para las semifinales, aunque no para la Finalísima.
En total, 28.000 yens las cuatro entradas. Esperemos que sean bien invertidos. Es-pa-ña!
Es-pa-ña!

PD: menos mal que Maite sabe un poco de japonés, porque el libro que tenemos (Aprende japonés en 10 días, de Sopena), es un timo.



Jugadores Artículo