Artículos

[12/10/2008] WNBA
Candace Parker, ROY y MVP de la WNBA
Por Vicente Llamas @ultimatenba

Candace Parker ha logrado, en su primera temporada en la WNBA, los premios de mejor jugadora (MVP)y mejor debutante (ROY). Algo que en la NBA sólo han logrado dos jugadores.

El premio de ROY no era suficiente para Candace Parker: así lo han entendido los elegidos para votar por el mayor premio individual del año, el de jugadora más valiosa, MVP, que le han concedido unánimemente (45 votos de los 45 posibles).

Esta chica está llamada a hacer historia en esta competición, en el baloncesto femenino y en el baloncesto en general. De hecho tardó 40 minutos en ser historia de la WNBA con un debut de 34 puntos 12 rebotes y 8 asistencias, con 12 de 19 en tiros de campo y 2 de 2 en triples, en 38 minutos. También lo hizo siendo la segunda mujer en lograr un mate, y la primera en lograr repetirlo, justo al partido siguiente.

Ahora ha vuelto a hacer historia de la más seria siendo la primera mujer en conseguir el premio a la jugadora más valiosa en su año de debutante: MVP y ROY por tanto, por poner todas las siglas. Buscando un paralelismo con los chicos de la NBA, no se encuentra tal hazaña ni mirando el palmarés de Michael Jordan, Moses Malone, John Stockton, Dominique Wilkins, Shaquille O'Neil, Gary Payton, Allen Iverson, Kobe Bryant, LeBron James, Larry Bird, Kareem Abdul-Jabbar… ni en el de Magic Johnson siquiera (en el año de su debut logró ser MVP de las finales pero no de la temporada regular, premio que ganó precisamente Kareem). Ni yéndose más atrás en el tiempo encontramos en esa lista selecta a George Mikan, Bill Rusell, Rick Barry, Oscar Robertson, Bill Walton, Julius Erving … sino sólo a Wes Unseld y Wilt Chamberlain, allá por los sesenta.

La entrada de Candace Parker en el panorama del baloncesto del más alto nivel, viniendo de un doble título universitario, comienza con el número 1 del draft, sigue con el oro olímpico en Beijing, continúa con el liderazgo en las estadísticas de rebotes, con su primera final de conferencia, y acaba de momento con este doble premio. Como les gusta decir en Estados Unidos, “el cielo es su límite”. Está llamada a alcanzar las más altas cotas de este deporte, que tras solo una temporada, se van quedando reducidas al título de la WNBA, y a repetir títulos, premios, oros… en una carrera tan larga como ella quiera, para nuestro disfrute.




Jugadores Artículo