Artículos

[15/08/2010] Crónica
Bobbito, Kobe desafiando al Sol, MSG y KD
Por Sergio Calvo @ultimatenba | @akaZerf

Otra jornada plagada de estrellas en el Nike World Basketball Festival.Champagne en el Teatro Apollo, Rucker Park, Madison Square Garden y Harlem, los escenarios. New York es un gran decorado y el baloncesto es el protagonista.

Bobbito y Air Force One: Anatomy of an Urban Legend

Lo dejamos el otro día explicando, entre otras cosas, que vimos a Michael Jordan. Por la noche asistimos a la Premiere, en el Teatro Apollo, de Air Force One: Anatomy of an Urban Legend, un documental sobre la mítica zapatilla, la más vendida en todo el mundo. Hablaremos sobre ella dentro de unos días. Destacar que hemos podido hablar con Bobbito García, un torrente de energía y simpatía que se rió al hablarle de Antonio Gil, Sosé. "Antonio es de mi familia, ya viene dentro de dos semanas. Sé que eres amigo suyo porque has dicho 'Genial', y él siempre dice 'Genial'. Es Genial". Bobbito, un gurú de la cultura urbana y sneaker, es uno de los protagonistas del documental. Champagne y buffet libre de golosinas y palomitas, el sueño de cualquier niño, sea de la edad que sea.

Kobe y Francia en el Rucker Park

Al día siguiente madrugamos para ir al Rucker Park, que es ya como nuestra segunda casa. Juegan niños de diferentes edades, van haciendo partidillos cortos. Cada canasta es casi un gol, sobre todo cuando los que juegan son los más pequeños. Algunos son muy molones, uno que es una bala luce un mohawk... como su madre, que está en la grada. Eso es amor filial.

Aparece Kobe Bryant. Mientras nosotros nos asámos bajo el sol abrasador, él lleva una hoodie (chaqueta con capucha) de manga larga. Así que, entre la comitiva española (a los Ajero y Pablo se une Luis del Río, santanderino afincado en Miami que colabora con ESPN), no faltan los chascarrillos. "Déjale un jersey al hombre, que parece que tiene frío". "Préstale unos pantalones de pana".

Vista como vista, Kobe desprende un halo de elegancia diferente al de los tres (Carmelo Anthony, Dwyane Wade y Chris Paul) que visitaron el Rucker el día anterior. Será por su educación europea. O por sus 5 anillos (vimos una camiseta con esa inscripción, CINCO, pero mejor no llevarla por España, ya sabéis). O por ser el jugador más parecido a Michael Jordan que ha habido. Está muy atento con los niños, a los que aconseja en sus ejercicios, mostrándose cariñoso y muy cercano con ellos.

Al final responde a las preguntas de la organización, ante toda la prensa congregada alí. Cuando le preguntan por el mundial no tarda ni 5 segundos en hablar de España. "Es la gran favorita aunque no esté mi compañero Pau Gasol". Ya estamos deseando que llegue la cita de Turquía.

Luego llegan los franceses al Rucker, a realizar un entrenamiento. Físicamente son impresionantes. Gandísimos. Fortísimos. No es extraño que muchos jueguen, hayan jugado o vayan a jugar en la NBA, aunque son pocos los que tienen un papel destacado. Boris Diaw, Nicolas Batum, Nando De Colo, Ian Mahinmi, Alexis Ajinca, Mickael Gelabale, ... por ahí está también Ronny Turiaf, el diablo de Tazmania. Entrenan bien pese al calor. Ante Estados Unidos podremos medir sus posibilidades en Turquía.

 

Estados Unidos y China en el Madison Square Garden

Nos vamos al Madison Square Garden. Para comer elegimos (lo elige José Ajero) un lugar freak en honor a uno de los jugadores que nos da hechos los programas de 2de18: Stephon Marbury. El de Conney Island afirmó en su día que su restaurante favorito es Nathan's, enfrente del pabellón, y allí nos metimos a comer unos perritos, porque el sitio es una especie de McDonalds anclado en los 60. Va por tí, Starsbury!

Al Madison hemos ido a ver un partido de entrenamiento entre USA Basketball y China. El pabellón me sorprende negativamente. Ya sabemos que es multiusos, pero se respira poco baloncesto. Nada que ver, ni de cerca, con el Boston Garden. Las banderolas conmemorativas de triunfos (sólo dos, el último en 1973) son muy pequeñas, y lo mismo las de las camisetas retiradas: #10 Walt Frazier, #12 Dirk Barnett, #15 Earl Monroe, #15 Dick McGuire (el 15 está retirado dos veces, así que una banderola es azul y la otra blanca), #19 Willis Reed, #22 Dave DeBusschere, #24 Bill Bradley, #33 Patrick Ewing, #611 Red Holzman (entrenador, es el número de partidos que ganó con la franquicia).

El entrenamiento es muy intenso, lo cual está bien. Se juegan 4 cuartos y al inicio de cada uno de ellos el marcador se pone a cero. Vemos el partido en la linea de fondo.No están nada mal los asientos, ¿qué deben costar durante la temporada? Estados Unidos se lo toma muy en serio. En algunas jugadas el banquillo (técnicos y jugadores) pide presionar la salida del balón de los chinos. Gritan, animan, ... y cuando recuperan el balón aplauden. Saben que la defensa será clave. Pero también deberían saber que Ricky Rubio y José Manuel Calderón no son como los bases chinos. Ensayan alguna jugada más, como un saque de fondo a lo quarterback que recepciona Derrick Rose. Habrá que estar atentos.

Lo mejor de China, su equipción. Aunque consiguen ganar el último cuarto y se van con buen sabor de boca. Eric Gordon falla el último tiro quedando un segundo. En Turquía no será él quien se la juegue.

KD en Harlem presentando las Hyperfuse

Por la tarde volvemos a Harlem, al House of Hoops. Allí cientos de niños y mayores esperan la llegada de Kevin Durant, que llega para presentar las Nike Hyperfuse. Todo un acontecimiento la presencia del de Oklahoma City Thunder, que se muestra muy cómodo, tanto con la zapatilla como respondiendo a las preguntas del voluminoso presentador del acto y de los niños. Un tipo con talento dentro y fuera de la cancha, algo difícil de encontrar.

Por la tarde nos vamos a Times Square. Son unos pocos minutos en coche, pero es como cambiar, no de ciudad, sino de civilización.

Ya nos queda poco en la ciudad que nunca duerme, ahora que estábamos totalmente adaptados. Yo me quedo con Harlem. Keep it real. Genial.

Visita nuestro álbum fotográfico en Facebook

Síguenos en Twitter