Artículos

[29/12/2009] Opinión
12 deseos para el nuevo año
Por Pau Martorell @ultimatenba | @paumartorell

A punto de despedir un intensísimo año baloncestísticamente hablando, estos son nuestros 12 deseos para un 2010 que esperamos sea, cuanto menos, igual de apasionante que el 2009 al que ya decimos adiós.

Manda la tradición, que durante las campanadas que anuncian la llegada de un nuevo año, uno tiene que –aparte de engullir según pueda las correspondientes doce uvas-, pedir 12 deseos que se irán cumpliendo según vayan pasando los meses del año recién estrenado.

Con el paso de las semanas, se nos van olvidando los deseos pedidos en ese momento mágico, en el que todo parecía de color de rosa para el año todavía virgen.

Además, hay que reconocer que pocas veces, por no decir ninguna, se ha llegado a cumplir todo lo que se deseó. Si acaso uno, el que menos importancia tenía. Siempre pasa.

Por si acaso, y para evitar malos augurios, desde UltimateNBA también vamos a pedir nuestros 12 deseos para este próximo 2010, doce deseos que tienen que ver, como no podía ser de otra manera, con nuestra liga.

1er deseo) Que Greg Oden y Yao Ming se recuperen lo antes posible, y al 100%, de sus lesiones y que con la llegada de un nuevo año todas los percances físicos sufridos en los últimos tiempos queden como un mal recuerdo. Esta liga necesita pívots como el comer.

2º deseo) Que a Steve Nash todavía le quede magia en la chistera para seguir haciéndonos levantar de la silla, durante todos y cada uno de los partidos que juegue en 2010. Que su equipo sume más o menos triunfos es, a estas alturas de la vida, incluso secundario.

3er deseo) Que el baloncesto español siga teniendo un protagonismo tan grande en la mejor liga del mundo. Que Pau Gasol siga como hasta ahora, que Rudy Fernández reaparezca cuanto antes y encuentre su sitio en la rotación de McMillan, que Marc Gasol se confirme entre la élite de los centres, que Sergio Rodríguez sea feliz jugando en Sacramento y pueda conseguir un nuevo contrato y que José Manuel Calderón logre estabilizar la nave canadiense.

4º deseo) Que los maravillosos veteranos célticos sigan manteniendo al equipo más laureado de la historia entre la élite de la competición, quedando la enorme travesía por el desierto que duró 21 años en un triste y cada vez más lejano recuerdo. Piensa en verde.

5º deseo) Que Blake Griffin confirme todo lo bueno que de él se ha hablado y escrito antes de debutar en profesionales, que Brandon Jennings sea el jugador que nos mostró en el primer mes de competición, que James Harden tenga más minutos para desarrollar su exquisito juego y que Tyreke Evans sea considerado, desde ya, el nuevo líder de los Kings.

6º deseo) Que jugadores ya de vuelta como Allen Iverson o Tracy McGrady sepan capaces de reconocer que sus mejores días ya pasaron, y sepan seguir el ejemplo de hombres como Michael Finley, Gary Payton o Shaquille O’Neal, capaces de perder protagonismo en beneficio del equipo.

7º deseo) Que de una vez por todas se reconozca la labor de hombres como Jerry Sloan, Rick Adelman, Phil Jackson y Don Nelson, verdaderos gurús de nuestro deporte, que tienen que ver como otros jóvenes compañeros de profesión se llevan los halagos y los premios, sin haber conseguido ni una milésima parte de lo logrado por ellos.

8º deseo) Que el tan esperado verano de 2010 no quede en nada, y que todos los ríos de tinta vertidos acerca de los miles de movimientos posibles de grandes estrellas durante los próximos meses de estío, no queden en agua de borrajas.

9º deseo) Que los New York Knicks, con LeBron o sin LeBron, con Wade o sin Wade o con Bosh o sin Bosh, encuentren el camino y pongan al equipo de la capital del Mundo en el lugar donde corresponde a tal franquicia, tal afición, tal presupuesto y tal ciudad. Basta de años de transición y de temporadas ridículas.

10º deseo) Que David Stern se saque de la manga alguna fórmula para equilibrar ambas Conferencias en cuanto a nivel de juego, de resultados y de espectacularidad. La diferencia entre ambas es tal, que a día de hoy 13 de los 15 equipos del Oeste tienen mejor récord que el 7º clasificado de la parte Atlántica del país.

11º deseo) Que tome cuerpo la posibilidad de que Seattle pueda volver a contar con una franquicia NBA en un futuro no muy lejano. Que una ciudad como Seattle dijera adiós, de la manera que lo hizo, a una franquicia con tanta historia y solera como los SuperSonics, es algo que todavía duele a todos los aficionados a este deporte.

12º deseo) Que tú, habitual lector de UltimateNBA, te mantengas fiel a nosotros, no sólo durante el año 2010, sino por los siglos de los siglos. Feliz Navidad y próspero año nuevo.




Jugadores Artículo
Ficha de Allen Iverson Allen Iverson
Ficha de Pau Gasol Pau Gasol
Ficha de Tracy McGrady Tracy McGrady
Ficha de Steve Nash Steve Nash
Ficha de Jerry Sloan Jerry Sloan
Ficha de Yao Ming Yao Ming
Ficha de Phil Jackson Phil Jackson
Ficha de Don Nelson Don Nelson
Ficha de José Manuel Calderón José Manuel Calderón
Ficha de Sergio Rodríguez Sergio Rodríguez
Ficha de Rick Adelman Rick Adelman
Ficha de Greg Oden Greg Oden
Ficha de Rudy Fernández Rudy Fernández
Ficha de Marc Gasol Marc Gasol
Ficha de Blake Griffin Blake Griffin
Ficha de James Harden James Harden
Ficha de Tyreke Evans Tyreke Evans
Ficha de Brandon Jennings Brandon Jennings