Artículos

[23/05/2011] Perfil
Crónica de un viaje con retorno
Por Jose Luis Gracia @ultimatenba

Resumen de la carrera de Marc Gasol, uno de los triunfadores en estos Playoffs

No debe ser fácil contar con 16 años y tener que cambiar tu vida porque tu hermano mayor se va a convertir en una estrella del baloncesto.

Marc Gasol, un adolescente en aquel año 2001, el del desembarque de Pau en la mejor liga del Mundo, iba a cambiar Barcelona por Memphis con la impresión de que su vida daba un giro mayúsculo con final incierto.

Ya pertenecía a las categorías inferiores del F.C. Barcelona cuando emigró a la ciudad de Elvis, y una vez allí lo siguió jugando al baloncesto en el Laussane Collegiate Institute de Memphis, donde fueron testigos de que en aquel gran corpachón se escondía algo más que un montón de kilos (grasa) y centímetros.

Cuando empezaba en el Barça, muchos entrenadores destacaban la clase que atesoraba el mediano de los Gasol y la facilidad innata para la práctica del baloncesto; sólo hacía falta que él se lo creyera. Y lo hizo.

Llevó a su Instituto de Memphis a ser el mejor equipo de la región, destacando como gran estrella entre sus compañeros y promediando 27,5 puntos, 12,5 rebotes y 5,7 tapones por partido.

Pero él sabía que si seguía jugando en Memphis, no progresaría lo suficiente para llegar al nivel que pretendía, para llegar a ser un gran jugador.

Y tomó una difícil decisión, volver a Barcelona.

Debutar en la ACB no es fácil. Y menos en un club como el Barcelona, donde tienes por delante un amplio abanico de jugadores consagrados, internacionalmente conocidos.

Tampoco le ayudó ser hermano de quién es. Las comparaciones fueron constantes y generalmente dañinas, pero Marc no quería perder el tiempo en lamentaciones, quería seguir su camino, aunque tuviera que dar algún paso hacia atrás para coger más impulso.

Las pocas oportunidades y los métodos de Dusko Ivanovic hicieron el resto.


Pero todo cambió en el verano de 2006.

Mientras disfrutaba de sus vacaciones, fue llamado por el seleccionador Pepu Hernández para acudir a la concentración de la Selección Española ya que Fran Vázquez se había lesionado y necesitaban un hombre alto para completar los entrenamientos.

Llegó allí como invitado, con un rol totalmente secundario, simplemente para rellenar.

Pero Marc entendió que era la oportunidad de su vida. Se vació en los entrenamientos y puso en bandeja al entrenador la decisión de quién iba a ser el último pívot del equipo. Aquella intensidad y aquella altura no se podían desaprovechar.

El resultado final le dio la razón, campeones del mundo y con un papel destacado en la parte final del campeonato. El Akasvayu le esperaba.

En Girona, fue donde se pudo ver al verdadero Marc Gasol. Fue allí donde confirmó lo que había apuntado en el Mundial y donde encontró los minutos y la regularidad que Ivanovic le negó en el Barça.

Creció como jugador y sobre todo creció en confianza. Sabía que por condiciones físicas y por fundamentos del juego debía ser dominante y decidió serlo. Después de superar el record de Arvydas Sabonis en la ACB, siendo nominado como MVP en once jornadas de liga, fue nombrado mejor jugador de la ligar regular y formó parte del quinteto ideal de la ACB.

Tras dos años en Girona, estaba preparado para volver a cruzar el charco, pero esta vez sería para forjar su camino, no para acompañar a nadie.

En el deporte profesional hay que tener algo de suerte y Marc la tuvo.

 
El 1 de febrero de 2.008 sus derechos como jugador NBA que pertenecían a Los Angeles Lakers (nº 48 del Draft de 2007),  fueron traspasados a los Memphis Grizzlies en la operación que hizo llegar a su hermano mayor al equipo de Phil Jackson.

Su desembarco en la NBA era un hecho en la temporada 2008/2009.

Jugar en Memphis era una gran oportunidad para Marc.
El haber vivido en la ciudad durante años acompañado de su familia hizo que se sintiera como en casa y no iba a necesitar ningún tiempo de adaptación.

En el equipo, muchos ya lo conocían, los directivos, los empleados de la franquicia, etc., y era el grupo ideal para empezar su aventura americana.

Era conocido por la afición grizzly y el equipo estaba en plena reconstrucción tras la marcha de su estrella. Se abría un escenario donde poder jugar muchos minutos y aprovechar la experiencia que tenía de la ACB para intentar destacar.

Y así lo hizo de nuevo. En su primera temporada no sólo jugó muchos minutos (media hora por noche), sino que además lo hizo con un nivel lo suficientemente alto para ser seleccionado para jugar con el equipo rookie en el All-Star Weekend.

A partir de ese momento, el camino de Marc Gasol en Memphis y su protagonismo en el equipo, no ha hecho más que crecer.

Tras tres temporadas en los Grizzlies, se ha convertido en uno de los pilares del equipo sin discusión, hasta el punto de ser uno de los capitanes del equipo, dato significativo siendo europeo y llevando tan poco tiempo en la franquicia.

Pero es que desde el principio, el mediano de los Gasol ha disfrutado de un gran ascendente entre sus compañeros. Todos le respetan y le escuchan, es uno de los líderes del vestuario y sin duda es uno de los jugadores interiores de la liga que más proyección han mostrado en los últimos tiempos.

Faltaba lo más difícil, hacer que los Grizzlies dejaran atrás la dinámica perdedora que lastraba al equipo y que hacía que el FedEx Forum fuera uno de los estadios con menos afluencia de la NBA.

Rodeado de jugadores veteranos como Zach Randolph, Tony Allen o Shane Battier, esta temporada han conseguido entrar como octavos de la Conferencia Oeste y hacer historia en los Playoffs eliminando a San Antonio, -el equipo con mejor record de la conferencia en temporada regular- y forzando el séptimo partido contra los emergentes Oklahoma City Thunder.

Por fin el FedEx Forum ha podido disfrutar de una grada volcada con su equipo, y  ha sido testigo, tanto en primera ronda como en Semifinales de Conferencia, de la confirmación de Marc Gasol como uno de los mejores centers puros de la competición, jugando a mejor nivel incluso que en temporada regular y ejerciendo de auténtico líder en la cancha.

El viaje ha completado su última estación.

Considerado como uno de los agentes libres más cotizados de este verano, Marc se asegurará un importantísimo contrato ya sea renovando con Memphis -que tienen la posibilidad de igualar cualquier oferta-, o fichando por cualquier otro equipo que pretenda reforzar su juego interior.

Contrato que plasmará en cifras lo que ya es una realidad, que Marc Gasol ha entrado a formar parte, por derecho propio, de  la historia del baloncesto español.




Jugadores Artículo
Ficha de Marc Gasol Marc Gasol