Artículos

[07/07/2011] Perfil
De las orillas del Congo a la NBA (pasando por España)
Por Albert Molinari @ultimatenba | @AlbertMolinari

Tres africanos comparten parte de su historia y planes de futuro. Tienen espejos donde mirarse, ejemplos a seguir.

El actual cierre patronal retrasará le entrada de Bismack Biyombo a la NBA.
Su corta carrera y parte de su vida va ligada a la de Serge Ibaka y Christian Eyenga.

Los tres proceden del centro de África y, aunque todos se han bañado en las orillas del río Congo, no comparten el mismo pasaporte.

Serge Ibaka nació en la República del Congo, mientras que Christian Eyenga y Bismack Biyombo son hijos de la República Democrática del Congo (un país mucho más extenso, anteriormente denominado Zaire en tiempos de dictadura).

Dotados de un físico bestial y de una precocidad poco habitual, dejaron el Continente Negro a temprana edad. Los tres se curtieron en España, de donde obtuvieron el billete de ida a la NBA.

El más conocido es Serge Ibaka. Nacido el 18/09/89, lleva el baloncesto en los genes (padre y madre jugadores profesionales). Quedó huérfano de madre siendo muy joven, lo que le motivó a salir del país a buscarse las habichuelas. Llegó a España a finales de 2006 y su impacto fue tremendo. En sus primeros meses alternó  dos equipos por motivos de veracidad del  pasaporte – fueron el  DKV Joventut y CB Hospitalet-. La temporada siguiente lideró la LEB Oro en tapones siendo jugador del CB Hospitalet. Participó en el torneo Reebok Euro Camp (reúne a los mejores talentos jóvenes que juegan en Europa), de donde salió con el MVP bajo el brazo.

Tras tales exhibiciones era elegido por Seattle SuperSonics en el draft de 2008 en la posición 24. Pero es un chico con la cabeza muy bien amueblada y sabe escuchar consejos. Decidió que estaba “verde” para dar el salto y prefirió esperar. Debutó en la ACB de la mano del Ricoh Manresa y no defraudó a nadie (en la ciudad lo quieren con locura). Una muestra de su precocidad: se convirtió en el fichaje extranjero más joven en la historia de  la ACB. Un portento físico, especialista en mates y tapones (Air Congo lo llaman algunos). Sus 208 centímetros y 107 kilos conforman el cuerpo de un superdotado para el baloncesto.

En dos temporadas en Oklahoma City Thunder (la franquicia se mudó a esta ciudad des de Seattle en la temporada 2008/09). Sus recientes playoffs lo han colocado en la élite defensiva de la liga con sólo 21 años –ha terminado la fase regular como máximo taponador-.

Comprometido con su país, tiene en Dikembe Mutombo una de sus referencias, aunque sea del "otro Congo". El expívot es un icono en África y sus donaciones han ayudado (y ayudan) a los niños, y se ha encargado de la construcción de hospitales y escuelas. Serge siempre se acuerda de los suyos (tiene 17 hermanos) y promueve acciones y organizaciones benéficas para devolver a su pueblo todo lo que recibe.

 

Christian Eyenga es el mayor del grupo (22/06/89).
Entró en nuestro país pocos meses antes que Ibaka y, casualmente, su equipos estaban separados por apenas 20 minutos en coche (incluso compartieron entrenamientos en las categorías inferiores de La Penya). Son íntimos amigos desde esa época. Sus inicios fueron en el CB Prat –dos años-. Recibió la alternativa con el DKV Joventut en la 2008/09 y no pasó inadvertido para los scoutings.
Cleveland Cavaliers, el equipo que por aquel entonces lideraba LeBron, lo escogió en la posición nº30 del draft de 2009. Al igual que Ibaka, prefirió no dar el salto de inmediato. En el  verano de 2010 compartió entrenamientos con The King, del que dijo “quedarse impresionado por su físico y por todo lo que mueve a su alrededor”.  En su primera temporada en la NBA sólo ha disputado 44 partidos –estuvo cedido a los Bayhawks de la D-League para curtirse-, pero ha sacado provecho de ellos con medias de 6.9 puntos y 2.8 rebotes en 22 minutos. La horrenda temporada de los Cavs ha permitido que tuviese minutos y cogiese confianza (hace pocas semanas la franquicia le renovó para una tercera temporada).

Con un salto vertical increíble, La Pantera voladora es un jugador potente y muy disciplinado. Defensivamente potente, limitado en ataque. Así se puede resumir su juego. El tiro es uno de sus puntos débiles, pero ha mejorado en los últimos meses. Deberá trabajarlo si quiere ser un escolta en la NBA (mide 1.96 m y pesa 95 kg), al igual que el bote, para poder asistir con mayor regularidad. Le gustaría parecerse a Luol Deng (Chicago Bulls) como jugador.

Otra curiosidad: Serge Ibaka (2008) y Christian Eyenga (2009) han ganado el concurso de mates de la Liga Española.

 

El último en llegar. Bismak Biyombo (28/08/92), el “peque” del terceto, jugará en los Charlotte Bobcats, equipo que tiene al mismísimo Michael Jordan como propietario.
Llegado desde Yemen con sólo 17 años, realizó pruebas en Vitoria antes de recalar definitivamente en el Fuenlabrada. Su etapa júnior fue fulgurante. Se han hablado maravillas de su paso por el CB Illescas (LEB plata) y de su superioridad física ante sus rivales. Coincidencias de la vida, debutó en ACB contra el DKV Joventut (equipo vinculado a Eyenga e Ibaka) el pasado 9 de enero. Centrado, trabajador, atento, listo. Con estos adjetivos lo definen algunos de sus exentrenadores. Posiblemente el mejor ofensivamente de los tres. Su tiro de 4 metros es una realidad (sin ser un prodigio) y sabe absorber esquemas de ataque. Lo curioso es que no es un chico “de la calle”. Su familia es de clase alta, por lo que no se ha tenido que buscar la vida por canchas perdidas.

Su progresión ha sido meteórica, quemando etapas sin saborearlas –sólo una veintena de partidos al máximo nivel-, al estilo Pau Gasol.

En el torneo Nike Hoop Summit, una oportunidad de oro para demostrar sus aptitudes, consiguió el primer triple-doble de la historia de dicho certamen: 12 puntos, 11 rebotes y 10 tapones. No había dudas sobre su elección en el draft, y así lo certificaron los Bobcats con su elección en la posición nº7 –vía traspaso de Sacramento Kings-. Pero hay un lunar en su corta carrera: la salida del Fuenlabrada tras ir al Nike Hoop Summit y no regresar a la disciplina del club madrileño han dejado un sabor agridulce en la afición. Está en vías de solventar el pago de la cláusula (1.000.000 de dólares).

Con sus escasos 2.04 de estatura (algunos le dan 2.06, pero no ha crecido desde su llegada a España) deberá luchar contra pívots mucho más altos y mucho más pesados. Su velocidad y su timming deben ser sus bazas para pararlos. La capacidad de los gimnasios norteamericanos para “pulir” el físico de los jugadores hará que veamos una versión bastante diferente de Bismarck dentro de un par de años (como pasó con Pau Gasol).

Se le compara con Ben Wallace aunque, evidentemente, él prefiere fijarse en Hakeem Olajuwon (del que tenía un poster en su habitación cuando era un crío).

Es la nueva hornada de jugadores africanos. Llegados del corazón del continente, bañados por el río Congo. Su entrada en la mejor liga del mundo será consecutiva (2009,2010,2011), y esperan poder estar muchos años en la tierra de las oportunidades. Hace un siglo sus antepasados eran llevados por los colonos a Estados Unidos. Ahora son ellos los que quieren conquistar el territorio.




Jugadores Artículo
Ficha de Serge Ibaka Serge Ibaka
Ficha de Christian Eyenga Christian Eyenga