Artículos

[20/04/2008] Análisis
Detroit Pistons: aspirantes a...
Por Carmelo Palacios López @ultimatenba

Cuatro años se van a cumplir desde el último anillo que ganaron los Pistons. Pocas cosas han cambiado desde entonces. ¿A qué son aspirantes este año?

Cuatro años se van a cumplir desde el último anillo que ganaron los Pistons. Pocas cosas han cambiado desde entonces. La siguiente temporada se deshicieron de algunas piezas importantes de banquillo - Mike James y Mehmet Okur , entre otros- y llegaron nuevamente a las finales, donde fueron derrotados en siete partidos por la perfecta maquinaria de los Spurs.

Larry Brown dejó el banquillo ese mismo año aquejado de problemas de salud. En su lugar llegó Flip Saunders, lo que pareció ser una apuesta por parte del presidente de operaciones de la plantilla, Joe Dumars , hacia un cambio en el estilo de juego del equipo. El mejor récord de su historia en Regular Season (64-18), mostrando un baloncesto más ofensivo, se estrelló con los Heat de Dwayne Wade, que finalmente se proclamarían campeones.

Aquel verano perdieron a Ben Wallace , contratado por los Bulls como agente libre, y se rompió el quinteto que más veces consecutivas (73) ha sido alineado en la historia de la liga. Después de la incorporación de Chris Webber en diciembre de 2006, consiguieron llegar sin muchos apuros a la final de Conferencia, donde el mejor Lebron James que se ha visto a día de hoy frenó su camino hacia la lucha por el anillo.

Este curso los Pistons se presentan como ese equipo que entra en todas las quinielas para luchar por el título, esa piedra en el camino que todos quieren evitar, el único conjunto que parece tener capacidad para frenar a los imparables Celtics; sin embargo, muy pocos son los que tienen auténtica fe en que puedan coronarse.

¿Hasta dónde llegarán? Éstas pueden ser algunas de las claves de su éxito o su fracaso. 

Su quinteto titular .

Promedia 31 años de edad: Chauncey Billups (31), Richard Hamilton (30), Tayshaun Prince (28), Rasheed Wallace (33) y Antonio McDyess (33). En principio parece que durante su temporada regular han dosificado esfuerzos y, cierto es, que fueron la primera franquicia en no tener dudas a la hora de reducir minutos a sus jugadores más importantes una vez conseguida su clasificación. Sin embargo, si no solucionan las primeras eliminatorias por la vía rápida, la postemporada puede que se les haga demasiado larga como para aspirar a algo importante. Por otro lado, la experiencia –sobre todo en este tipo de partidos- y el hecho de que se conocen a la perfección pueden jugar a su favor.

El banquillo .

Pensando en ello y en la realidad de los últimos años, Saunders y Dumars han trabajado para tener un banquillo más profundo. El juego del rookie Rodney Stuckey ha sido una gran sorpresa para los del Palace y, junto con el veteranísimo Lindsey Hunter (37) pueden dar descanso al backcourt titular. El primero puede ser una buena opción en ataque para esos momentos en los que el equipo sufre sus habituales cortacircuitos ofensivos. El segundo sigue siendo una garantía en defensa. Jason Maxiell es su sexto hombre por excelencia. Su capacidad en el rebote ofensivo, en la intimidación y su cada vez más habitual producción en la zona contraria puede que hagan de él una pieza clave para llegar lejos. Jarvis Hayes por polivalencia, Theo Ratliff por experiencia y Amir Jonson parece que se repartirán los pocos minutos que, por tradición, dejan los Pistons a sus suplentes en estos encuentros. Desde luego, el banquillo tiene mejor pinta que en años anteriores, pero Saunders, cuando la cosa se pone difícil, suele acabar condenándolos al ostracismo.

La defensa .

Lideran la liga en este apartado, permitiendo tan sólo 90,1 puntos a su rival. Lejos queda ya el cambio de mentalidad que parecía que se produciría con el cambio de entrenador. Si una cosa da miedo de este equipo ha sido y es el enorme poderío que muestran atrás. Mr. Big Shot, Sheed y Prince deben liderar este aspecto con la ayuda de Hunter y Maxiell. Sólo con este aspecto pueden cambiar el desenlace de un partido. En su contra, son el 17º equipo en producción ofensiva: 97,5. En años anteriores ya se ha visto que pueden estar muchos minutos sin anotar, y aun así suelen permanecer vivos.

El camino hacia el anillo.

La primera ronda no ha sido un problema para ellos en las últimas cuatro temporadas (tres 4-1 y un 4-0). Los Sixers de Miller deberían sufrir esta estadística. No obstante, la posible relajación que pueda haber ante un rival inferior, que no tiene nada que perder, que le ha ganado dos veces en temporada regular y que también es poderoso en defensa, puede que frene en seco sus aspiraciones. No parece probable, pero…

Si esto no sucede, quizás la segunda ronda se antoje más fácil que la primera. En Regular Season 2-2 con los Magic –que no entrando en los pronósticos, pueden destaparse- y 3-1 con los Raptors.

Todo parece abocado a una final de conferencia con los Celtics que, de producirse, promete ser interesantísima y disputadísima. El factor campo, su excelente campaña y el hambre de títulos juegan a favor de los verdes. Pero es posible que los del Auburn Hills aprovechen esa ansiedad para dar lo que, sin duda, sería un resultado “inesperado”.

Y, por último, si llegaran a la final, no hay que olvidar que han conseguido el segundo mejor record de la liga (59-23), por lo que contarían con el factor cancha. Eso, y que Detroit Pistons en una final son capaces de ganar a cualquiera. Que se lo pregunten a Phil Jackson .

El domingo comenzarán a resolver algunas de estas cuestiones.




Jugadores Artículo
Ficha de Chauncey Billups Chauncey Billups
Ficha de Antonio McDyess Antonio McDyess
Ficha de Theo Ratliff Theo Ratliff
Ficha de Lindsey Hunter Lindsey Hunter
Ficha de Rasheed Wallace Rasheed Wallace
Ficha de Tayshaun Prince Tayshaun Prince
Ficha de Jarvis Hayes Jarvis Hayes
Ficha de Richard Hamilton Richard Hamilton
Ficha de Amir Johnson Amir Johnson
Ficha de Jason Maxiell Jason Maxiell
Ficha de Rodney Stuckey Rodney Stuckey