Artículos

[02/08/2011] Historia
Cosecha de 1992: Excelente color pero de cuerpo inestable
Por Albert Molinari @ultimatenba | @AlbertMolinari

Con la reciente retirada de Shaquille O'Neal ya no quedan jugadores en activo de la promoción de 1992. El ‘Gran Aristóteles’ fue el nº 1 de aquel Draft y ha sido el último en caer.

Una  cosecha realmente buena.  Sólo hace falta mirar algunos de sus integrantes:

Shaquille O’Neal (1), Alonzo Mourning (2), Christian Laettner (3), Jim Jackson (4), LaPhonso Ellis (5), Tom Gugliotta (6), Robert Horry (11), Malik Sealy (14), Doug Christie (17), Latrell Sprewell (24), PJ Brown (29) o Matt Geiger (42). 

 
El quinteto ideal lo formaron exclusivamente hombres de corte interior (Shaquille, Zo, Ellis, Gugliotta y Laettner), dando una muestra del poderío que acababa de llegar a la NBA. Muchas –puede que demasiadas- esperanzas estaban depositadas en esa promoción. El verano mostró al mundo el Dream Team (único e irrepetible), y jugadores como Bird o Magic habían finalizado sus carreras. La NBA esperaba nuevas figuras, nuevos ídolos que llenar (parcialmente) esos vacíos. Por varios factores, es uno de los drafts más atípicos de la historia.

Numerosos episodios vividos por sus integrantes han quedado para el recuerdo.

 
TRAGEDIA
Al ver los nombres del draft,  viene uno en especial a la mente: Malik Sealy. El escolta de los Minnesota Timberwolves (también jugó en los Clippers y Pacers) fallecía en un trágico accidente de automóvil el 20 de mayo de 2000. Volvía de una fiesta dada por su buen amigo Kevin Garnett cuando una furgoneta invadió el carril contrario y chocó frontalmente con él. Su conductor iba completamente borracho. La NBA quedaba consternada y el resto de integrantes de los Wolves en estado de shock. Era la segunda muerte en pocos meses en accidente de tráfico tras Bobby Phills (Charlotte Hornets, 12 de enero de 2000).

Sealy fue un buen complemento anotador en sus 8 temporadas en la Liga, teniendo sus mejores momentos en los Los Angeles Clippers a mediados de los 90. Pero, sobre todo, era un buen ciudadano y amigo de sus amigos.

 

ENFERMEDAD
El imponente pívot de los Miami Heat, Alonzo Mourning, anunciaba en 2001 que padecía una enfermedad renal, causando su retirada parcial de las canchas. Volvió para jugar la 2001/02, pero tuvo que dejar nuevamente la práctica. En las siguientes tres campañas sólo disputó 49 partidos totales, teniendo que ser intervenido en 2003 para un trasplante de riñón. Era el segundo caso en la NBA tras Sean Elliot, de los San Antonio Spurs (operado en verano de 1999, jugó parte de la temporada 1999/00 y se retiró al final de la 2000/01). ‘Zo’ se recuperó, peleó contra todo y consiguió ser una pieza importante en la consecución del anillo con los Miami Heat en la temporada 2005/06 (al igual que Elliot, que ganó enfermo el campeonato con los Spurs en 1999).

 

AFFAIRE
Los triángulos amorosos son complicados de llevar. Si no, que se lo pregunten a Jimmy Jackson. En la temporada 1996/97, el escolta de los Dallas Mavericks (la tercera punta de la “Triple J” junto a Jason Kidd y Jamal Mashburn) sufrió en sus carnes el acoso mediático por verse involucrado en un affaire con la cantante Toni Braxton. Hasta ahí nada nuevo, salvo que Braxton era la supuesta pareja de Jason Kidd.

Las alarmas saltaron cuando la artista se presentó en Atlanta, en el hotel donde los Mavericks estaban concentrados la noche antes del partido contra los Hawks, y salió acompañada de Jackson… en lugar de Kidd.  El base les pidió explicaciones a ambos y el tema se fue de las manos. Terminó con el traspaso de Kidd a los Phoenix Suns y de Jackson a los New Jersey Nets.

Eso sí, Toni Braxton se quedó compuesta y sin pareja.

 

AGRESIÓN
Lo nunca visto –hasta el momento-. Puede que más de uno entienda a Latrell Sprewell, pero la acción que realizó el 1 de diciembre de 1997 le deparó consecuencias durísimas. Ese día, en el entrenamiento, el espectacular jugador agarraba por el cuello y zarandeaba a su entrenador por aquel entonces, PJ Carlesimo. No pasó de diez segundos, pero le costó una sanción para el resto de la temporada (68 partidos). Regresó a la actividad en enero de 1999, siendo traspasado a los New York Knicks. Su cabeza loca no sólo arruinó su carrera (a pesar de ser varias veces All-Star y finalista de la NBA en 1999), también su fortuna –en 2008 se declaró en bancarrota tras dilapidar 96 millones de dólares-.

 

LESIONES
Una auténtica epidemia. Casi ningún jugador de ese draft ha jugado los 82 partidos habituales durante dos temporadas en su carrera (muchos ninguna tras una década o más en activo). Un caso claro de esta lacra se hizo palpable en el cuerpo de Tom Gugliotta. El excelente alero (lo bautizaron como “el nuevo Bird”) iba lanzado al estrellato –posiblemente el mejor de la promoción tras Shaq y Mourning-. Pero nada más lejos de la realidad. Problemas de respiración y un sinfín de lesiones le dejaron disputar solamente 763 partidos de los 1034 partidos posibles. En sus últimos 8 años de carrera su media fue de 46 partidos.  La frustración se hizo evidente en este elegante jugador, con un talento innato tan grande como su fragilidad física.

Otros casos fueron los de LaPhonso Ellis (624 de 870 posibles) y Doug Christie (827 de 1198 posibles).

 

POLÍTICA
La nota de distinción. Adam Keefe, elegido en el puesto nº 10 por los Atlanta Hawks, disputó 9 temporadas en la NBA antes de irse a Europa (Girona y Estudiantes). Medias correctas (5 puntos y 4.1 rebotes), lo que llama realmente la atención es su licenciatura en Ciencias Políticas por la Universidad de Stanford. Allí destacó en puntos y, sobre todo, en rebotes, pero se aseguró un futuro más allá de las canchas. Tras los pasos de Bill Bradley o Kevin Johnson, podría convertirse en un político activo en no mucho tiempo.

 

ANILLOS
Su apellido está justo por debajo de un grupo de “verdes” (sólo un puñado de jugadores de los Boston Celtics han ganado 7 o más anillos en sus carreras). Robert Horry encarna mejor que nadie la frase estar en el lugar adecuado en el momento indicado.

7 anillos ganados con tres equipos diferentes. Esto es efectividad, sí señor. Encarnó la juventud descarada en los Houston Rockets de Hakeem Olajuwon y Clyde Drexler (1994-95), asumió el rol de sexto hombre fiable en los Ángeles Lakers de Shaquille O’Neal y Kobe Bryant (2000-01-02) y desempeñó el papel de veterano curtido en mil batallas en los San Antonio Spurs de Duncan, Ginóbili y Parker (2005-07). Varios lanzamientos clave (buzzer beaters incluidos) adornan su currículum, conseguidos en cada uno de los equipos que ha defendido. Un jugador muy profesional y especial, con un don para el acierto de cara el aro.

 
De todo un poco, con nombres que pasarán a la historia de la Liga o que a bien seguro quedarán en el recuerdo de miles de aficionados. Me alegro de haber podido disfrutar como espectador de cada uno de ellos.  




Jugadores Artículo
Ficha de Shaquille O'Neal Shaquille O'Neal
Ficha de Latrell Sprewell Latrell Sprewell
Ficha de PJ Brown PJ Brown
Ficha de Alonzo Mourning Alonzo Mourning
Ficha de Doug Christie Doug Christie
Ficha de Christian Laettner Christian Laettner
Ficha de Tom Gugliotta Tom Gugliotta
Ficha de LaPhonso Ellis LaPhonso Ellis
Ficha de Robert Horry Robert Horry
Ficha de Jim Jackson Jim Jackson
Ficha de Matt Geiger Matt Geiger
Ficha de Malik Sealy Malik Sealy